HOMBRO DOLOROSO Y TRABAJO

HOMBRO DOLOROSO Y TRABAJO

El síndrome del hombro doloroso es una entidad multifactorial que aparece muy frecuente en la población trabajadora. Su etiología es variada y puede tener:

  • Causas periarticulares:

a.- Patología tendinosa: calcificaciones, tendinitis y roturas.
b.- Bursitis subacromial.

  • Causas articulares:

a.- Capsulitis adhesiva u hombro congelado.
b.- Artritis glenohumeral: infecciosas, cristalinas, inflamatorias.

  • Causas extrínsecas que están fuera del hombro:

a.- Patología cervical
b.- Dolor referido viscera
c.- Fibromialgia
d.- Otros

Factores de riesgo:

Los factores de riesgo que influyen en la aparición de esta patología pueden ser:

      1. Manejo de cargas pesadas, especialmente si es con los brazos en elevación.
      2. Mantener los brazos elevados por encima del nivel del hombro.
      3. Vibraciones
      4. Posturas forzadas
      5. Uso excesivo de PVD.
      6. Trabajos repetitivos con los MMSS.
      7. Factores individuales (problemas endocrinos como Diabetes Mellitus o problemas de tiroides).
      8. Edad
      9. Insatisfacción laboral
      10. Alta demanda laboral

Dolor de hombro postura

Diagnóstico Prevención y Tratamiento:

El diagnóstico inicial se realice a través del examen clínico con la realización de la historia clínico-laboral completa y la identificación de factores de riesgo. Además de la realización de exploraciones específicas como: Hawkins-Kennedy, Neer, arco de dolor, Jobe y rotación externa, etc. Si procede se podrá solicitar pruebas diagnósticas complementarias como la RMN o la ecografía.

Para prevenirlo se deben identificar los factores relacionados con la carga física, organización del trabajo, psicosociales e individuales, para determinar el riesgo de presentar hombro doloroso relacionado con el trabajo. Se debe promover que el trabajador realice pausas activas diariamente.

Empresas de algunos países ya están implantando pausas de ocio, para realizar gimnasia laboral, dentro de programas de bienestar laboral habilitando salas como centros fitness, para realizar estiramientos (stretching), baile, y ejercicios con virtuales instructores que dirigen los entrenamientos. Generalmente son empresas de actividades muy sedentarias en sus tareas.

El tratamiento en principio suele ser conservador (rehabilitación, analgésicos, etc.) a criterio del médico, pero en ocasiones requiere de cirugía. En general suele ser largo el periodo de rehabilitación.

 

Beneficios de la gimnasia laboral:

Los beneficios pueden ser múltiples tanto en la prevención de enfermedades derivadas de origen profesional, en la prevención de secuelas por estrés acumulado, mejorando las relaciones entre trabajadores y propiciando un ahorro económico en bajas laborales.

ejercicios prevención en el trabajo

 

1. Prevención de enfermedades de origen profesional

La gimnasia laboral puede prevenir enfermedades profesionales y accidentes de trabajo causadas por esfuerzos repetitivos o por una mala postura.

Se previenen enfermedades profesionales como tendinitis, hombro doloroso, etc.

2. Mejora del estrés acumulado

Para evitar rutinas laborales, con sus compromisos urgentes, plazos y acumulación de funciones que es una de las principales causas de estrés, podemos utilizar pausas para realizar estiramientos o ejercicios gimnásticos.

Se previenen patologías derivadas del estrés, como somatizaciones, hipertensión arterial, etc.

3. Incremento de las relaciones interpersonales entre trabajadores

Con la realización de gimnasia, se incrementan las relaciones entre compañeros, disminuyendo la timidez, aumentando la autoestima y fomentando un buen ambiente de trabajo.

4. Beneficios económicos empresariales

Si un empleado enferma por la falta de ergonomía en sus tareas, el costo de la incapacidad temporal es mucho más caro que invertir en ejercicios diarios de gimnasia laboral.

Entre todas las patologías que causan incapacidad temporal, actualmente hay diariamente un millón de bajas temporales y el valor de los bienes y servicios que se habrían dejado de producir y prestar por el algo más de un millón de trabajadores incapacitados temporalmente asciende a 70.741 millones, según la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo.

DECÁLOGO DE SEGURIDAD Y SALUD DE EMESA PREVENCIÓN

DECÁLOGO DE SEGURIDAD Y SALUD DE EMESA PREVENCIÓN

Siguiendo los consejos que ha establecido la Organización Mundial de la Salud, en la 9ª Conferencia de Promoción de la Salud, con la meta de Promover la salud capacitando y formando a las personas, las comunidades y las sociedades, entre cuyo tejido productivo se encuentran las empresas hay que dotarlas de medios para que se ocupen de la salud y la calidad de vida de sus trabajadores.

La promoción de la salud forma parte de los objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y por ello la OMS se fija los objetivos siguientes:

 

Objetivos

  1. Orientar a los Estados Miembros sobre cómo incorporar la promoción de la salud en las respuestas nacionales a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y acelerar los progresos hacia las metas de los ODS.
  2. Intercambiar experiencias nacionales para:
  1. reforzar la buena gobernanza en pro de la salud a través de la actuación intersectorial;
  2. ampliar y fortalecer la movilización social; y
  3. fomentar los conocimientos sobre salud.

3. Poner de relieve la función cambiante del sector de la salud como principal adalid de la promoción de la salud.

4. Poner de relieve la función que desempeñan las ciudades –y los dirigentes municipales, en particular los alcaldes– en la promoción de la salud (con la creación de la iniciativa «Ciudades Saludables»), en el contexto de una población mundial cada vez más urbanizada

Por ello EMESA Prevención quiere colaborar difundiendo este decálogo y en especial entre los trabajadores de las empresas clientes para fomentar una vida saludable actuando sobre las tres esferas: física, mental y sociolaboral.

Decálogo  

Evita el Sedentarismo. Es suficiente andar todos los días un mínimo de treinta minutos. Practicar ejercicio acorde con la edad.

Evita la obesidad. Solo se logra de forma eficaz, influyendo en la balanza “gasto/aporte” de calorías. Si aportamos menos calorías de las que gastamos adelgazamos.

Ingiere dieta variada. Predominantemente fruta, verdura, lácteos semidesnatados, clara de huevo, pescados…. limita las carnes, grasas saturadas y trans, azucares y harinas refinadas.

En general adquiere hábitos cotidianos saludables. Erradica hábitos tóxicos: tabaco, alcohol y otras sustancias de abuso.

Realiza chequeos sanitarios aconsejados según sexo y edad y como mínimo los exámenes de salud laborales.

Socializa, cultiva amistades de forma directa, los contactos virtuales mail, wasap, redes sociales e incluso telefónicos son para grandes distancias.

Busca el equilibrio mental mediante técnicas de relajación que modulen y controlen estrés y ansiedad.

Dispón y organiza tu ocio. Prepara un calendario para realizar todo aquello que siempre has querido hacer y que se sale de la rutina diaria.

Utiliza bien las posibilidades que te ofrecen las nuevas tecnologías, sin caer en su dependencia. Rebaja horas de ordenador y móvil.

Sigue las normas preventivas de Seguridad y Salud, al realizar las tareas de tu puesto de trabajo, evitando riesgos inútiles especialmente los que impliquen a terceros.

DECALOGO DE LA DIABETES Y EL TRABAJO

DECALOGO DE LA DIABETES Y EL TRABAJO

Los trabajadores diabéticos no tienen porqué no poder desarrollar todo tipo de trabajo, siempre que conozcan su condición de diabéticos y que estén bien controlados.

Desde EMESA PREVENCIÓN queremos establecer unas consideraciones:

1. Los trabajadores diabéticos deben ser comunicados al área Vigilancia de la Salud.

2. Además de la analítica que periódicamente se realiza en los exámenes de salud asignados a su empresa, deberá facilitar a los profesionales sanitarios del área de Vigilancia de la Salud, los controles realizados por el Servicio Público de Salud, asi como las pertinentes recomendaciones de su especialista.

3. Siempre debe comunicar si ha tenido alguna crisis de hiper/hipoglucemia, para revisar su grado de aptitud, referente a los riesgos que tiene en su puesto de trabajo.

4. Si pasa por periodos de descontrol glucémico, debe evitar ciertos riesgos, como trabajos en altura, trabajos en espacios confinados, conducción de vehículos, trabajos en solitario u otros trabajos con riesgos especiales que suponga un peligro para sí mismo o para terceros.

5. Desde nuestra área de Vigilancia de la Salud, se regulará las condiciones de trabajo para que pueda controlarse el azúcar, para que pueda suministrarse la medicación, para que pueda ingerir alimentos regularmente, etc.

6. En casos excepcionales el uso de EPIS, pueden favorecer la aparición de lesiones cutáneas, sobre las que se debe ejercer un especial cuidado, sobre todo en lo que respecta a los zapatos de seguridad, pero también en el uso de arnés, pero que NUNCA, NUNCA será motivo de excusa para no utilizar dichos EPIS, si el riesgo para el que están indicados, están presentes en la actividad laboral a desarrollar.

7. Se precisa extremar la higiene corporal y de la ropa de trabajo, evitando en todo momento condiciones que acumulen suciedad sin posibilidad de limpieza o instalar humedad en contacto con la piel, que favorezcan que esta se macere o se favorezca el desarrollo de hongos.

8. Es recomendable que participe en las campañas de vacunación antigripal, antitetánica, etc.

9. Participar en los exámenes de salud periódicos de su empresa, puede ser un punto de diagnóstico inicial, ya que no sería el primer caso, que se descubre una diabetes o una prediabetes, en ellos.

10. Asume tu responsabilidad en tu SEGURIDAD (adopta las medidas preventivas implantadas en tu empresa) y tu SALUD (cuídate, elimina hábitos perjudiciales y adquiere costumbres saludables).

 

diabéticos

Día mundial de la diabetes

Día mundial de la diabetes

El 14 de noviembre se celebra el día Mundial de la diabetes, desde EMESA PREVENCIÓN nos adherimos a esta campaña, con objeto de difundirla para mejorar la salud de nuestros trabajadores asociados.

diabetes

Todos somos conocedores de que uno de los problemas que más se está dando en nuestra sociedad es la incidencia del sobrepeso en grandes grupos de población y que como consecuencia se va a producir un incremento en la hipertensión y en la diabetes tipo II.

La diabetes es una enfermedad que está aumentando su frecuencia en la población mundial, por dos factores fundamentalmente:

  • Porque los avances médicos esta permitiendo una menor repercusión en la esfera de salud de los pacientes con este trastorno endocrino y por tanto sus niveles de fertilidad y ausencia de complicaciones, se aproxima a los de la población general.
  • Por otro que esa tendencia a la obesidad actual desencadena la diabetes tipo II en un mayor número personas.

Al paciente diabético uno de los primeros conceptos que se le debe inculcar es el que se debe proporcional el mismo, los autocuidados necesarios para que siempre estén controlados su niveles de azúcar, ya que son perjudiciales los extremos tanto por arriba con las hiperglucemias, como por abajo con las hipoglucemias; de hecho se ha visto que las grandes oscilaciones en los niveles sanguíneos de glucosa son uno de los determinantes de desarrollar las complicaciones de la diabetes como la retinopatía que puede conducir a la ceguera, la neuropatía (por afectación de los nervios), la nefropatía, con posibilidad de originar insuficiencia renal y las vasculopatías es las que se lesionan los vasos sanguíneos y que a partir de ellos se pueden producir otras muchas complicaciones.

La diabetes es un conjunto de enfermedades que comparten una característica común: los altos niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Afecta a millones de personas en todo el mundo y no tiene cura, por eso es esencial saber qué es, por qué se produce, cuáles son los tratamientos más convenientes y los mecanismos de control o prevención.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que se encarga del metabolismo del azúcar de la sangre (la glucosa), para que sea utilizada por las células, como fuente de energía.

 

Clasificación de la diabetes

La Prediabetes, en la que se van detectando un mayor índice de glucosa en la sangre, pero insuficiente para ser considerado diabético.

Podemos distinguir tres grandes grupos de diabetes:

  1. Diabetes tipo I, cuando el páncreas no produce insulina o la producción es mínima (pacientes insulinodependientes).
  2. Diabetes tipo II si la insulina que se produce no es capaz de procesar la glucosa adecuadamente (resistencia a la insulina) y que precisa el uso de antidiabéticos orales.
  3. Diabetes gestacional, porque las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina;

 

Síntomas

  • Orinar con frecuencia. (Poliuria)
  • Hambre inusual. (Polifagia)
  • Sed excesiva. (Polidipsia)
  • Adelgazamiento.
  • Debilidad y cansancio.
  • Infecciones frecuentes.
  • Problemas visuales.
  • Heridas y rasguños que no se curan, o que se curan muy lentamente.
  • Picor o entumecimiento en las manos o los pies.

 

Prevención

prevención de diabetes

Al no tener cura, la diabetes solo se puede controlar manteniendo la glucosa en la sangre dentro de los niveles normales.

Cambiar el estilo de vida y los hábitos alimentarios son las principales medidas para prevenir las complicaciones de la diabetes.

 

Consejos para una buena salud del diabético

  • Cuídate en tu actividad cotidiana, no dejes que el sobrepeso y la obesidad haga mella en ti, acostúmbrate a que tu ingesta calórica sea siempre equiparable al gasto. Evita las bebidas alcohólicas, la ingesta de azúcares refinados, grasas “trans”. Reparte tus comidas cada 3 o 4 horas para evitar una hipoglucemia y como disminuyes su cantidad en cada ingesta también previenes la hiperglucemia
  • Hacer ejercicio suave, aeróbico y de forma frecuente. Lo ideal es hacerlo todos los días, al menos durante 30 minutos. El ejercicio también influye en los niveles de insulina que produce el cuerpo.
  • Llevar bien controlada la diabetes, ya que una diabetes mal controlada es fuente de múltiples y graves complicaciones (al revés de la bien cuidada, que te permite una vida prácticamente normal). Haz tu propio análisis en casa antes y dos horas después de las comidas. La medición de la glucosa en la sangre es una de las mejores herramientas para mantener la diabetes a controlada. Y tampoco olvides someterte a controles analíticos periódicos a través de tu MAP
  • Hay dos zonas diana en las que el diabético debe prestar especial atención:
    • Examinar regularmente las piernas y pies, y consulta con el médico si notas cualquier alteración en la coloración de la piel, si surgen ampollas, grietas o heridas que tardan en cicatrizar.
    • Estate más pendiente de tu higiene bucal, con el adecuado cepillado: después de cada una de las comidas y con un cepillo de cerda natural, de manera que no sea agresivo sobre tus encías y no debes olvidar el hilo dental. La periodicidad de la revisión por tu odontólogo se tiene que reducir a la mitad de lo que se recomienda al resto de pacientes, es decir semestral y siempre y cuando no haya una problemática específica (sangrado, movilidad dental, llagas y úlceras, etc.)

 

COMPLICACIONES de la diabetes

complicaciones de la diabetes

  • Problemas cardiovasculares, sobre todo si además existe tabaquismo, hipertensión arterial o hiperlipemia (exceso de grasa en sangre).
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Neuropatía diabética: es la más frecuente.
  • Retinopatía diabética: puede llevar a la ceguera irreversible.
  • Los pacientes diabéticos deben saber que tienen una mayor predisposición a contraer infecciones (del tracto urinario, la piel, los tejidos blandos…) y que el riesgo de enfermedad periodontal, es decir, la que afecta a los tejidos que sostienen los dientes, aumenta con la diabetes.

 

Enfermedad periodontal y diabetes

Enfermedad periodontal y diabetes

El riesgo de enfermedad periodontal, es decir, la que afecta a los tejidos que sostienen los dientes, aumenta con la diabetes.

Desde EMESA PREVENCIÓN, queremos alertar de las complicaciones que pueden aparecer cuando se junta el binomio de enfermedades bucales y diabetes.

No por su gravedad, pero si por su incidencia en la población, informamos de la repercusión que la diabetes puede tener en las patologías de la boca. Las personas con diabetes pueden sufrir periodontitis, problemas en los dientes y encías, incluso con pérdida ósea, debido a la alta concentración de azúcar en la saliva, lo que facilita el crecimiento de bacterias en la boca.

Alerta de la enfermedad periodontal

Debes consultar inmediatamente con el dentista si presentas alguno de estos síntomas:

  • Encías rojas e inflamadas
  • Encías sangrantes
  • Dientes que se mueven
  • Pérdida de los dientes o sensibilidad en ellos
  • Mal aliento

Prevención de las enfermedades periodontales

Queremos exponer estos consejos básicos para conservar la salud de los dientes.

  • Revise sus dientes y encías 2 veces al año e informe a su odontólogo de su diabetes y cómo mantener una buena salud bucal y pregunte qué cuidados debe seguir.
  • Mantenga controlado el nivel de azúcar en la sangre.
  • Cepille los dientes después de comer. Cepille de arriba hacia abajo y viceversa.
  • Si utiliza dentadura o puentes móviles, manténgalos limpios.

 

Complicaciones al asociar diabetes y patologías de la boca

Como es bien sabido por todos, la boca, es un potencial foco de problemas, y si asociamos diabetes se incrementa la predisposición a desarrollar con mayor facilidad ciertas patologías, como:

  • La llamada enfermedad periodontal, en las que aparece una infección e inflamación de las encías (gingivitis), que si progresa llega a producir afectación del propio diente (periodontitis). Los síntomas van progresando de la inflamación de encías y sangrado fácil al cepillado, hay una tendencia a la retracción, dolor, formación de flemones, movilidad dental y caída de los dientes.
  • Además de una mayor predisposición a la infección bacteriana, también se produce una colonización por hongos como la candidiasis u otra micosis…, aparición de herpes labiales, etc., que son infecciones oportunistas que aparecen cuando hay bajada de defensas o el terreno está abonado para su desarrollo. Igualmente pasa en la aparición de las aftas.
  • Aparición de trastornos tróficos múltiples, es decir de la integridad de las estructuras presentes en la boca, como glositis (problemas en la lengua, con alteración en las papilas, alteraciones dolorosas en ella, etc.), sequedad de boca, alteraciones en el gusto, problemas de glándulas salivares, mayor predisposición a caries (más propensos por ejemplo a las caries de cuello), etc.

 

Aparte de esta mayor presencia de patologías bucales, también hay una mayor problemática cuando se requiera iniciar un tratamiento odontológico, ya que el diabético es un tipo de paciente en el que las infecciones son más frecuentes y la cicatrización se suele producir peor, lo que acarrea que se requieran profilaxis antibióticas para antes y después de los tratamientos y que se precise un seguimiento más estrecho de las curas para evitar complicaciones.

El ICTUS

El ICTUS

El ICTUS como primera causa de discapacidad adquirida del adulto

El 29 de octubre celebramos el Día Mundial del Ictus.

Desde EMESA PREVENCIÓN queremos sumarnos a esta iniciativa, ya que el Ictus es la segunda causa de mortalidad en España, la primera en mujeres. Si se sobrevive, se deteriora notablemente la calidad de vida de la persona hasta el punto de ser la segunda causa de demencia, por detrás del Alzheimer.

En nuestro cometido de difundir la promoción de la salud y con objeto de sensibilizar del problema, porque existe un profundo desconocimiento entre la población del porqué se produce y de que podemos hacer para prevenirlo, comentamos lo siguiente:

Tipos de Ictus

Los accidentes cerebrovasculares pueden ser de dos tipos:

  • Hemorrágicos
  • Isquémicos

¿Cuáles son los síntomas del Ictus?

Los principales factores de riesgo son

  • la hipertensión
  • el colesterol alto
  • la obesidad
  • la diabetes
  • el sedentarismo
  • la fibrilación auricular (arritmias)

 ¿Cómo prevenirlo?

Todos estos parámetros se controlan en los exámenes de salud que se realizan en los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, como parte de la vigilancia de la salud individual. Pero sólo se realizan los chequeos entre un 30 al 50% de los trabajadores, ya que en la mayoría de los trabajos son voluntarios y pueden renunciar a ello.

La aparición súbita de un episodio de ictus no solo interesa al individuo, puede afectar también a terceras personas que rodean al trabajador, por ejemplo en el caso de conductores, manejo de maquinaria o de sustancias peligrosas, etc.

Es por ello, por lo que debe responsabilizarse de su salud cada trabajador y preocuparse de adquirir hábitos saludables (comer bien, no engordar, no fumar, hacer ejercicio, etc.) y en el caso de encontrarse con resultados anómalos en el chequeo médico anual que las empresas ponen a disposición de cada trabajador, hacer caso de las recomendaciones que le ponen en los informes.

La Medicina del Trabajo que se práctica a los trabajadores, supone el mayor screening de salud que podemos realizar, por ello el manejo de los resultados obtenidos debe dar lugar a estudios epidemiológicos que nos sirvan para prevenir enfermedades que acaban en discapacidades graves.

Posteriormente el seguimiento, tratamiento y control de las anomalías detectadas, corresponden al médico de atención primaria.