ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR EL TELETRABAJO

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR EL TELETRABAJO

Tras las medidas implementadas relacionadas con la crisis sanitaria del COVID-19, algunas empresas están afrontando por primera vez el teletrabajo para garantizar la continuidad de la actividad empresarial.

Desde EMESA PREVENCIÓN, queremos difundir entre nuestras empresas clientes y grupos de interés algunas recomendaciones, desde la perspectiva de seguridad, ergonómica y psicosocial, para afrontar el teletrabajo con éxito.

  1. Mantener una buena higiene del sueño

Dormir poco tiene consecuencias sobre el estado diurno que repercute en nuestro grado de concentración y atención, limitando la capacidad cognitiva, por lo que el descanso nocturno es fundamental.

  1. Higiene personal

No es recomendable levantarse de la cama y sentarse directamente a trabajar, es importante el distanciamiento psicológico entre lo laboral y lo doméstico. Darse una ducha y utilizar “ropa de trabajo” ayudará a establecer una rutina de trabajo.

  1. Desayunar

La primera comida del día aporta la energía necesaria para comenzar la jornada con vitalidad, además de favorecer el rendimiento físico e intelectual, la concentración y la memoria.

  1. Elegir y delimitar un espacio de trabajo

Este espacio debe estar ordenado, limpio, con buena iluminación y temperatura. No dejar cables u otros objetos en zonas de paso que puedan ocasionar un accidente y colocar el equipo de trabajo (ordenador) en una superficie estable.

  1. Fijar objetivos, tareas y un horario de trabajo

Es importante planificar el trabajo de cada día, de otro modo, será muy fácil perder el tiempo y realizar jornadas de trabajo eternas sin eficacia.

  1. Utilizar, si es posible, un mobiliario ergonómico (mesa de trabajo, silla…) y mantener una postura adecuada para reducir la fatiga

La mayoría de los trabajadores dispondrán de un ordenador portátil. Para usarlo durante largos periodos de tiempo, lo ideal sería acoplar un teclado estándar, un monitor y un ratón. Si esto no es posible, se recomienda colocar el portátil en el escritorio/superficie de trabajo de forma que se pueda ver la pantalla sin doblar el cuello (para ello se puede utilizar un soporte estable, como por ejemplo libros).

Si es posible utilizar un teclado y un ratón separados, se debe colocar el teclado asegurando una curva de 90 grados con el codo y las muñecas deben mantenerse rectas cuando las manos estén sobre el teclado.

 

postura mesa

 

  1. Realizar pausas que ayuden a retomar la concentración: es recomendable ventilar la zona de trabajo y si hay posibilidad, ponerse un poco al sol y realizar algún tipo de estiramiento (si se tienen molestias de espalda, se recomienda consultar a su médico o fisioterapeuta antes de realizar ejercicios por su cuenta). Estas pausas no deben implicar trabajo doméstico.

estiramientos

 

  1. Evitar distracciones: es importante mantener el teléfono personal alejado, evitar las redes sociales y trabajar con la televisión apagada.
  1. Mantener contacto con el equipo: organizar reuniones diarias o semanales a través de las diferentes opciones telemáticas disponibles, garantizando así la cohesión del equipo.
  1. Al terminar, es importante recoger el puesto de trabajo (ordenador, documentación, etc.) y así dar por finalizada la jornada de trabajo.

 

OTRAS RECOMENDACIONES:

  • Mantener una dieta equilibrada y saludable: se recomienda una dieta basada fundamentalmente en el patrón de dieta mediterránea, en la que priman sobre todo: frutas, verduras, hortalizas, pescados (especialmente pescado azul), legumbres, frutos secos y el aceite de oliva.
  • Hay que evitar usar estrategias de afrontamiento poco útiles como el tabaco, el alcohol u otras drogas.

 

dieta saludable

IMAGEN: https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate/translations/spanish/

 

  • Realizar ejercicio: el ejercicio relaja, distensiona y disminuye el estrés. Se pueden realizar en casa algunos ejercicios sencillos como sentadillas, estiramientos, subir y bajar escaleras o tablas de ejercicios dirigidos online. Cualquier actividad física es válida siempre y cuando se adecúen a las características físicas de cada persona, teniendo en cuenta la edad y condición física.
  • Limitar el uso de la tecnología (televisión, teléfonos móviles…) y fomentar actividades físicas o manuales.
  • No sobreinformarse respecto a la situación mundial actual y evitar las especulaciones y “fake news”.
  • Además de protegerte, apoya a quienes lo necesitan. El distanciamiento social no es distanciamiento emocional.

 

TELETRABAJO CON NIÑOS

teletrabajo con niños

 

  • Es importante explicar a los niños que la situación de aislamiento es por precaución y dejar claro que no son vacaciones ni para los niños ni para los padres.
  • Establecer un “código de trabajo” (por ejemplo para reuniones), que deje claro cuándo se está ocupado y no se permiten interrupciones.
  • La rutina reduce la incertidumbre, por lo que se recomienda establecer un horario de manera creativa, donde se reflejen las actividades educativas diarias y otras tareas domésticas. Utilizar siempre refuerzos positivos frente a las tareas.
  • Restringir el acceso a dispositivos móviles, tablets, videojuegos, etc. estableciendo horarios.
  • Realizar actividades físicas y creativas.
  • Ayudar a los niños a encontrar formas positivas de afrontar sentimientos, como el miedo o la tristeza. Durante momentos de crisis y estrés, es común que los niños busquen más apego y sean más exigentes con los padres.
  • Limitar el acceso a la información, sobre todo con la televisión. Es importante filtrar qué información se les dice y cómo.
  • Es recomendable utilizar diferentes recursos, como videollamadas, para que puedan mantener el contacto con otros familiares o amigos. Lo ideal es que sea aproximadamente a la misma hora los días establecidos.

 

LA SEGURIDAD Y SALUD ES LO PRIMERO, TAMBIÉN EN CASA

 

 

Referencias:

Daniela Campos – Jefe Técnica de Riesgo Psicosocial. Asociación Chilena de Seguridad (Chile). Consideraciones psicológicas del home office

CORONAVIRUS: ¿CÓMO GESTIONAR LOS RESIDUOS?

CORONAVIRUS: ¿CÓMO GESTIONAR LOS RESIDUOS?

Desde EMESA PREVENCIÓN, queremos difundir entre nuestras empresas clientes las instrucciones establecidas sobre la gestión de residuos ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, mediante la ORDEN SND/271/2020 (B.O.E. 79 del 22/03/2020).

Esta orden establece las instrucciones sobre gestión de residuos procedentes de domicilios, así como de los residuos procedentes de hospitales, ambulancias, centros de salud, laboratorios y establecimientos similares en contacto con COVID-19.

Asimismo, la orden recoge en su anexo las recomendaciones que se detallan a continuación:

  1. MANEJO DOMICILIARIO DE LOS RESIDUOS EN HOGARES CON POSITIVOS O EN CUARENTENA POR COVID-19:
  • Los residuos del paciente, incluido el material desechable utilizado por la persona enferma (guantes, pañuelos, mascarillas), se han de eliminar en una bolsa de plástico (bolsa 1) en un cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura, sin realizar ninguna separación para el reciclaje.
  • La bolsa de plástico (bolsa 1) debe cerrarse adecuadamente e introducirse en una segunda bolsa de basura (bolsa 2), al lado de la salida de la habitación, donde además se depositarán los guantes y mascarilla utilizados por el cuidador, y se cerrará adecuadamente antes de salir de la habitación.
  • La bolsa 2, con los residuos anteriores, se depositará con el resto de los residuos domésticos en la bolsa de basura (bolsa 3) correspondiente al cubo de fracción resto.(gris)
  • Inmediatamente después se realizará una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.
  • La bolsa 3 cerrada adecuadamente se depositará exclusivamente en el contenedor de fracción resto (o en cualquier otro sistema de recogida de fracción resto establecido en la entidad local).
  • En poblaciones con sistemas de separación húmedo-seco o similar, la bolsa 2 se deberá depositar en la fracción que indique la entidad local.

Residuos domesticos covid-19

  1. MANEJO DOMICILIARIO DE LOS RESIDUOS EN HOGARES SIN POSITIVOS O CUARENTENA:
  • La separación de los residuos se realizará como viene haciéndose habitualmente, tratando de maximizar dicha separación al objeto de reducir la fracción resto generada. Las fracciones separadas solo se depositarán en los contenedores correspondientes.
  • Los guantes de látex o nitrilo empleados para otros usos no deben depositarse en el contenedor de envases ligeros (amarillo), sino en el de resto (gris).

OTRAS CONSIDERACIONES GENERALES ESTABLECIDAS EN LA ORDEN:

Se indica que queda terminantemente prohibido depositar las bolsas con residuos de hogares con positivos por COVID-19 o en cuarentena en los contenedores de recogida separada (envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno o en la vía pública.

  • Se podrán establecer recogidas diferenciadas de los residuos (bolsas) procedentes de centros/lugares donde se dé un elevado nivel de afectados por COVID-19 (residencias, hoteles hospitalizados, etc.) mientras dure la crisis sanitaria, dado el elevado nivel de generación de residuos asociados. Estas bolsas se identificarán externamente (por ejemplo, mediante cinta aislante o similar) y se depositarán conforme a lo que establezcan las autoridades responsables de la recogida de residuos.
Pautas de actuación en las obras – COVID-19

Pautas de actuación en las obras – COVID-19

PAUTAS DE ACTUACIÓN DE LA DIRECCIÓN FACULTATIVA DE LAS OBRAS EN CURSO DE EJECUCIÓN ANTE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA SANITARIA CREADA POR EL COVID-19

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE), ha elaborado unas normas de actuación, en tanto no se desarrollen otras oficiales, por las autoridades competentes.

Hay que manifestar que, dado la urgencia de tomar unas medidas básicas, estas pueden aumentarse, cambiarse, etc., según la evolución de las circunstancias.

Dichas normas suponen que el coordinador de seguridad y salud debe comprobar cuales son las medidas específicas tomadas frente al coronavirus en la obra y asegurarse que el contratista/s hacen cumplimiento de estas. Si fuera necesario, viene indicado incluso la realización de actas específicas al respecto, o incluso dejar constancia en el libro de incidencias si se detectará incumplimientos.

Esto implica que, en muchos de los casos, las empresas puedan solicitar anexos a los planes de seguridad y salud ya redactados donde se identifican las medidas a adoptar. (por ejemplo lo referente a comedores de obra, vestuarios, uso de herramienta compartida, etc.).

 

Recomendaciones de actuación:

1.- El arquitecto o arquitecto técnico que ostente la condición de coordinador en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra o asuma dichas funciones como parte de la dirección facultativa de la misma, en el ámbito de sus obligaciones a que se refiere el artículo 9 del RD 1627/1997, de 24 de octubre, solicitará al contratista y jefe de obra a fin de que en el ámbito de sus obligaciones le comuniquen las medidas de prevención de riesgos derivados del COVID-19 que se han adoptado, y si tales medidas a juicio de los mismos, y de los servicios de prevención propios o ajenos de la constructora, son suficientes para garantizar la salud de los trabajadores y personas que acudan a la obra.

2.- Se informará al constructor, al jefe de obra, y en su caso, a los recursos preventivos, el derecho que asiste a los trabajadores, previsto en el artículo 21.2 de la Ley 31/1995 de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, de interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo si consideran que dicha actividad entraña un riesgo grave para su vida o su salud.

3.- Deberá precisarse por el contratista, el jefe de obra o la persona designada por el contratista y los recursos preventivos si pueden desarrollarse con dichas garantías de salud la totalidad de la obra o determinadas actividades de la misma para preservar y garantizar las medidas y condiciones de salud de los trabajadores y personal que acuda a la obra.

4.- Las medidas y condiciones que necesariamente deben adoptarse para garantizar la salud de trabajadores y personal de la obra y evitar la propagación del virus han de ser las que vienen requeridas por los protocolos sanitarios oficiales y en concreto, las que señala la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad, sin perjuicio de las indicadas por las Autoridades Autonómicas y Locales o las desarrolladas por la propia contrata. En todo caso, y en particular, deberán acordarse:

a.- Garantizar la distancia de seguridad entre trabajadores de un metro.

b.- Evitar aglomeraciones o agrupaciones de los trabajadores, que supongan un contacto entre los mismos, tanto en la obra como en todas las dependencias e instalaciones de esta.

c.- Establecer los protocolos de protección de trabajadores y personal de la obra y también controles de medición de la temperatura a la entrada de la misma, pero sólo si lo recomendaran las autoridades sanitarias.

d.- En cuanto se constate el menor indicio de que algún trabajador o personal de la obra presente síntomas de la enfermedad, se seguirá rigurosamente el protocolo sanitario establecido. De confirmarse que alguna persona haya dado positivo en las pruebas de comprobación de la enfermedad, se paralizará inmediatamente la obra y se comunicará a todos los miembros de la dirección facultativa, así como a las subcontratas y autónomos que hayan podido estar en la obra durante los últimos 15 días. En este caso se actuará conforme a las normas generales que han dictado las autoridades sanitarias en casos de positivos detectados en las empresas.

e.- En su caso, el constructor, con la colaboración del servicio de prevención propio o ajeno, adaptará o ampliará el Plan de Seguridad y Salud con el objeto de contemplar los cambios organizativos y de cualquier otra índole, que sea preciso implementar como consecuencia de las medidas indicadas o aquellas otras que se juzgue necesario incorporar a la obra.

5.- Conforme a lo dispuesto en el artículo 14 del RD 1.297/1997, el coordinador de la seguridad y salud, durante la ejecución de la obra o en su caso el arquitecto o arquitecto técnico que asuma dichas funciones como parte de la dirección facultativa de la obra, adoptará las siguientes decisiones:

a.- La continuidad de la obra, si a juicio del contratista y del jefe de obra o la persona designada por el contratista, se pueden asegurar las medidas de prevención adecuadas para garantizar la salud de los trabajadores y personal de la obra.

b.- En otro caso, podrá si observase incumplimiento de las medidas de seguridad y salud, advertir al contratista de ello, dejando constancia de tal incumplimiento en el Libro de Incidencias y quedando facultado para en circunstancias de riesgo grave e inminente para la seguridad y salud de los trabajadores, disponer la paralización de los tajos, o en su caso, de la totalidad de la obra, dando cuenta a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, al contratista, subcontratistas afectados por la paralización, así como representantes de los trabajadores. Se realizarán las actuaciones imprescindibles relativas a la seguridad de la obra y su conservación. La paralización de la obra se comunicará al Ayuntamiento correspondiente donde se ubique la obra.

6.- Todo lo anterior deberá quedar debidamente reflejado en un acta firmada, además de por la dirección facultativa, por el constructor, jefe de obra y promotor y, en su caso, el project manager. Asimismo, se dejará constancia de todo ello en el Libro de Incidencias de la obra.

 

Algunas consideraciones previas

Según el artículo 1.5 del Estatuto de los Trabajadores se define el centro de trabajo como “la unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral.”

En la construcción, las empresas constructoras, los contratistas y los subcontratistas tendrán varios centros de trabajo, donde realizan sus actividades conjuntamente con personal de diferentes empresas, con diferentes riesgos, etc., que trabajan simultáneamente.

En el caso concreto de los contratistas y promotores que contraten directamente a trabajadores para realizar la obra y los trabajos que sean considerados una obra de construcción, están obligados a comunicar la apertura del centro de trabajo a la autoridad laboral en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción.

Tienen la consideración de lugares de trabajo no sólo las instalaciones industriales, fábricas y oficinas sino también y según lo dispuesto en el artículo 2 del RD 486/1997 las áreas del centro de trabajo, edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder debido a su trabajo. Se consideran incluidas en esta definición los servicios higiénicos y locales de descanso, los locales de primeros auxilios y los comedores (que lo asemeja a la definición de centro de trabajo recogida en el art. 2 del RD 171/2004).

El empresario debe extremar en dichos lugares de trabajo, las medidas sanitarias que ha determinado la autoridad laboral para evitar contagios, con efectos de contener la epidemia.

El deber de la empresa de protección a los trabajadores constituye, igualmente, un derecho de información de los trabajadores consulta y participación, formación en materia preventiva, paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente y vigilancia de su estado de salud. Por ello, en caso de sospecha de que exista algún trabajador con síntomas por coronavirus deberá pedirle que lo notifique a su centro de salud para hacerse las correspondientes pruebas e intentar identificar y evacuar a aquellos empleados que han estado en contacto con dicho trabajador para evitar contagios a la espera de recibir los resultados.

QUE DEBEMOS HACER SI SURGE UN POSIBLE CASO DE CONTAGIO EN UNA EMPRESA

QUE DEBEMOS HACER SI SURGE UN POSIBLE CASO DE CONTAGIO EN UNA EMPRESA

EMESA PREVENCIÓN, quiere difundir entre sus empresas clientes, bien a través de los artículos de nuestro Blog donde hay información semanal de la evolución de la epidemia y de las notas informativas que enviamos a nuestras empresas clientes clasificadas como de potencial riesgo de contacto con personas afectadas. Pero hoy se abre un nuevo escenario al decretar el Gobierno el “Estado de Alarma”.

Ante la avalancha de información que recibimos sobre la epidemia y la interpretación de las noticias, recordamos que la única información oficial es la derivada del Ministerio de Sanidad, a través de la Web del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

No obstante, surgen dudas y preguntas de cómo actuar y teniendo en cuenta que se trata de un estado excepcional, dinámico y por tanto cambiante, las medidas a adoptar se van modificando según la nueva situación lo requiera.

Las medidas generales para la contención de la epidemia parecen claras y van encaminadas a la lucha contra los desplazamientos y la concentración de las personas. Constituye pues, un ejercicio de responsabilidad de los ciudadanos el evitar los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios, aislarse en sus domicilios y si es posible evitar las concentraciones de personas, los saludos con contacto físico y mantener una distancia de seguridad de la menos 1.5 a 2 metros. Implementando las conocidas medidas de higiene, que son las más importantes y efectivas.

Se traslada a los empresarios el manejo de las medidas particulares de prevención de las empresas, desde suspender actividades laborales no urgentes, implantar el teletrabajo siempre que se pueda, hasta el cierre o implantación de servicios mínimos si se trata de un servicio catalogado como esencial por las autoridades.

¿Qué hacer si se sospecha de un trabajador con sintomatología?

En caso de sospecha tiene el trabajador que presentar síntomas de fiebre, tos, mocos, cansancio y dificultad respiratoria, etc. A lo que hay que añadir antecedentes de contactos estrecho con personas en zonas de riesgo o con pacientes confirmados positivamente.

sospecha de un caso

 

Si se cumplen los criterios de sospecha ¿Qué se debe hacer?

 

que hacer ante sospecha de un caso

 

baja laboral a quien corresponde

 

Si aparece un caso positivo en una empresa ¿Cuál es el protocolo de actuación?

En caso de producirse un positivo en una empresa, el empresario debe tomar las medidas preventivas consecuentes y debe notificarlo al Servicio de Prevención, aportando datos del trabajador, de sus posibles contactos, para hacer la investigación del accidente y el seguimiento de los posibles contactos en el trabajo. El empresario debe tomar las medidas de cerrar la empresa, sólo una parte y/o mandar a casa a los posibles contactos en aislamiento preventivo.

El siguiente protocolo de actuación, es el que se sigue en EMESA Prevención con sus empresas clientes.

 

protocolo de actuación ante positivo

 

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES OFICIALES

En nuestro país disponemos de la información periódica que el Ministerio de Sanidad ofrece a través del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Información para ciudadanos

·Preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus COVID-19

·Recomendaciones sanitarias y medidas preventivas para viajeros que se dirijan a China 

·Tarjetas y carteles informativos 

Documentación técnica para profesionales

· Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus COVID-19

·Valoración de la declaración del brote del nuevo coronavirus COVID-19 a una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII) 30.01.2020 

HAZ TRABAJAR TU CEREBRO

HAZ TRABAJAR TU CEREBRO

Nuestro cerebro precisa ser ejercitado para que se mantenga en forma y esto es aplicable a todas las edades, porque si lo hacemos “perezoso”, se van a ir atrofiando capacidades con las que todos nacemos. Por desgracia no existe una receta para impedir la aparición del Alzheimer, pero si retrasar lo más posible su deterioro.

 

Facultades del cerebro

 

Consejos para estar en forma cerebral:

Vamos a realizar un listado de buenas prácticas para nuestro cerebro

    1. NO TE AÍSLES, la sociabilización a todas las edades es imprescindible para una buena salud mental
    2. EVITA LOS TÓXICOS cerebrales alcohol, tabaco y todo tipo de drogas, ya sean legales: como los tranquilizantes y por supuesto las ilegales.
    3. POTENCIA LAS CAPACIDADES intelectuales mediante la lectura, la música, el teatro (verlo y practicarlo), SE CREATIVO reinventa el mundo
    4. Practica PASATIEMPOS: crucigramas, palabras cruzadas, sudokus y juegos como el ajedrez, las damas, el backgammon.Ejercicio mental
    5. SE CURIOSO con las cosas que no sepas.
    6. HAZ COSAS: pintar, escribe, practica fotografía, tocar algún instrumento o simplemente restaura los “trastos” de casa que no funcionan…
    7. NO TENGAS TABÚS y trátate las fobias, todos los temores coartan tu libertad y encorsetan tu vida psicológica y física…rétate y vence tus temores
    8. No te sometas a rutinas, si solo haces lo que sabes, repites lo mismo día tras día en tu trabajo, en tu tiempo de ocio, en tus relaciones sociales; ÁBRETE TU MUNDO.
    9. Hay estudios que objetivan que las personas que practican varios idioma, tienen un menor índice de Alzheimer. Sigue CURSOS Y APRENDIZAJES que te exijan y te reten intelectualmente
    10. Cultiva el PENSAMIENTO POSITIVO, no lo veas todo catastrófico y abocado al fracaso, afronta el día como una aventura que vas a ser capaz de superar.
    11. DESMAQUINIZATE, hoy día delegamos tareas cotidianas al móvil: calculadora, GPS… haz el cálculo matemático mental o manualmente, patea las calles hasta llegar a tu destino, etc.
    12. MENS SANA IN CORPORE SANO, ya se preconizaba en la antigüedad que cuidando tu cuerpo (ejercicio, dieta saludable, sueño suficiente…) hará que tu cerebro funcione a pleno rendimiento
    13. NO TE RINDAS, se perseverante, todo el que consigue alcanzar alguna de sus metas, estimula mecanismos de gratificación, que son muy positivos para la salud mental y casi seguro que te espoleará para retomar nuevos objetivos.
    14. CONSERVA en perfecto estado TUS SENTIDOS, deficiencias en la vista y en el oído, te aíslan del entorno con lo que recibes menos estímulos y puedes cultivar otros como el olfato, el gusto y el tacto, que van a activar diferentes áreas cerebrales. Hay estudios que relacionan la pérdida del olfato como premonitorio del Alzheimer.
    15. CHEQUEO MÉDICO PERIÓDICO, que compruebe tu estado de salud, detectando predisposición a problemas de corazón, riñón, hígado o diabetes, hipertensión…, y también detectará si estás en alguna fase incipiente de deterioro mental.

Plan Nacional de Alzheimer y otras demencias 2019/2023

El 11 de octubre de 2019 el gobierno aprobó el Plan Nacional de Alzheimer y otras demencias 2019/2023.

Plan Nacional de Alzheimer y otras demencias

 

El Plan recoge cuatro ejes de actuación:

    1. La sensibilización y transformación del entorno con el propósito de cambiar la visión que la sociedad tiene del Alzheimer.
    2. Sitúa a la persona en el centro de la atención sanitaria y social. Para ello se desarrollarán las políticas de promoción de la salud y se fomentará entre la población y los profesionales el conocimiento de los factores de riesgo, así como los tratamientos más adecuados.
    3. Centra las actuaciones en el derecho, la ética y la dignidad de la persona y pretende mejorar los servicios, apoyos y prestaciones para avanzar en la atención a las personas en distintos ámbitos.
    4. Por último, se desarrollarán medidas para fomentar la investigación, la innovación y el conocimiento.

El Plan se redactó con una amplia participación a diferentes niveles, como es el Grupo Estatal de Demencias. También se ha contado con las principales fundaciones, sociedades científicas, organizaciones profesionales e institutos y centros de investigación, así como la Fiscalía General del Estado También ha participado el movimiento asociativo de familiares de personas con Alzheimer y otras demencias.

 

EMESA Prevención, te aconseja consultar también los siguientes enlaces:

Apoyo a familiares y enfermos de Alzheimer y Parkinson

Confederación española de Alzheimer

Federación de asociaciones de familiares de enfermos de Alzheimer

GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL – NUEVO CORONAVIRUS

GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL – NUEVO CORONAVIRUS

EL MINISTERIO DE TRABAJO PUBLICA UNA GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL EN RELACIÓN CON EL NUEVO CORONAVIRUS

Se ha publicado en la Web del Ministerio de Trabajo y Economía Social una guía para la actuación en el ámbito laboral en relación con el nuevo coronavirus, donde se destaca que “El deber de protección de la empresa implica que esta debe garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo que están bajo su ámbito de dirección, es decir bajo su capacidad de control”.

Para ello las empresas deberán adoptar aquellas medidas preventivas de carácter colectivo o individual que sean indicadas, en su caso, por su servicio prevención de acuerdo con la evaluación de riesgos.

En el caso de la epidemia de infección por coronavirus COVID-19 que nos afecta, aparece una nueva variable que es la definición del riesgo grave e inminente que lo considera como “Todo aspecto que resulte probable que se materialice en un futuro inmediato y pueda ser causa de gravedad para la salud de todos los trabajadores del puesto”.

Hace mención en cuanto a la inmediatez del riesgo, que “la mera suposición o la alarma social generada no son suficientes para entender cumplidos los requisitos de norma, debiendo realizarse una valoración carente de apreciaciones subjetivas, que tenga exclusivamente en cuenta hechos fehacientes que lleven a entender que la continuación de la actividad laboral supone la elevación del riesgo de contagio para las personas trabajadoras”.

Recuerda que la empresa puede adoptar temporalmente, medidas organizativas o preventivas que eviten aglomeraciones, conferencias, desplazamientos a zonas de mayor riesgo, etc., sin necesidad de paralizar su actividad principal.

No obstante, cuando las personas trabajadoras estén o puedan estar expuestas a un riesgo grave e inminente de contagio con ocasión de su trabajo, la empresa estará obligada a paralizar la actividad y a informar de la existencia de dicho riesgo y de las medidas adoptadas para el cese de la actividad y si fuera necesario del abandono y cierre del lugar de trabajo.

Asi mismo el articulo 21 de la LPRL, en su apartado 2, da pie a paralizar la actividad por decisión mayoritaria de las personas trabajadoras y/o sus delegados de prevención si se considera el riesgo de contagio grave e inminente por el coronavirus.

ministerio de trabajo

http://prensa.mitramiss.gob.es/WebPrensa/pdf/guia_definitiva.pdf

La empresa deberá adoptar las medidas preventivas que las autoridades sanitarias vayan recomendando en cada momento como, por ejemplo:

  • Organizar el trabajo de modo que se reduzca el número de personas trabajadoras expuestas, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona.
  • Adoptar, en su caso, medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles.
  • Proporcionar información sobre medidas higiénicas, como lavarse las manos con frecuencia, no compartir objetos, ventilación del centro de trabajo, y la limpieza de superficies y objetos.
  • En este sentido, las empresas deberán poner a disposición de las personas trabajadoras el material higiénico necesario, y adoptar los protocolos de limpieza que fuesen precisos.

 

Posibilidad de aplicación del teletrabajo

Entre las medidas organizativas se habla de la posibilidad de teletrabajo y enumera una serie de requisitos:

  • Que se configure como una medida de carácter temporal y extraordinaria, que habrá de revertirse en el momento en que dejen de concurrir aquellas circunstancias excepcionales.
  • Que se adecúe a la legislación laboral y al convenio colectivo aplicable.
  • Que no suponga una reducción de derechos en materia de seguridad y salud ni una merma de derechos profesionales (salario, jornada -incluido el registro de la misma-, descansos, etc.).
  • Que, si se prevé la disponibilidad de medios tecnológicos a utilizar por parte de las personas trabajadoras, esto no suponga coste alguno para estas.

 

Aplicación de una suspensión total o parcial de la actividad empresarial por expediente de regulación de empleo:

En los casos de desabastecimiento de productos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial o por un descenso de la demanda que provoca un acúmulo de productos fabricados, se puede aplicar una suspensión total o parcial de la actividad empresarial por expediente de regulación de empleo, siempre en la línea que para esta causa se contempla en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores y Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo.

Podrían ser consideradas como causas que justifican un expediente de regulación temporal de empleo por fuerza mayor, entre otras análogas, las siguientes:

  • Índices de absentismo tales que impidan la continuidad de la actividad de la empresa por enfermedad, adopción de cautelas médicas de aislamiento, etc.
  • Decisiones de la Autoridad Sanitaria que aconsejen el cierre por razones de cautela.

En el caso de que la empresa afectada por alguna de las causas productivas, organizativas o técnicas no procediese a la comunicación de un expediente de regulación de empleo, pero igualmente paralizarse su actividad, resultaría de aplicación lo previsto en el artículo 30 ET, de manera que la persona trabajadora conservará el derecho a su salario.

En el caso de EMERGENCIA DE PROTECCIÓN CIVIL

El contenido de esta Guía se entiende, sin perjuicio de lo previsto en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil. en su artículo 24.2.b), a propósito de la declaración de una zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil:

Las extinciones o suspensiones de los contratos de trabajo o las reducciones temporales de la jornada de trabajo que tengan su causa directa en la emergencia, así como en las pérdidas de actividad directamente derivadas de la misma que queden debidamente acreditadas, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor, con las consecuencias que se derivan de los artículos 47 y 51 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo. En el primer supuesto, la Tesorería General de la Seguridad Social podrá exonerar al empresario del abono de las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta mientras dure el periodo de suspensión, manteniéndose la condición de dicho período como efectivamente cotizado por el trabajador. En los casos en que se produzca extinción del contrato, las indemnizaciones de los trabajadores correrán a cargo del Fondo de Garantía Salarial, con los límites legalmente establecidos.”