MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO

MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO

LA FALTA DE ESPECIALISTAS EN MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO EN SITUACIÓN CRÍTICA CON TENDENCIA MUY NEGATIVA.

El 9 de abril de 2019, escribíamos en este Blog el artículo CUANDO EL SISTEMA BUROCRÁTICO VA MAS LENTO QUE LA REALIDAD, alertando sobre la falta de especialistas en Medicina y Enfermería del Trabajo.

Dos años después EMESA PREVENCIÓN, cómo Servicio de Prevención Ajeno de Riesgos Laborales, analiza la falta de especialistas de Medicina del Trabajo y Enfermería del Trabajo. Queremos compartir hoy nuestra preocupación ya que estamos peor que entonces y sin horizonte de mejora a la vista.

Una falta de especialistas que se refleja en las estadísticas realizadas por el Consejo General de Colegios de Enfermería y por el Consejo General de Colegios Médicos y que ASPA como Asociación de Servicios de Prevención Ajenos difunde entre sus asociados.

Según dichos datos existen actualmente 7.966 enfermeros del trabajo, que han accedido a la titulación por diferentes vías que hoy no existe nada más que una: La Vía EIR y que en los últimos diez años ha formado 275 especialistas en enfermería del trabajo. Cifra ridícula comparada con las necesidades, que alguien establece en más de 10.000.

Por otras vías hoy no operativas hay 2.132 que acreditaron ejercicio profesional y una prueba de evaluación; 5.708 que se formaron por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, delegando sus funciones a las Autonomías, bajo un paraguas garantista de Universidades Locales. Vía abandonada por la miopía de los políticos de turno, al no renovar los Convenios Docentes y 9 especialistas a través de la Comisión Nacional de la Especialidad.

 

revisión oftalmológica

 

Respecto a los Médicos del Trabajo, las cifras a marzo 2021 son muy malas con tendencia a peor: Hay actualmente en activo 6.002 Médicos del Trabajo, de los que en los próximos 10 años el 73% (4.390) de estos especialistas estarán en edad de jubilación. Actualmente el 30% (1.798) están ya en edad de jubilación y el 14% tienen más de 70 años.

El número de médicos que puede estimarse que han realizado la formación vía MIR desde su aparición, en el año 2004 es el 9,61% (577).

Hemos de tener en cuenta los sanitarios que tienen más de una especialidad y no ejercen como especialistas en medicina o enfermería del trabajo, que podemos estimarlos en un 20%.

En 2031, en base a un número de trabajadores similar (19.000.000), tendríamos un déficit de cerca de 5000 especialistas.

El Real Decreto 843/2011, de 17 de junio, por el que se establecen los criterios básicos sobre la organización de recursos para desarrollar la actividad sanitaria de los Servicios de Prevención. En su artículo 4, puntos 1,2,3 indica la obligatoriedad de poseer los SPAS el número suficiente de profesionales de la medicina del trabajo y enfermería del trabajo en función del número de trabajadores protegidos. Para ello establece una serie de ratios en referencia al número de trabajadores y de empresas protegidas.

 

consulta médica

 

Son las únicas especialidades dentro de la medicina y la enfermería, que son obligatorias por aplicación del Real Decreto 843/2011, de 17 de junio. Esto que a primera vista es una salvaguarda de la profesionalidad sanitaria de la vigilancia de la salud de los trabajadores, con que cuentan los Servicios de Prevención, se convierte en una trampa cuándo en el mercado laboral no hay suficientes profesionales y los sistemas MIR y EIR de formación de especialistas avanzan a un ritmo más lento que las jubilaciones que inexorablemente se producen.

Análisis y conclusión:

    • Situación actual crítica con tendencia muy negativa.
    • Se estima un déficit de enfermeros del trabajo en unos 10.000 especialistas.
    • Se estima un déficit de médicos del trabajo en unos 5.000 especialistas.
    • Abandono de la Administración con
      • Falta de políticas correctoras a corto y medio plazo.
      • Falta de ideas imaginativas para solucionar el problema a corto plazo.
    • Necesidad de establecer colaboración público-privada con el tejido empresarial para la formación dual de los profesionales.
    • Necesidad de establecer colaboración con Universidades como garantes de la formación.
    • Necesidad de actuación de las Asociaciones de SPAs, de Medicina del Trabajo y de Enfermería del Trabajo, en diversos ámbitos.
    • Como única conclusión: Urge poner remedios e ideas imaginativas por parte de nuestros políticos para solucionar el problema.
Feliz Navidad 2020

Feliz Navidad 2020

RECIBE NUESTRA FELICITACIÓN EN UNAS NAVIDADES DIFERENTES

Dejamos atrás éste vírico año 2020 y desde EMESA Prevención queremos tener un recuerdo para las víctimas mortales que supera 1.700.000 personas en todo el mundo y que en España han sido según las cifras oficiales 50.000 decesos confirmados con pruebas PCR, aunque la mortalidad no filiada sea de un incremento de alrededor de 20.000 fallecimientos en nuestro país. También a los infectados SARS-Cov-2 que han pasado por una cama hospitalaria o una UCI, con una gran dosis de incertidumbre ante el desenlace y ante las secuelas que pudieran quedar un cariñoso recuerdo. Para todos aquellos que han visto alterado el control y tratamiento de sus patologías no Covid, sufriendo en silencio sus propias dolencias.

Nuestra Felicitación en estas Fiestas Navideñas diferentes:

  • Para los sanitarios, que con su entrega más allá de exigible, han salvado vidas y minimizado la soledad y la incertidumbre de la evolución de sus pacientes.
  • Para los trabajadores esenciales, que con su esfuerzo y asumiendo responsabilidades y un potencial riesgo de contagio han evitado el colapso de las actividades, de los suministros básicos y de que la vida continúe.
  • Para el Ejercito y Cuerpos de Seguridad, que han velado por nuestra seguridad y han estado allí donde se les necesitaba aún a riesgo de su salud.
  • Para los que han tenido que gestionar a cualquier nivel, actuaciones para minimizar daños económicos y sociales, para mantener puestos de trabajo, para ayudar a los más débiles, etc.,
  • En general para todos aquellos que han arrimado el hombro creando un ambiente positivo, favoreciendo al compañero de trabajo, al vecino en dificultades, al desconocido con problemas que ha precisado de tu ayuda, al enfermo que se ha visto aislado, al fallecido en soledad, etc.

Para todas nuestras empresas clientes que a pesar de las dificultades han mantenido el tipo, adoptando las medidas de prevención establecidas, han realizado los test diagnósticos y los rastreos de los contactos estrechos, que han permitido controlar los focos infecciosos en los locales de trabajo.

LOS GUANTES COMO MEDIDA DE PROTECCIÓN

LOS GUANTES COMO MEDIDA DE PROTECCIÓN

Durante la pandemia por SARS CoV-2 EMESA Prevención quiere hacer una serie de consideraciones sobre el uso de guantes ya que su utilización cada vez se está popularizando más y en ocasiones creemos que su uso puede no proporcionar la protección adecuada frente al contagio y generar una falsa seguridad produciendo un efecto contraproducente.

Consideraciones previas a tener en cuenta

  • Antes de colocárselos hay que realizar higiene de manos y retirarse cualquier elemento que pudiese romperlos como anillos, reloj o determinados tipos de uñas postizas o cortes afilados.
  • Las heridas en las manos deben ser cubiertas con un apósito impermeable tipo tirita durante el tiempo que pueda haber un posible contacto con superficies contaminadas. Ya que las soluciones de continuidad en la piel pueden ser una puerta de entrada de microorganismos.
  • Después de utilizarlo hay que tener presente que el guante podría estar contaminado y actuar de tal manera que se prevenga que pueda ser un nuevo foco de contagio. En la comunidad estamos observando que mucha gente se considera falsamente protegido sólo por llevar guantes y después de tocar superficies potencialmente contaminadas (datáfonos, carritos de supermercado, ascensores…) toca ya sus pertenencias personales (móviles, llaves, volante, cartera, etc) sin haber realizado ningún tipo de cambio de guantes o al menos una desinfección de estos.
    Sería mejor ya quitárselos (de manera apropiada) y desecharlos en un contenedor para tal efecto que seguir con los guantes potencialmente contaminados realizando el resto de las tareas. Se podrían sustituir por otros, previo lavado de manos entre medias, o en su defecto lavarlos con agua o jabón o si no se tiene a mano echarse una solución hidroalcohólica y dejarlos secar 10 segundos. Para uso sanitario esta práctica no se suele recomendar ya que puede deteriorar los guantes y se suelen cambiar entre paciente y paciente.
  • No deben dejarse los guantes una vez usados en ningún lugar que pueda ser después foco de nueva contaminación. Deben ser desechados en un contenedor apropiado. Revisar que no se queden colgando a mitad del contenedor pudiendo contaminarse otra persona después.

 

Procedimiento de puesta y retirada de los guantes

 

Consultar el procedimiento de puesta y retirada de los guantes en nuestra anterior noticia de este blog o en la página del Ministerio de Sanidad. Las siguientes imágenes pertenecen al Servicio Vasco de Salud e ilustran muy bien los pasos a seguir. Tener siempre presente que el exterior del guante podría estar contaminado y no lo debemos tocar con la mano desnuda.

 

Procedimiento de puesta y retirada de los guantes

 

Consideraciones finales

 

  • Realizar lavado de manos después de quitarlos con agua y jabón o solución hidroalcohólica. El uso de guantes NO sustituye al lavado de manos.
  • En el caso de haber utilizado también mascarilla, quitarnos los guantes antes de esta para no tocarnos la cara con los guantes sucios. La secuencia correcta sería quitarnos los guantes, lavado de manos, y quitarnos gafas o pantalla (desde detrás) y mascarilla (también desde la parte posterior) y volver a realizar higiene de manos.
  • Sigue siendo conveniente usar guantes de usar y tirar como se venía haciendo hasta ahora en los comercios como en las fruterías.
  • Muy importante valorar la posibilidad de alergias al látex. Tanto para el propio usuario como para otros. Las partículas desprendidas al quitarse este tipo guantes pueden provocar reacciones importantes y hasta graves en otras personas del entorno.
  • No es necesario que sean estériles. Estos se reservan para algunos procedimientos sanitarios.
  • En actividades que no requieran mucha destreza podrían usarse guantes más gruesos y resistentes a la rotura.

 

Es decir, el uso de guantes no impide por sí solo el contagio como puede parecer a algunas personas y genera una falsa sensación de seguridad. Si nos tocamos la cara con ellos puestos y contaminados de nada han servido. Por tanto, el lavado de manos sigue siendo la medida que proporciona una protección más eficaz ‎frente al contagio por este virus.

 

TIPOS DE GUANTES

  • Los guantes de telas que se usan habitualmente para protegerse del frío (lana, cuero, etc) no serían adecuados para este fin. En el caso de usarse no deberemos tocarnos la cara con ellos por si están contaminados y como en estas superficies porosas los virus de similares características (como los de la gripe) pueden sobrevivir durante horas habría que echarlos a lavar durante un ciclo completo a temperatura de 60ºC.
  • Guantes de látex: natural o sintético. Recomendados sobre todo para personal sanitario en usos que precisen ser estériles como procedimientos quirúrgicos. Tienen altas propiedades de adaptabilidad y protegen contra agentes biológicos. Tener en cuenta los problemas de alergias para usuario y terceros.

guantes de protección de látex

  • Guantes de nitrilo: Es también un material muy adaptable y resistente a microorganismos y mayor resistencia al rozamiento que los de látex. (Los colores pueden ser diferentes, pero muchas veces son azules).

Guantes de nitrilo

  • Guantes de neopreno: Valorar esta opción en caso de alergias al látex en sanitarios y otras tareas.

guantes de neopreno

 

  • Guantes de vinilo: Su fabricación es menos contaminante, pero tienen mayor porosidad por lo que sólo ofrecen protección para tareas de corta duración o que no requieren alta protección como suelen ser la mayoría de los procedimientos sanitarios.

Guantes de vinilo

 

  • Guantes de polietileno, son los guantes usados en tiendas de alimentación y gasolineras. Sólo protección para tareas sencillas de uso corto. Deben seguir utilizándose como se hacía antes.

Guantes de polietileno

 

 

MASCARILLAS PARA USO EN LA COMUNIDAD POR COVID-19.

MASCARILLAS PARA USO EN LA COMUNIDAD POR COVID-19.

Tras la publicación del documento de “Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad en el contexto de COVID-19” el 20 de abril de 2020 por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, EMESA Prevención S.L. quiere transmitir una serie de consideraciones a modo de recordatorio y resumen.

El uso de mascarillas en población general puede servir como un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación en la comunidad ya que se reduce la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados.

Se podría considerar el uso de mascarillas en la comunidad, especialmente cuando se acude a zonas con mucha gente, espacios cerrados como supermercados, centros comerciales, o cuando se utiliza el transporte público, etc.

El uso de mascarillas en la comunidad debe considerarse solo como una medida complementaria y no como reemplazo de las medidas preventivas establecidas para evitar la infección por coronavirus, e insistimos en la importancia del distanciamiento físico, etiqueta respiratoria (al toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o usar pañuelos desechables), higiene de manos frecuente (agua y jabón o soluciones alcohólicas) y evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca.

PRECAUCIONES Y CONSEJOS

No olvidar que las personas sintomáticas deberían:

  • Autoaislarse y buscar ayuda médica tan pronto como inicien los síntomas.
  • Llevar mascarilla médica cuando estén en presencia de otras personas.
  • Seguir las instrucciones sobre cómo ponerse, quitarse y desechar la mascarilla.
  • Seguir las medidas preventivas, en concreto, higiene de manos y distanciamiento físico de otras personas.

El uso de mascarilla en población general sana puede ser particularmente relevante en situaciones epidémicas cuando el número de personas asintomáticas pero infecciosas se puede suponer que es alto en la comunidad.

Las mascarillas no deben llevarse al cuello, tampoco se recomienda sacarla o guardarla en el bolsillo o en cualquier otro lugar para volver a ponérsela más tarde. El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene.

ALGUNAS CONSIDERACIONES PARA PONERSE UNA MASCARILLA

  • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla. La barba dificulta está acción.
  • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
  • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
  • Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • En el caso de mascarillas higiénicas reutilizables, éstas se deben lavar conforme a las instrucciones del fabricante.
  • La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.

Los Organismos Internacionales han hecho sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas médicas en población general durante la pandemia por SARS-CoV-2 y la OMS no recomienda el uso de mascarillas médicas en la población general, aunque reconoce que cada país adopte un enfoque basado en el riesgo-beneficio. Tales riesgos serían la posibilidad de auto-contaminación, la falsa sensación de seguridad frente al beneficio en la reducción de los contagios en personas presintomáticos o asintomáticas. Recomienda el uso de mascarillas médicas en cuidadores, personas sintomáticas y profesionales sanitarios, y siempre combinado con higiene de manos y etiqueta respiratoria.

El CDC recomienda utilizar mascarilla higiénica o cubrirse la cara en lugares públicos donde las medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener especialmente en áreas de transmisión comunitaria. También recomienda su uso para disminuir la transmisión del virus en aquellas personas que no saben que están infectadas.

Los menores de 3 años, personas con problemas para respirar y personas con dificultades para quitarse la mascarilla por sí mismas no deberían usar este tipo de mascarillas.

TABAQUISMO Y COVID-19

TABAQUISMO Y COVID-19

En la situación actual de pandemia por COVID-19 que estamos viviendo, EMESA PREVENCIÓN S.L. desea hacer una serie de consideraciones en relación con el tabaquismo.

En general existe un peor pronóstico con la asociación de tabaquismo y COVID-19 en los pacientes ya que estos debido al tabaquismo podrían tener una enfermedad pulmonar previa o una capacidad pulmonar reducida, lo que potenciaría enormemente el riesgo de desencadenar una enfermedad grave por COVID-19. El índice de saturación de oxígeno en los pacientes con hábito tabáquico está de por sí reducido.

Por otro lado, no nos olvidemos que simplemente el acto de fumar, por el hecho de arrimar los dedos a la boca, ha facilitado en los inicios de la epidemia y sigue facilitando en estos momentos la transmisión del virus. Nos infectamos las manos y las llevamos a la boca repetidamente.

A su vez, se ha observado que en fumadores existe una mayor expresión de la enzima convertidora de angiotensina II (ACE-2), y podría estar en relación con un mayor riesgo de infectarse por el SARS CoV-2. Diversos estudios hasta la fecha también han relacionado que hay un mayor porcentaje de fumadores entre los pacientes con síntomas severos y que han requerido ingreso en UCI. Esto ocurre también con otros virus como la gripe o el MERS que afectan también fundamentalmente a los pulmones.

 

el tabaco es una amenaza para todos

 

Sin embargo, existe también algún estudio chino y francés que relaciona que la nicotina podría tener un efecto protector frente a esta infección. Se están formulando varias hipótesis en la actualidad, como que la nicotina dificultaría la entrada del virus en las células o que atenuaría la respuesta inflamatoria tan importante en los casos más graves de COVID-19. ¡Ojo! hablamos de nicotina, no de tabaco que no es lo mismo. De hecho, en algún estudio francés en curso se están suministrando parches de nicotina, no se están suministrando cigarrillos. Por tanto, prudencia, porque no es ninguna invitación a fumar para combatir la pandemia.

Sea como fuere, aún queda mucho por saber de este virus y su interrelación con otros factores. Y el tabaco es un factor de riesgo ampliamente conocido y estudiado desde hace años para numerosas enfermedades por lo que por supuesto desde EMESA Prevención S.L. seguiremos recomendando su abandono encarecidamente.

FALSA SEGURIDAD DERIVADA DEL USO DE EPIS

FALSA SEGURIDAD DERIVADA DEL USO DE EPIS

¡OJO! CON LA FALSA SEGURIDAD DERIVADA DEL USO DE EPIS

EMESA Prevención S.L. basándose en el “PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES FRENTE A LA EXPOSICIÓN AL SARS-CoV-2” de 8 de abril de 2020 del Ministerio de Sanidad quiere destacar las siguientes medidas para reforzar las medidas de higiene personal frente a cualquier escenario de exposición tanto laboral como no laboral:

 

  • La higiene de manos es la medida principal de prevención y control de la infección.
  • Etiqueta respiratoria:
    • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y desecharlo a un cubo de basura con tapa y pedal. Si no se dispone de pañuelos emplear la parte interna del codo para no contaminar las manos.
    • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.
    • Practicar buenos hábitos de higiene respiratoria.
  • Mantener distanciamiento social de 2 metros.

 

Es muy importante, al igual que nos ha recordado la Organización Mundial de la Salud, utilizar los equipos de protección individual de manera correcta para no generar una falsa sensación de seguridad y que nos distraigan de utilizar otras medidas que son más eficaces o complementarias.

Estos días hemos podido ver en los medios de comunicación, o al salir de casa para realizar las tareas esenciales, a personas que hacen un uso incorrecto de estos equipos. Por ejemplo: personal de alimentación fresca de supermercado que se quitaba constantemente la mascarilla por la parte del filtro (tampoco necesario este tipo) y luego seguía realizando las tareas con los mismos guantes, personas que usan los mismos guantes para todo como si eso les fuese a proteger ya como única medida sólo por usarlos, mascarillas al cuello, gente usando móviles con guantes que han usado para tocar cosas por ahí, etc.

 

  • Tener en cuenta donde se compran. Hay que valorar que sean efectivos para el uso que les queramos dar. Cuidado con las compras por internet en especial a otros países, donde no sabemos si están homologados o no, si los recibiremos o si nos pueden crear algún tipo de alergia o irritación. Hemos encontrado precios desorbitados debido a la escasez tanto en la compra online como en comercios físicos. En la actualidad en España está regulado el precio máximo para las mascarillas quirúrgicas en 96 céntimos (IVA incluido) por el Ministerio de Sanidad, publicado en el BOE el día 23 de abril.
  • Hay que destacar que el uso de estos equipos (mascarillas, guantes…) son medidas complementarias, y no podemos obviar las medidas destacadas al principio del artículo de higiene de manos, distanciamiento social y etiqueta respiratoria que son las fundamentales.
  • Si se utilizan hay que hacerlo bien. Y ponerse y quitarse los equipos de manera correcta. Ajustarse la mascarilla a la nariz. Barba recortada. No dejar pelos por la cara para evitar que nos tengamos que tocar y poder meternos dedos en ojos. Evitar uso de maquillaje de ojos. Quitarnos los accesorios en los que se pueda enganchar la mascarilla o guantes.

 

COMO COLOCARSE LOS EPIS

 

COMO QUITARSE LOS EPIS

 

En una situación tan particular como la que estamos viviendo, la información y la formación son fundamentales para poder implantar medidas organizativas, de higiene y técnicas entre el personal trabajador. Se debe garantizar que todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implanten. Se potenciará el uso de carteles y señalización que fomente las medidas de higiene y prevención. Es importante subrayar la importancia de ir adaptando la información y la formación en función de las medidas que vaya actualizando el Ministerio de Sanidad, para lo cual se requiere un seguimiento continuo de las mismas.

Complementaremos esta información con otro artículo centrándonos en las mascarillas y en los guantes.