MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO

MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO

LA FALTA DE ESPECIALISTAS EN MEDICINA Y ENFERMERÍA DEL TRABAJO EN SITUACIÓN CRÍTICA CON TENDENCIA MUY NEGATIVA.

El 9 de abril de 2019, escribíamos en este Blog el artículo CUANDO EL SISTEMA BUROCRÁTICO VA MAS LENTO QUE LA REALIDAD, alertando sobre la falta de especialistas en Medicina y Enfermería del Trabajo.

Dos años después EMESA PREVENCIÓN, cómo Servicio de Prevención Ajeno de Riesgos Laborales, analiza la falta de especialistas de Medicina del Trabajo y Enfermería del Trabajo. Queremos compartir hoy nuestra preocupación ya que estamos peor que entonces y sin horizonte de mejora a la vista.

Una falta de especialistas que se refleja en las estadísticas realizadas por el Consejo General de Colegios de Enfermería y por el Consejo General de Colegios Médicos y que ASPA como Asociación de Servicios de Prevención Ajenos difunde entre sus asociados.

Según dichos datos existen actualmente 7.966 enfermeros del trabajo, que han accedido a la titulación por diferentes vías que hoy no existe nada más que una: La Vía EIR y que en los últimos diez años ha formado 275 especialistas en enfermería del trabajo. Cifra ridícula comparada con las necesidades, que alguien establece en más de 10.000.

Por otras vías hoy no operativas hay 2.132 que acreditaron ejercicio profesional y una prueba de evaluación; 5.708 que se formaron por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, delegando sus funciones a las Autonomías, bajo un paraguas garantista de Universidades Locales. Vía abandonada por la miopía de los políticos de turno, al no renovar los Convenios Docentes y 9 especialistas a través de la Comisión Nacional de la Especialidad.

 

revisión oftalmológica

 

Respecto a los Médicos del Trabajo, las cifras a marzo 2021 son muy malas con tendencia a peor: Hay actualmente en activo 6.002 Médicos del Trabajo, de los que en los próximos 10 años el 73% (4.390) de estos especialistas estarán en edad de jubilación. Actualmente el 30% (1.798) están ya en edad de jubilación y el 14% tienen más de 70 años.

El número de médicos que puede estimarse que han realizado la formación vía MIR desde su aparición, en el año 2004 es el 9,61% (577).

Hemos de tener en cuenta los sanitarios que tienen más de una especialidad y no ejercen como especialistas en medicina o enfermería del trabajo, que podemos estimarlos en un 20%.

En 2031, en base a un número de trabajadores similar (19.000.000), tendríamos un déficit de cerca de 5000 especialistas.

El Real Decreto 843/2011, de 17 de junio, por el que se establecen los criterios básicos sobre la organización de recursos para desarrollar la actividad sanitaria de los Servicios de Prevención. En su artículo 4, puntos 1,2,3 indica la obligatoriedad de poseer los SPAS el número suficiente de profesionales de la medicina del trabajo y enfermería del trabajo en función del número de trabajadores protegidos. Para ello establece una serie de ratios en referencia al número de trabajadores y de empresas protegidas.

 

consulta médica

 

Son las únicas especialidades dentro de la medicina y la enfermería, que son obligatorias por aplicación del Real Decreto 843/2011, de 17 de junio. Esto que a primera vista es una salvaguarda de la profesionalidad sanitaria de la vigilancia de la salud de los trabajadores, con que cuentan los Servicios de Prevención, se convierte en una trampa cuándo en el mercado laboral no hay suficientes profesionales y los sistemas MIR y EIR de formación de especialistas avanzan a un ritmo más lento que las jubilaciones que inexorablemente se producen.

Análisis y conclusión:

    • Situación actual crítica con tendencia muy negativa.
    • Se estima un déficit de enfermeros del trabajo en unos 10.000 especialistas.
    • Se estima un déficit de médicos del trabajo en unos 5.000 especialistas.
    • Abandono de la Administración con
      • Falta de políticas correctoras a corto y medio plazo.
      • Falta de ideas imaginativas para solucionar el problema a corto plazo.
    • Necesidad de establecer colaboración público-privada con el tejido empresarial para la formación dual de los profesionales.
    • Necesidad de establecer colaboración con Universidades como garantes de la formación.
    • Necesidad de actuación de las Asociaciones de SPAs, de Medicina del Trabajo y de Enfermería del Trabajo, en diversos ámbitos.
    • Como única conclusión: Urge poner remedios e ideas imaginativas por parte de nuestros políticos para solucionar el problema.
APOSTAMOS POR EL TALENTO JOVEN

APOSTAMOS POR EL TALENTO JOVEN

EMESA PREVENCIÓN apuesta por el talento, para ello colabora acercando la realización de las prácticas curriculares en los departamentos de las empresas en consonancia con la formación teórica recibida en la Universidad y Centros Docentes acreditados.

Creemos en la formación DUAL, ya que compaginamos dichas enseñanzas teóricas adquiridas en las aulas con prácticas reales en las empresas.

En EMESA PREVENCIÓN contamos con clientes que nos han confiado la gestión de sus riesgos laborales en distintas adjudicaciones, destacando por ejemplo la Universidad de Burgos, en colaboración con PREVENNOVA Seguridad y Salud y la Universidad Nebrija de Madrid.

 

En esta apuesta por el talento joven, tenemos contratos de colaboración para la realización de prácticas curriculares con otras universidades y centros docentes de prestigio como Fundación Nebrija, Universidad Nebrija, Fundación Universidad y Empresa, Universidad Francisco de Vitoria, Universidad Internacional de Valencia, Certificadora Bureau Veritas, etc. Actuamos como Tutores Empresariales para Proyectos de prácticas, tanto en la modalidad ”on line”, como presencial, donde los alumnos están apoyados en sus actuaciones educativas por un tutor individual.

 

 

Los modelos educativos están cambiando hacia formatos más flexibles, más prácticos y con una atención más personalizada hacia el alumno, dándole oportunidad de manifestar sus aptitudes (talento) y fomentar su creatividad e innovación.

La flexibilidad de dichos formatos viene marcada por el contexto social, económico y laboral que estamos atravesando y que la utilización de las nuevas tecnologías informáticas, de telecomunicaciones y de digitalización de las empresas nos van marcando el camino.

Apoyamos la Agenda Digital 2025, que ha elaborado el gobierno, como una hoja de ruta para la Transformación Digital del tejido empresarial y que nos permita salir reforzados de esta crisis epidémica y de sus secuelas sociales y económicas que se han generado. Está en la línea de los temas planteados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, ya que está encaminada a disminuir la brecha digital y la igualdad de oportunidades.

 

España digital 2025

 

La recuperación económica, las desigualdades sociales, el aumento de la productividad y el aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen de las nuevas tecnologías son motivos potentes para cambiar los modelos educativos, adaptando sus contenidos al contexto actual.

Surge la figura de un doble tutor del alumno, el tutor académico y el tutor empresarial que conjuntamente organicen una guía coherente de los contenidos a desarrollar en el espacio Universidad/Empresa y que tras la realización de prácticas curriculares puedan acceder, por medio de becas o contrato en prácticas a profundizar en aquellas materias que sean del interés del alumno.

Las empresas también se benefician, ya que se refrescan con las iniciativas de los jóvenes innovadores que llevan savia nueva, acorde con su edad y actualizada en su entorno presente y que debidamente matizadas (estudiada su viabilidad) por la experiencia de los mayores, provocan avances significativos y en ocasiones saltos sustanciales en las maneras de hace las tareas de cada profesión.

La colaboración Universidad/Empresa, debe estar amparada por un Marco Normativo que incentive, de confianza y seguridad jurídica a las empresas, proteja a los alumnos a la vez que incentive y promocione al centro educativo.

APOSTAMOS POR EL TALENTO JÓVEN

APOSTAMOS POR EL TALENTO JÓVEN

EMESA PREVENCIÓN, apuesta por el #talento joven y para ello colabora y está asociada al programa de práctica E-START y está basado en proyectos reales tutorizados por las empresas.

De esta forma se amplían las oportunidades de aprendizaje de los jóvenes universitarios al acercarse a las empresas y poder desarrollar sus prácticas en ellas, mientras reciben el talento de los jóvenes en forma de ideas frescas aumentando la capacidad innovadora de las mismas.

A través del programa E-START, de una forma 100% “on line”, las distintas unidades de negocio de las empresas establecen una participación que puede ser de tres formas:

  • Mediante experiencias reales.
  • Trabajo en Red y diversidad.
  • Internacionalización.

DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA

EL Programa E-Star nace dentro de ámbito de trabajo de la Fundación Universidad-Empresa, FUE, como uno de los proyectos importantes para poder cumplir los objetivos que se marcaron con la fundación de esta entidad en 1973, y que definen en su página web “como acercar el mundo de la universidad y el mundo de la empresa”. Es una iniciativa innovadora y que también cumple otro de los principios básicos de la FUE, ya que parafraseando a la propia FUE, es un programa que ofrece “siempre respuestas adecuadas a las necesidades cambiantes de la empresa, las universidades y los estudiantes”. 

Este programa, encuadrado en el área de GESTIÓN DEL TALENTO, se creó en el año 2011, y consiste, “en que a través de una plataforma digital (E-Start) perteneciente a FUE, las UNIVERSIDADES pueden ofrecer a sus estudiantes la realización de prácticas, de grado o postgrado (MASTER), en modalidad online, participando en proyectos co-tutelados por profesores y profesionales de empresas.

Se trata por tanto de un programa de realización de prácticas universitarias en un entorno 100% ONLINE. En cada proyecto existen CUATRO ACTORES PRINCIPALES:

programa de prácticas universitarias

La plataforma proporciona un entorno colaborativo que permite la comunicación fluida y permanente entre todos los agentes implicados (estudiante, tutor académico y tutor empresarial).

Los objetivos establecidos por la FUE para este programa en su presentación digital son muy ambiciosos y presentan beneficios para cada uno de los agentes implicados. Tratamos de esquematizarlos en los siguientes ITEMS:

  • Generar ideas innovadoras a los proyectos empresariales participantes.
  • Mejorar la competitividad de las empresas incorporando talento joven digital, pudiendo contar con un mayor número de estudiantes en prácticas.
  • Aportar versatilidad a tus prácticas tradicionales, más acordes con el entorno laboral actual, tanto para estudiantes, como para empresas
  • Potenciar la flexibilidad y el aprendizaje de los estudiantes
  • Intensificar la relación entre instituciones (Universidades) y abrir nuevas vías de comunicación

En cuanto al alcance del proyecto, nos sustentamos en las cifras facilitados por FUE, para vislumbrar el éxito obtenidos:  20.000 ALUMNOS y 3.000 EMPRESAS han participado hasta hoy, con más de 4.000 PROYECTOS finalizados.

EMESA PREVENCIÓN EN EL PROGRAMA E-STAR

La FUE invita a EMESA PREVENCIÓN a participar en el PROGRAMA E-Start en el Año 2020, en el ROL de TUTORES EMPRESARIALES, para la realización de prácticas no presenciales del MÁSTER DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES.

EMESA PREVENCIÓN es un SPA acreditado desde 1997, volcado en la mejora del entorno laboral, creando lugares más seguros y saludables. En el mundo actual esta labor no puede entenderse sin la participación en proyectos de sostenibilidad, desarrollo cultural, educativo y de protección medioambiental, como venimos realizando con diversos proyectos.

En lo referente a entornos educativos, creemos en la integración del talento joven, como fuente de excelencia y mejora de nuestra actividad, por lo que venimos firmando CONVENIOS DE PRÁCTICAS con diversas Universidades españolas, para la realización de prácticas curriculares de Estudiantes de postgrado, en concreto de MASTER de PRL, desde hacer varios años atrás.

No obstante, el alcance de dichas prácticas siempre ha estado limitado al ámbito presencial, por lo que el proyecto E-Start nos pareció que añadía una mayor inyección de talento y apertura a nuevas ideas y conocimiento.

Por otro lado, en EMESA PREVENCIÓN creemos que la formación de los trabajadores en prevención de riesgos laborales es uno de los pilares en los que descansa un entorno laboral seguro y saludable, por lo que el proyecto de desarrollar MANUALES FORMATIVOS actualizados, modernos y adaptados por las nuevas generaciones, y futuros Técnicos de PRL, fue, desde el principio una idea seductora.

De esta manera comenzamos a actuar como TUTORES EMPRESARIALES de varios proyectos que describiremos en esta MEMORIA.

Con nuestra colaboración en el PROGRAMA, nuestro propósito va dirigido a:

  • Mejorar nuestras SOLUCIONES FORMATIVAS, mediante la inclusión de una visión innovadora y novedosa, aportada por los alumnos en prácticas.
  • Compartir nuestra misión y visión de la prevención, con los futuros Técnicos de PRL, ofreciendo un espacio real y digital al mismo tiempo, para lograr unos ámbitos laborales más seguros, saludables y sostenibles.
  • Generar vínculos y sinergias con universidades y entidades de conocimiento, que potencien el talento de los estudiantes, pero que además nos aportan una visión más global de la prevención.
  • Identificar y localizar talento para futuras incorporaciones a nuestra organización, ampliando nuestra capacidad de colaboración con futuros técnicos gracias al entorno digital

Actualmente hemos participado en CUATRO PROYECTOS, con dos UNIVERSIDADES, para la realización de prácticas ONLINE, de sus programas de MASTER DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES:

Universidad de Nebrija      Universidad Francisco de Vitoria UFC MADRID

proyectos finalizados

NUESTROS RESULTADOS

Como indicábamos en el Apartado ALCANCE, EMESA PREVENCIÓN, va a seguir participando en el PROGRAMA E-Start, ya que FUE, sigue contando con nosotros, y en breve iniciaremos DOS NUEVOS PROYECTOS.

Nuevos proyectos E-Start y Emesa Prevencion

Los resultados han sido positivos en todos los sentidos. Todos los actores han cumplido su papel, superando las expectativas: Universidades, en la figura de los TUTORES ACADÉMICOS; FUE, a través de las personas asignadas al proyecto, siempre con una rápida respuesta a cualquier situación o incidencia.

Pero sin lugar a duda, merece destacar la gran calidad de los trabajos aportados por los estudiantes, que nos han ayudado a ampliar nuestro conocimiento, han aportado formatos y versiones actuales de las áreas en las que han trabajado, en definitiva, nos permiten mejorar nuestras acciones formativas, y, por tanto, nuestro afán por mejorar la calidad de servicio a nuestros clientes.

Dos grandes beneficios nos está reportando esta experiencia: la ya indicada mejora de la calidad de nuestras acciones formativas, que como ya hemos dicho, consideramos una parte fundamental de la prevención, y la otra menos visible pero no menos importante, el mantener una actitud de aprendizaje continuo, que en definitiva redunda en la capacidad de adaptarnos y mejorar a las nuevas necesidades del cambiante entorno laboral.