¿COMO PROTEGERNOS DE ATMÓSFERAS EXPLOSIVAS EN LOS LOCALES DE TRABAJO?

¿COMO PROTEGERNOS DE ATMÓSFERAS EXPLOSIVAS EN LOS LOCALES DE TRABAJO?

Son más de los que pensamos los sectores laborales de nuestro entorno cotidiano, que a nivel de barrio pueden originar atmósferas explosivas en los locales de trabajo y que dicho peligro lo desconocen el empresario y los propios trabajadores del centro de trabajo.

Por ello EMESA Prevención quiere difundir entre sus empresas clientes la necesidad de realizar un estudio de las situaciones laborales que puedan dar lugar a que una atmosfera potencialmente explosiva se convierta en explosiva con la consiguiente repercusión.

La Directiva 2014/34/UE, entiende por Atmósfera Explosiva “la mezcla con el aire, en condi­ciones atmosféricas, de sustancias inflamables en forma de gases, vapores, nieblas o polvos, en la que, tras una igni­ción, la combustión se propaga a la totalidad de la mezcla no quemada”. Pero también debemos tener presente que una Atmósfera Potencialmente Explosiva es “una atmósfera que puede convertirse en explosiva debido a circunstancias lo­cales y de funcionamiento”.

Nos encontramos sin ir más lejos, además de las estaciones de servicio o gasolineras con un simple taller mecánico de barrio, especialmente los dedicados a chapa y pintura. Los productos que usan para limpieza y desengrasado, así como los disolventes y pinturas, son susceptibles de generar atmósferas explosivas en determinadas partes del taller por presencia de gases y vapores, y muchas veces las medidas no son las adecuadas. Es muy importante en estos casos, a nivel técnico, tener una adecuada ventilación asegurada por un sistema de extracción, bien general, bien localizada. En el caso de los que tiene chapa y pintura, esto suele estar bien resuelto en las cabinas de pintura, que tienen su propio sistema de extracción y el cual debe estar debidamente mantenido por empresa acreditada. No así en la parte mecánica, en la cual se usan desengrasantes y algunos productos para limpiar parte mecánicas (en algunos casos con gasolina o gasoil como disolvente orgánico) los cuales tienen vapores con alta inflamabilidad, por lo que sería conveniente acotar estas zonas y dotarlas de un sistema de extracción localizada en la cubeta de limpieza.

 

limpieza con productos peligros

 

También una adecuada formación e información de los trabajadores a este respecto es primordial, por lo que todo esto debe reflejarse en el llamado Documento de Protección Contra Explosiones (DPCE) para poder tomar las medidas oportunas.  El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo ha elaborado la Nota Técnica de Prevención nº 826, con el objetivo de proporcionar el conocimiento y las herramientas necesarias para realizar el documento de protección contra explosiones (DPCE), partiendo de la premisa que es una de las obligaciones legales que dispone el Real Decreto 681/2003, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo.

El DOCUMENTO DE PROTECCIÓN CONTRA EXPLOSIONES

Debe constar de:

  1. Una introducción donde se recoja la identificación de la empresa (razón social,…), objeto del DPCE, referencias legales y normativa asociada.
  2. Descripción del lugar de trabajo y de los sectores de actividad.
  3. Descripción de los procesos y/o actividades y diagrama de proceso.
  4. Descripción de las substancias utilizadas y sus parámetros de explosividad.
  5. Presentación de los resultados de la evaluación de riesgos.
  6. Medidas de protección adoptadas o a adoptar para la protección contra explosiones (técnicas y organizativas).
  7. Planificación, realización y coordinación de las medidas de protección contra explosiones.
  8. ANEXOS con: Declaraciones CE de conformidad, Evaluación de la idoneidad de los equipos previamente instalados, Fichas de datos de seguridad, Instrucciones de funcionamiento de Equipos eléctricos/no eléctricos, de Instrumentación de control y medición, Información complementaria y Otros: como los Planes de mantenimiento, …etc.

También deberemos tener las Fichas de seguridad de los productos susceptibles de formarlas para poder así conocer su LIE (Límite inferior de explosividad). El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo ha elaborado la Nota Técnica de Prevención nº 371 sobre información de los productos químicos y las fichas de datos de seguridad.

 

Información que debe incluir una ficha de datos de Seguridad:

Toda ficha de seguridad debe incluir como mínimo lo siguiente:

  1. Identificación de la sustancia o preparado y de la sociedad o empresa.
  2. Composición/información sobre los componentes.
  3. Identificación de los peligros.
  4. Primeros auxilios.
  5. Medidas de lucha contra incendios.
  6. Medidas que deban tomarse en caso de vertido accidental.
  7. Manipulación y almacenamiento.
  8. Control de exposición/protección individual.
  9. Propiedades físicas y químicas.
  10. Estabilidad y reactividad.
  11. Informaciones toxicológicas.
  12. Informaciones ecológicas.
  13. Consideraciones relativas a la eliminación.
  14. Informaciones relativas al transporte.
  15. Informaciones reglamentarias.
  16. Otras informaciones. Por ejemplo consejos relativos a la formación, usos recomendados y restricciones, referencias escritas, fuentes de los principales datos y fecha de emisión.

Alejándonos un poco de oficios que podemos ver en nuestro barrio, encontramos por ejemplo las explotaciones ganaderas en las cuales en los silos de pienso y cereal, durante las operaciones de trasvase o limpieza de los silos, pueden existir también atmósferas explosivas dentro o en la proximidad a los mismos.

 

atmósferas explosivas

 

Tal y como indica el R.D. 681/2003 en su art. 8 se elaborará este documento de protección contra explosiones a fin de establecer por parte del empresario las medidas necesarias para tener una adecuada protección de los trabajadores frente a atmósferas explosivas.

 

FUENTES O FOCOS DE IGNICIÓN DE ATMÓSFERAS EXPLOSIVAS:

Los focos o fuentes de ignición de atmósferas explosivas pueden ser:

  1. Superficies calientes.
  2. Llamas y gases calientes.
  3. Chispas de origen mecánico.
  4. Material eléctrico.
  5. Corrientes eléctricas parásitas, protección contra la corrosión catódica.
  6. Electricidad estática.
  7. Ondas electromagnéticas de radiofrecuencias (10 kHz300 Mhz) y microondas (300 Mhz-300 Ghz).
  8. Radiación electromagnética de 300 GHz a 3 x 1016 Hz (rango del espectro óptico).
  9. Radiación ionizante.
  10. Compresión adiabática, ondas de choque y gases circulantes.
  11. Reacciones químicas.

Tabla1. Fuentes o focos de ignición de atmósferas explosivas (según norma UNE-EN 1127-1)

 

A la hora de elegir los equipos instrumentales, que deberán tener la debida certificación ATEX, a utilizar en este tipo de ambientes, es importante saber además del LIE, que lo sacaremos de la ficha de seguridad, la temperatura máxima que alcanzará el equipo, teniendo en cuenta el punto 1 de la tabla anterior. Por ejemplo, aunque dos teléfonos móviles normales a simple vista, puedan parecer iguales, las temperaturas que alcanzan sus componentes son muchos más bajas en el atex. Es decir, se calienta menos. Esto podemos verlo en la NTP-369 sobre atmósferas explosivas e instalaciones eléctricas.

 

 

Bibliografía Normativa ATEX

  1. la Directiva ATEX 1999/92/CEestablece por su parte las disposiciones mínimas para la mejora de la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de Atmósferas Explosivas.
  2. La Directiva ATEX 2014/34/UEestablece las disposiciones a tomar por los estados miembros para los aparatos y sistemas de protección diseñados para ser empleados en áreas con riesgo de explosión. Por otra parte,
  3. REAL DECRETO 681/2003, de 12 de junio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo. BOE núm. 145.
  4. REAL DECRETO 400/1996, de 1 de marzo, por el que se dicta las disposiciones de aplicación de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo 94/9/CE, relativa a los aparatos y sistemas de protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas. BOE núm. 85.
  5. Guía de buenas prácticas de carácter no obligatorio para la aplicación de la Directiva 1999/92/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las disposiciones mínimas para la mejora de la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas.
  6. UNE-EN 1127-1 Atmósferas explosivas. Prevención y protección contra la explosión. Parte 1: Conceptos básicos y metodología.
  7. NTP- 371: Información sobre productos químicos. Ficha de Datos de Seguridad.
  8. NTP-369: Atmósferas potencialmente explosivas: instalaciones eléctricas
  9. NTP-826: El Documento de protección contra explosiones.
MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LA CONTENCIÓN DE LA EPIDEMIA COVID-19, EN LA COMUNIDAD DE MADRID

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LA CONTENCIÓN DE LA EPIDEMIA COVID-19, EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Desde EMESA Prevención, queremos difundir entre nuestras empresas clientes las medidas preventivas que la Comunidad de Madrid, ha dispuesto para la contención de la epidemia del coronavirus COVID-19, dado que es la zona que presenta mas casos de contagio y mayor número de fallecimientos.

Ante todo, saber que estamos en una primera fase de contención de la epidemia y que a pesar de la avalancha de información alarmante que estamos recibiendo, las autoridades sanitarias están trabajando de la mejor manera posible científicamente y en unión con el resto de los países, para la contención de los contagios. No olvidemos que las autoridades sanitarias manejan toda la información y nosotros salvo la información oficial, nos nutrimos de titulares periodísticos.

Este fin de semana el escenario ha cambiado en la Comunidad de Madrid y en el País Vasco porque han aparecido casos de transmisión comunitaria, por lo que, sin cambiar de grado del escenario, si que se consideran como zonas de transmisión alta o significativa pasando a un nuevo escenario de contención reforzada. Por ello se establecen una serie de medidas especiales, que en los próximos días se completarán con otras más, según se desarrollen los acontecimientos.

“Seguir las recomendaciones se trata de un ejercicio de responsabilidad de los ciudadanos”.

La incertidumbre genera nerviosismo y puede provocar pánico, pero también la desinformación genera falsa confianza por el desconocimiento del problema lo que hace minusvalorarlo. Hay que conocer a que estamos enfrentándonos, valorar el problema en su conjunto y seguir las recomendaciones científicas de las autoridades sanitarias.

Medidas excepcionales de la Comunidad de Madrid por el coronavirus COVID-19 (9/3/20)

  • Suspensión de todas las clases presenciales desde Infantil hasta las universidades.
  • Madrid también recomienda a las personas mayores que eviten salir de sus casas o de las residencias «salvo en caso de necesidad»
  • Evitar viajes no imprescindibles. Aconseja a toda la población que no viajen a no ser que sea «estrictamente imprescindible».
  • Las actividades quirúrgicas programadas y las consultas externas o pruebas diagnósticas «no preferentes» podrán ser suspendidas o retrasadas durante 15 días.
  • Los hospitales habilitarán las camas de reserva y se instalarán otras nuevas para asegurar una atención adecuada ante la epidemia
  • Se establecerá un plan específico de Urgencias  Unidades de Cuidados Intensivos
  • En Atención Primaria, se atenderá prioritariamente a los pacientes en sus domicilios.
  • La Comunidad de Madrid recomienda a las empresas el teletrabajo siempre que sea posible, así como la revisión y actualización de sus planes de continuidad de la actividad laboral ante emergencias.
  • También aconseja facilitar la flexibilidad horaria para mejorar conciliación familiar en estas circunstancias, así como fomentar las reuniones por videoconferencias.

Hoy habrá nuevas medidas complementarias que se irán conociendo, tanto del gobierno regional como del Ministerio de Sanidad, según lo aconsejen las circunstancias.

Mapa expansión Covid-19 a 09-03-2020

GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL – NUEVO CORONAVIRUS

GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL – NUEVO CORONAVIRUS

EL MINISTERIO DE TRABAJO PUBLICA UNA GUÍA PARA LA ACTUACIÓN EN EL ÁMBITO LABORAL EN RELACIÓN CON EL NUEVO CORONAVIRUS

Se ha publicado en la Web del Ministerio de Trabajo y Economía Social una guía para la actuación en el ámbito laboral en relación con el nuevo coronavirus, donde se destaca que “El deber de protección de la empresa implica que esta debe garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo que están bajo su ámbito de dirección, es decir bajo su capacidad de control”.

Para ello las empresas deberán adoptar aquellas medidas preventivas de carácter colectivo o individual que sean indicadas, en su caso, por su servicio prevención de acuerdo con la evaluación de riesgos.

En el caso de la epidemia de infección por coronavirus COVID-19 que nos afecta, aparece una nueva variable que es la definición del riesgo grave e inminente que lo considera como “Todo aspecto que resulte probable que se materialice en un futuro inmediato y pueda ser causa de gravedad para la salud de todos los trabajadores del puesto”.

Hace mención en cuanto a la inmediatez del riesgo, que “la mera suposición o la alarma social generada no son suficientes para entender cumplidos los requisitos de norma, debiendo realizarse una valoración carente de apreciaciones subjetivas, que tenga exclusivamente en cuenta hechos fehacientes que lleven a entender que la continuación de la actividad laboral supone la elevación del riesgo de contagio para las personas trabajadoras”.

Recuerda que la empresa puede adoptar temporalmente, medidas organizativas o preventivas que eviten aglomeraciones, conferencias, desplazamientos a zonas de mayor riesgo, etc., sin necesidad de paralizar su actividad principal.

No obstante, cuando las personas trabajadoras estén o puedan estar expuestas a un riesgo grave e inminente de contagio con ocasión de su trabajo, la empresa estará obligada a paralizar la actividad y a informar de la existencia de dicho riesgo y de las medidas adoptadas para el cese de la actividad y si fuera necesario del abandono y cierre del lugar de trabajo.

Asi mismo el articulo 21 de la LPRL, en su apartado 2, da pie a paralizar la actividad por decisión mayoritaria de las personas trabajadoras y/o sus delegados de prevención si se considera el riesgo de contagio grave e inminente por el coronavirus.

ministerio de trabajo

http://prensa.mitramiss.gob.es/WebPrensa/pdf/guia_definitiva.pdf

La empresa deberá adoptar las medidas preventivas que las autoridades sanitarias vayan recomendando en cada momento como, por ejemplo:

  • Organizar el trabajo de modo que se reduzca el número de personas trabajadoras expuestas, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona.
  • Adoptar, en su caso, medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles.
  • Proporcionar información sobre medidas higiénicas, como lavarse las manos con frecuencia, no compartir objetos, ventilación del centro de trabajo, y la limpieza de superficies y objetos.
  • En este sentido, las empresas deberán poner a disposición de las personas trabajadoras el material higiénico necesario, y adoptar los protocolos de limpieza que fuesen precisos.

 

Posibilidad de aplicación del teletrabajo

Entre las medidas organizativas se habla de la posibilidad de teletrabajo y enumera una serie de requisitos:

  • Que se configure como una medida de carácter temporal y extraordinaria, que habrá de revertirse en el momento en que dejen de concurrir aquellas circunstancias excepcionales.
  • Que se adecúe a la legislación laboral y al convenio colectivo aplicable.
  • Que no suponga una reducción de derechos en materia de seguridad y salud ni una merma de derechos profesionales (salario, jornada -incluido el registro de la misma-, descansos, etc.).
  • Que, si se prevé la disponibilidad de medios tecnológicos a utilizar por parte de las personas trabajadoras, esto no suponga coste alguno para estas.

 

Aplicación de una suspensión total o parcial de la actividad empresarial por expediente de regulación de empleo:

En los casos de desabastecimiento de productos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial o por un descenso de la demanda que provoca un acúmulo de productos fabricados, se puede aplicar una suspensión total o parcial de la actividad empresarial por expediente de regulación de empleo, siempre en la línea que para esta causa se contempla en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores y Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo.

Podrían ser consideradas como causas que justifican un expediente de regulación temporal de empleo por fuerza mayor, entre otras análogas, las siguientes:

  • Índices de absentismo tales que impidan la continuidad de la actividad de la empresa por enfermedad, adopción de cautelas médicas de aislamiento, etc.
  • Decisiones de la Autoridad Sanitaria que aconsejen el cierre por razones de cautela.

En el caso de que la empresa afectada por alguna de las causas productivas, organizativas o técnicas no procediese a la comunicación de un expediente de regulación de empleo, pero igualmente paralizarse su actividad, resultaría de aplicación lo previsto en el artículo 30 ET, de manera que la persona trabajadora conservará el derecho a su salario.

En el caso de EMERGENCIA DE PROTECCIÓN CIVIL

El contenido de esta Guía se entiende, sin perjuicio de lo previsto en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil. en su artículo 24.2.b), a propósito de la declaración de una zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil:

Las extinciones o suspensiones de los contratos de trabajo o las reducciones temporales de la jornada de trabajo que tengan su causa directa en la emergencia, así como en las pérdidas de actividad directamente derivadas de la misma que queden debidamente acreditadas, tendrán la consideración de provenientes de una situación de fuerza mayor, con las consecuencias que se derivan de los artículos 47 y 51 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo. En el primer supuesto, la Tesorería General de la Seguridad Social podrá exonerar al empresario del abono de las cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta mientras dure el periodo de suspensión, manteniéndose la condición de dicho período como efectivamente cotizado por el trabajador. En los casos en que se produzca extinción del contrato, las indemnizaciones de los trabajadores correrán a cargo del Fondo de Garantía Salarial, con los límites legalmente establecidos.”

IV ACTUALIZACIÓN INFORMACIÓN COVID-19

IV ACTUALIZACIÓN INFORMACIÓN COVID-19

No se puede descartar que la epidemia llegue a España a través de personas infectadas por COVID-19 procedentes de diferentes provincias de China, aunque la probabilidad se considera baja-moderada por el Ministerio de Sanidad.

La situación epidemiológica fuera de China, actualmente con transmisión muy limitada y controlada, hace que la probabilidad de que lleguen personas infectadas por COVID-19 procedentes de otros países, sea baja.

No obstante, han fallecido los tres primeros contagiados por coronavirus en Lombardía y Veneto (Italia). 17 contagios y 250 en observación entre ellos muchos sanitarios, 10 pueblos confinados, con 250.000 personas y cifras aumentando, son las primeras noticias que nos llegan de como la epidemia entra en Europa por la vía de la globalización de los transportes humanos y de mercancías.

CallesDesiertas

Observaremos como se desarrollan las medidas sanitarias que se han establecido en el país vecino y debemos extremar las medidas de precaución que nos recomiendan nuestras autoridades sanitarias.

Recordar no caer en alarmas injustificadas, ni en actuaciones xenófobas y que todos tenemos que contribuir para tratar de evitar los daños colaterales que se están produciendo en la comunidad china.

Por ello, desde EMESA PREVENCIÓN, como Servicio de Prevención Ajeno de Riesgos Laborales, que compartimos los 10 principios del Global Compact de las Naciones Unidas, queremos manifestar nuestro total apoyo a la campaña #YONOSOYUNVIRUS, para no discriminar a personas y trabajadores de procedencia china tan arraigados en nuestro País y que encontramos sus negocios en nuestro entorno más próximo con quien compartimos nuestra vida cotidiana.

#YoNOSoyUnVirus

También queremos compartir las palabras de un representante de la Embajada de China en España, que vienen a decir: que el enemigo no está en la Comunidad China, sino que el enemigo es el coronavirus, a quien debemos combatir.

MEDIDAS PREVENTIVAS A TOMAR FRENTE EL CORONAVIRUS COVID-19

En nuestro país disponemos de la información periódica que el Ministerio de Sanidad ofrece a través del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Además de realizar una evaluación permanente del riesgo se proponen medidas de salud pública a realizar en nuestro país.

La información oficial que aparece en las páginas del Ministerio se divide en información para los ciudadanos y documentación técnica para profesionales sobre el manejo de los pacientes infectados o con sospecha.

EMESA Prevención quiere difundir entre sus empresas clientes, bien a través de los artículos de nuestro Blog donde hay información semanal de la evolución de la epidemia y de las notas informativas que enviamos a nuestras empresas clientes clasificadas como de potencial riesgo de contacto con personas afectadas, la información que hay en el enlace de “información para los ciudadanos” que recoge las recomendaciones sanitarias y medidas preventivas así como publicitar tarjetas y carteles informativos de cómo se debe actuar en las empresas y comunidades, recomendando la impresión y divulgación de los mismos.

Información para ciudadanos
Documentación técnica para profesionales

 

ACTUALIZACIÓN INFORMACIÓN COVID-19

ACTUALIZACIÓN INFORMACIÓN COVID-19

En una visión holística del mundo y que según un proverbio chino “El leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”, puede acontecer un comportamiento caótico de sistemas inestables como es cuando una epidemia local se convierte en pandemia.

Esto es lo que ha ocurrido con el actual coronavirus, que ha sido etiquetado como COVID-19 por la OMS.

pandemia coronavirus

 

La mortalidad registrada ahora, en medio de la epidemia es de aproximadamente un 2% (1.400 muertes actuales) Recordar que el SARS tuvo una mortalidad del 10% y el MERS rondó el 35%.

 

afectación mundial coronavirus

 

Lo podemos comparar con la gripe estacional, cuya mortalidad es del 0,1%, pero debido al elevado número de casos (1.000 millones), su mortalidad es entre 350.000 y 650.000 muertes anuales.

También las cifras de muertes anuales por tráfico en España superan la mortalidad del COVID-19, por ahora. Aunque no sabemos todavía las consecuencias de una diseminación de contagios en países con una sanidad pública de peor nivel organizativo que la china.

Pero no solo el número de muertes (aunque el valor de una vida no tiene precio) es la medida de afectación de una epidemia, la valoración económica es muy importante:

  • Gastos de medidas preventivas y de tratamiento adoptadas sobre el foco principal.
  • Gasto de medidas preventivas de aislamiento/cuarentena.
  • Nº de horas perdidas de trabajo de afectados o de cuarentena.
  • Gasto de vigilancia y de implantación de medidas preventivas.
  • Gastos de investigación para desarrollar vacunas y tratamientos.
  • Gastos de anulaciones de eventos ya programados.
  • Pérdidas por estigmas xenófobos hacia grupos o comunidades afectadas.
  • Otras pérdidas difícilmente cuantificables.

Las autoridades chinas han identificado como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que fue denominado “nuevo coronavirus”, COVID-19. La secuencia genética fue compartida por las autoridades chinas el 12 de enero.

El Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI, 2005) ha declarado el actual brote de nuevo coronavirus COVID-19 como una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII) en su reunión del 30 de enero de 2020.

 

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES OFICIALES

En nuestro país disponemos de la información periódica que el Ministerio de Sanidad ofrece a través del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Por parte de las autoridades sanitarias se ha elaborado un procedimiento de actuación frente a casos de infección por COVID-19

Información para ciudadanos
Documentación técnica para profesionales
ALERTA ANTE RIESGOS BIOLÓGICOS EMERGENTES

ALERTA ANTE RIESGOS BIOLÓGICOS EMERGENTES

Los riesgos biológicos emergentes son aquellos que, o bien no existían o existían, pero no los conocíamos, o bien no se consideraban un riesgo. Este cambio en su valoración puede deberse a nuevos descubrimientos científicos o percepciones sociales. Es importante tener en cuenta estos factores, puesto que las Enfermedades Profesionales causadas por agentes biológicos sufrieron un incremento de 981 casos en 2017, a 1425 casos en 2018.

Factores implicados en la aparición de riesgos biológicos emergentes.

Riesgos en el trabajo relacionados con epidemias mundiales.

La globalización, la elevada densidad de población y el aumento de viajes de negocios y turismo, favorece la aparición de nuevos agentes patógenos y los grupos de trabajadores con mayores riesgos de contraer estas enfermedades en sus puestos de trabajo:

  • Personal sanitario.
  • Industria ganadera
  • Personal de aeropuertos y tripulaciones de líneas aéreas.
  • Trabajadores de controles fronterizos.
  • Conductores en el transporte público.

Dificultad en la evaluación de los riesgos biológicos.

Actualmente no hay estudios suficientes que pongan de manifiesto una clara relación entre dosis y efecto, dificultando la correcta evaluación de los riesgos biológicos, además los daños para la salud del trabajador dependen en gran medida de la susceptibilidad individual del trabajador.

Algunos ejemplos:

Epidemias víricas locales que se convierten en pandemias.

Aparición de focos epidémicos locales, que se universalizan con la globalización y se extienden convirtiéndose en pandemias, como los recientes casos de los virus ébola, SARS, etc., y sobre todo este último coronavirus de Wuhan.

Mohos y microorganismos suspendidos en el aire.

Se conocen más de 100.000 especies de mohos, pero es posible que existan más de 1,5 millones en todo el mundo. La exposición a estos agentes puede producir asma, enfermedades respiratorias de las vías altas, dolor de cabeza, síntomas pseudogripales, infecciones, enfermedades alérgicas e irritación de nariz, garganta, ojos y piel.

 

Mohos y microorganismos suspendidos en el aire

 

En oficinas y otros lugares de trabajo en interiores, que con una no revisada y sucia climatización abundan los mohos suspendidos en el aire, que contribuyen al síndrome del edificio enfermo.

Abundan también los mohos transmitidos por vía aérea en los sectores de tratamiento de residuos y depuración de aguas residuales, en la manipulación de algodón y en la agricultura.

Endotoxinas.

Las endotoxinas, componentes de la pared celular de las bacterias Gram negativo, han sido reconocidas como un importante factor etiológico de las enfermedades profesionales del aparato respiratorio, como el asma no alérgico y el ODTS (síndrome del polvo orgánico tóxico).

Entre los sectores de actividad en los que se ha descrito exposición a endotoxinas se pueden destacar: la industria del algodón y, en general, de la fibra vegetal, la cría de ganado (en particular, pollos y cerdos), manipulación de roedores, mataderos, fabricación de compost y depuración de aguas residuales e incluso los trabajadores en interiores.

Exposición a microorganismos resistentes a medicamentos.

Los antibióticos han reducido la amenaza de las enfermedades infecciosas. Sin embargo, este logro se ve en peligro por la aparición y propagación mundial de microorganismos resistentes. Cuando una población de microorganismos se expone a un antibiótico sobreviven los más resistentes. Estos por la replicación de sus genes resistentes, la transmiten a sus descendientes o a otras bacterias mediante conjugación. Este fenómeno natural, está potenciado por el mal uso de los antibióticos en el tratamiento no solo de patologías infecciosas humanas, sino también en ganadería, agricultura y acuicultura.

Los trabajadores sanitarios están en situación de riesgo debido a la aparición de microorganismos como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) y a la tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos (XDR-TB).

En general existe una falta de información y formación adecuada de los trabajadores sobre los riesgos biológicos de su puesto de trabajo.

Para prevenir y disminuir riesgos EMESA Prevención aconseja a los empresarios que deben proporcionar toda la información disponible y promover una formación adecuada a todos los trabajadores que se encuentren expuestos a agentes biológicos, de manera que conozcan:

    • Los riesgos potenciales para la salud de su puesto de trabajo.
    • Las precauciones para prevenir la exposición.
    • Que medidas de higiene deben extremar.
    • Un uso correcto de la de ropa y equipos de protección individual.
    • Que medidas de actuación adoptar frente a incidentes y accidentes.
    • Independientemente de los riesgos biológicos de su trabajo, deben conocer los trabajadores las medidas preventivas de los riesgos biológicos emergentes que puedan afectarles.

 

protecciones prevención de riesgos

“Mencion-especial-de-la-Comunidad-de-madrid”