LA VIRUELA DEL MONO, UNA NUEVA INFECCIÓN VIRAL ZOONÓTICA

LA VIRUELA DEL MONO, UNA NUEVA INFECCIÓN VIRAL ZOONÓTICA

La viruela del mono, conocida como “Monkeypox” (MP) en la comunidad médica internacional, es una infección viral zoonótica (transmitida al ser humano desde los animales) causada por un miembro del género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae.

El virus “Monkeypox” (MPVX) fue descubierto en un laboratorio danés en 1958 al identificarse como el agente causal de una enfermedad en monos Cynomolgus semejante a la viruela humana. Inicialmente, se consideró que el hombre era poco susceptible a este nuevo virus, pero en 1970 se demostró su carácter de zoonosis, al confirmarse su trasmisión a un niño de 9 meses de edad (Human Monkeypox- H-MPVX)) en la República Democrática del Congo. La enfermedad en humanos se ha mantenido endémica en países del África Central y, fuera de África , se produjo un brote multi-estatal de casos en los Estados Unidos de América en el año 2003, entre personas que habían tenido contacto con animales importados. La enfermedad, acaba de saltar a los medios de comunicación al producirse a partir de mayo de 2022, un brote en humanos que residen fuera de Africa que supera en menos de un mes de evolución más de 3000 casos en más de 50 naciones del mundo. El brote está vinculado fundamentalmente, pero no exclusivamente, a grupos de hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

¿Qué vacunas hay disponibles?

Las primeras vacunas, sin conocerse siquiera la naturaleza viral de la viruela, se hicieron a partir del material de las pústulas de la viruela bovina. Posteriormente, el virus de la vacuna sustituyó a las cepas atenuadas de la Viruela bovina, para la inmunización en masa de las poblaciones antes de la erradicación de la viruela.

Se administraba por escarificación con una aguja bifurcada, induciendo una sufusión en la piel sobre la que aparecía:

  • Una pápula ente los dos y cinco días siguientes,
  • Que evolucionaba a vesícula y pústula del octavo al décimo día.
  • La pústula vacunal alcanzaba hasta 1 cm de diámetro,
  • Que finalmente se secaba y producía más costra,
  • Tras la caída, ente el día 14 y el 21, dejaba una cicatriz.
  • Era frecuente el desarrollo de una adenopatía regional.

La eficacia de esas vacunas frente a la viruela se estima completa en los primeros años, muy importante en los veinte siguientes y con protección frente a enfermedad severa, de más largo recorrido, probablemente de por vida.

 

Vacunas viruela del mono

 

Estas vacunas, sin embargo, tenían sus complicaciones.

  • Una de ellas era la extensión local de la lesión de inoculación vacunal a una lesión necrotizante o gangrenosa, a veces con poco componente inflamatorio, de elevada mortalidad, y que se ha descrito incluso en inmunocompetentes.
  • Otra complicación más frecuente (4,6 casos por millón de vacunados) era el llamado Eczema Vaccinatum, o extensión por inoculación sobre pieles atópicas o con otras enfermedades cutáneas, del propio vacunado o de contactos accidentales. Como en la complicación anterior se trataba con suero hiperinmune.
  • La extensión generalizada de la lesión de la vacuna era otra complicación, difícil de justificar. Solía ser autolimitada y en general no precisaba tratamiento y su incidencia se estimaba en las grandes series de vacunación en 242 casos por millón de vacunados.
  • Finalmente, podía aparecer una encefalomielitis entre el día 11 a 15 de la primo vacunación que no se describía en las revacunaciones. Su incidencia era de entre 2,9 a 12,3 casos por millón de vacunados. En los niños menores de dos años podían producirse lesiones focales con afasia o hemiplejía de presentación más cercana a la vacunación.

Una vacuna producida con una cepa atenuada, no replicante y aprobada para la Viruela y la Viruela del Mono(AVA/ANKARA) podría considerarse en el inmunodeprimido y está licenciada para su uso en situaciones de emergencia.

Tiene diferentes nombres en distintas regiones (Invanex; Jynneos; Imvamune). Fue aprobada por la EMA en 2013 para la prevención de la viruela humana en adultos a partir de los 18 años (ficha técnica actualizada en abril de 2022 en español). En EE. UU. recibió la aprobación para la prevención de la viruela humana y la del mono en 2019.

 

Medidas control viruela del mono

 

Medidas de control medioambiental que se recomiendan:

  • La ropa de cama, toallas, etc., se debe lavar en una lavadora estándar con agua caliente (60 grados) y detergente.
  • Se puede agregar lejía, aunque esta no es necesaria.
  • Se debe tener cuidado al manipular la ropa sucia para evitar el contacto directo con el material contaminado.
  • La ropa sucia no debe sacudirse ni manipularse de manera que pueda dispersar partículas infecciosas.
  • Los platos sucios y los utensilios para comer deben lavarse en un lavaplatos o a mano con agua caliente y jabón.
  • Las superficies y objetos contaminados deben limpiarse y desinfectarse con un desinfectante de uso hospitalario o con una dilución de 1:100 de hipoclorito sódico (lejía) de uso doméstico (104, 105).

¿Pronóstico de la Viruela del mono en humanos?

La tasa de letalidad de la viruela del mono ha variado entre el 0 y el 11% en la población general de países africanos, y es mayor entre los niños pequeños. Además, las personas menores de 40 o 50 años (dependiendo del país) pueden ser más susceptibles a la viruela del mono como resultado de la finalización de la vacunación rutinaria contra la viruela en todo el mundo tras la erradicación de la viruela. El virus que circula actualmente en España, presenta una mortalidad muy baja.

Datos extraídos de los informes del COMITÉ CIENTÍFICO SOBRE LA COVID 19 Y PATÓGENOS EMERGENTES DEL ICOMEM

VACUNACIÓN DE LA GRIPE ESTACIONAL. CAMPAÑA 2022/2023

VACUNACIÓN DE LA GRIPE ESTACIONAL. CAMPAÑA 2022/2023

Desde Emesa Prevención queremos convocar una nueva campaña preventiva de vacunación de la Gripe estacional, aunque a pesar de haberse relajado las medidas preventivas del COVID, tenemos confianza que evitaran nuevamente las altas cifras de morbimortalidad de años anteriores.

La campaña de vacunación se iniciará, como todos los años, en la segunda quincena del mes de octubre (El Ministerio de Sanidad concretará el comienzo de la campaña cuando se conozcan las fechas de suministro de vacunas), también será determinante la posibilidad de hacerla coincidir con la inoculación del segundo refuerzo de la vacuna del Covid, si están actualizadas las vacunas a las nuevas cepas dominantes o si está disponible la vacuna Hipra (española).

EMESA Prevención, que está conectada al programa SISPAL de la Comunidad de Madrid, podrá realizar la campaña de vacunación 2022/2023, a sus empresas clientes como en años anteriores. La aplicación SISPAL aborda la necesidad de realizar un tratamiento informatizado del registro nominal de vacunas administradas en los diferentes centros.

La gripe provocada por el virus influenza es responsable, además de causar muchas muertes anuales, de generar gran número de jornadas de absentismo laboral, con el consiguiente perjuicio económico a las empresas.

Se caracteriza por un inicio súbito de fiebre, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal.

 

Vacunación Gripe

 

Por ello se aconseja vacunar a los mayores de 60 años y a las personas que forman parte de los grupos de riesgo: enfermos crónicos, embarazadas, profesionales sanitarios, personal socio-sanitario, cuidadores y servicios esenciales, fundamentalmente.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha adquirido para esta campaña un total de 1.630.000 dosis de vacuna antigripal, por un importe de 19 millones de euros. Las dosis adquiridas se dividen en 800.000 vacunas tetravalente adyuvadaque se destinarán a personas 65 años o más edad, y un segundo lote de 830.000 dosis de tetravalente de huevo, que se administrarán entre 60 a 64 años y a los menores de 60 con factores de riesgo frente a la gripe.

La nueva vacuna tetravalente adyuvada está diseñada para proteger frente a dos cepas A y dos cepas B, en lugar de una sola cepa B como sucede con la vacuna actual. Además, evita que algunas de las cepas, especialmente la H3N2, que tiende a mutar durante el proceso de cultivo para adaptarse al huevo, lo que da lugar a diferencias importantes entre los virus incluidos en la vacuna y los virus en circulación.

Los resultados de esta nueva técnica que utiliza una línea celular de mamífero en cultivo líquido como organismo hospedador para cultivar el virus de la influenza, al tratarse de células mucho más parecidas a las humanas no sufren estas mutaciones, por lo tanto, podría ofrecer una mayor concordancia y una protección potencialmente mejorada contra la cepa H3N2 circulante en comparación con las opciones basadas en huevo.

Los resultados en Europa no podrán comprobarse hasta el año que viene, pero en EE.UU. los datos de efectividad de la vacuna de la temporada 2017/18, (en la que circuló la H3N2 en gran medida) fueron superior a la del huevo.

 

Vacuna gripe

 

La vacunación es la herramienta más eficaz para prevenir su difusión y complicaciones que pueda generar en la salud, tanto de forma directa como por agravamiento de otras enfermedades de base, principalmente cardiorrespiratorias, renales o metabólicas.

NO MALGASTAR ENERGÍA, PERO TRABAJAR CON CONFORT TÉRMICO

NO MALGASTAR ENERGÍA, PERO TRABAJAR CON CONFORT TÉRMICO

La situación actual del consumo de energía, los canales de distribución y los avatares políticos, económicos y como consecuencias de la globalización de conflictos que nos está tocando vivir, hacen necesario que reflexionemos sobre la utilización de la energía. Derivada de recursos finitos del planeta, con consecuencias impredecibles sobre la vida, el clima, etc.

Es necesario ahorrar, aunque más correcto sería decir “no malgastar”, los recursos del planeta que utilizamos como fuentes de energía. El utilizar otras fuentes naturales como el sol, el aire, las mareas, el calor del subsuelo, el hidrógeno, etc., e incluso temporalmente la nuclear, nos puede ayudar a conservar el planeta y su biodiversidad.

Los políticos son los responsables de establecer medidas globales y universales encaminadas a preservar nuestro hábitat, teniendo en cuenta las desigualdades entre continentes y países.

Ante esta utopía planteada, no nos queda mas remedio que ir estableciendo pequeñas medidas individuales, acordes con las legislaciones vigentes en cada país.

En España se están estableciendo paquetes de acciones encaminadas a ahorrar energía, en consonancia con Europa. Medidas de ahorro energético en los locales de trabajo, que algunas no pueden generalizarse, porque no hay dos trabajos iguales, dos locales iguales y dos trabajadores iguales.

Estas medidas deberían ser generalistas pero discrecionales atendiendo a cada situación laboral y reflejadas no en una cifra concreta sino en un arco de medida, con una amplitud variante según las condiciones del trabajo a realizar. Me refiero concretamente a la temperatura de los locales de trabajo.

Para alcanzar una temperatura de la oficina adecuada existen tres factores que influyen en ello:

  1. La temperatura operativa. Básicamente, el número de grados centígrados que se dan en un lugar.
  2. La velocidad del aire. Si el viento nos toca la sensación será de mayor frescura y menos calor.
  3. Humedad en el aire. El vapor de agua es algo que cambiará por completo nuestra sensación de bienestar.

 

En el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Este Real Decreto no será de aplicación a:

  • Los medios de transporte utilizados fuera de la empresa o centro de trabajo, así como a los lugares de trabajo situados dentro de los medios de transporte.
  • Las obras de construcción temporales o móviles.
  • Las industrias de extracción.
  • Los buques de pesca.
  • Los campos de cultivo, bosques y otros terrenos que formen parte de una empresa o centro de trabajo agrícola o forestal pero que estén situados fuera de la zona edificada de los mismos.

Para el resto de los trabajos La exposición a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores.

Asimismo, y en la medida de lo posible, las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia para los trabajadores. A tal efecto, deberán evitarse las temperaturas y las humedades extremas, los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire molestas, los olores desagradables, la irradiación excesiva y, en particular, la radiación solar a través de ventanas, luces o tabiques acristalados.

En los locales de trabajo cerrados deberán cumplirse, en particular, las siguientes condiciones:

a. La temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC.

La temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC.

b. La humedad relativa estará comprendida entre el 30 y el 70 por 100, excepto en los locales donde existan riesgos por electricidad estática en los que el límite inferior será el 50 por 100.

Condiciones laborales con la temperatura

 

c. Los trabajadores no deberán estar expuestos de forma frecuente o continuada a corrientes de aire cuya velocidad exceda los siguientes límites:

1.º Trabajos en ambientes no calurosos: 0,25 m/s.

2.º Trabajos sedentarios en ambientes calurosos: 0,5 m/s.

3.º Trabajos no sedentarios en ambientes calurosos: 0,75 m/s.

Estos límites no se aplicarán a las corrientes de aire expresamente utilizadas para evitar el estrés en exposiciones intensas al calor, ni a las corrientes de aire acondicionado, para las que el límite será de 0,25 m/s en el caso de trabajos sedentarios y 0,35 m/s en los demás casos.

d. Sin perjuicio de lo dispuesto en relación a la ventilación de determinados locales en el Real Decreto 1618/1980, de 4 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, la renovación mínima del aire de los locales de trabajo, será de 30 metros cúbicos de aire limpio por hora y trabajador, en el caso de trabajos sedentarios en ambientes no calurosos ni contaminados por humo de tabaco y de 50 metros cúbicos, en los casos restantes, a fin de evitar el ambiente viciado y los olores desagradables.

El sistema de ventilación empleado y, en particular, la distribución de las entradas de aire limpio y salidas de aire viciado, deberán asegurar una efectiva renovación del aire del local de trabajo.

Cualquier medida de ahorro energético que se tome, no puede ir en contra de este Real Decreto, ni de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Hay que acabar con la transmisión comunitaria del Covid-19

Hay que acabar con la transmisión comunitaria del Covid-19

Desde EMESA Prevención estamos convencidos que las vacunas existentes hasta ahora han salvado vidas, pero no han frenado la pandemia. Ahora en una segunda fase se están actualizando con las cepas, variantes, sublinajes, etc., que están circulando y ello contribuirá a darnos más tiempo para buscar la vacuna más efectiva y definitiva. Pero hay que desarrollar nuevos ensayos clínicos para erradicar al virus.

¿Cómo acabar con la transmisión comunitaria?

Para acabar con la transmisión comunitaria del virus, hay tres aspectos sobre los que hay que trabajar:

  • No abandonar medidas generales de protección frente al virus.
  • Cortar la puerta de entrada del virus al organismo. Investigar vacunas esterilizantes.
  • Cobertura vacunal mundial.

Las medidas generales de protección contra el virus no deben de abandonarse, pueden relajarse si la situación epidémica en algún momento concreto lo permite, pero son aspectos sanitarios generales de higiene que han venido para quedarse en nuestras reglas sociales. La ventilación de las estancias, el lavado de manos, el uso de mascarillas, etc., son normas sociales transmitidas de generación en generación, algunas con connotaciones religiosas, que hemos ido abandonando de nuestras ancestrales costumbres.

Encontramos en la Historia su antecedente en los refranes populares de “donde entra el sol, no entra el médico”, la higiene de manos antes de comer recogida en textos sagrados de algunas religiones, el uso de máscaras, algunas diseñadas con un gran pico de ave o larga nariz como las que se utilizaban en tiempos de la peste europea.

 

Transmisión covid 19

 

La investigación de nuevas vacunas esterilizantes, que sean capaces de neutralizar al virus, es la prioridad de los científicos. El desarrollo de un nuevo fármaco o vacuna tarda muchos años en ejecutarse. Por eso la investigación rápida de las actuales vacunas han servido oportunamente para salvar vidas, pero no neutralizan al virus y este sigue mutando y modificándose.

Hay grandes esperanzas en las vacunas intranasales, que son esterilizantes ya que bloquean la puerta de entrada del virus, pero que no llegarán como pronto hasta finales de 2023. Sería el único modo de cortar la transmisión.

 

Vacuna adn y arn

 

Hay estudios científicos de hasta siete vacunas diferentes intranasales en todo el mundo que ya están en ensayos clínicos y tres de ellas están en fase tres. La de China y la India, basadas en adenovirus, son las más avanzadas. Está en estudio otra basada en un virus inactivado, pero con problemas de aprobación, ya que es una técnica que en salud humana no se utiliza.

La cobertura vacunal mundial es clave, no solo para reducir la transmisión, sino para eliminar la posibilidad de aparecer nuevas variantes.

La OMS debe impulsar y facilitar los acuerdos económicos, de logística, etc., para que todos los países puedan acceder a la vacunación y su transporte en condiciones ambientales, hasta los puntos de vacunación más recónditos.

Se trata de una tarea difícil de programar y ejecutar, pero hay que llevar la vacuna a cualquier lugar donde pueda llegar el virus. No basta con que actuemos en los países más avanzados, la globalización de las intercomunicaciones de las personas hace que se desarrollen canales de distribución del virus o de sus variantes.

Las desigualdades sociales hacen baldíos aquellos esfuerzos que no se hagan de una manera global, rápida y coordinada.

 

Lucha mundial contra covid

 

De momento el virus seguirá cambiando y aparecerán reinfecciones y rebrotes cada cierto tiempo. Incluso reinfecciones simultaneas para distintas cepas y variantes.

Día Mundial contra la Hepatitis 28 de julio de 2022 – NO PUEDO ESPERAR

Día Mundial contra la Hepatitis 28 de julio de 2022 – NO PUEDO ESPERAR

«No puedo esperar» es el nuevo lema de la campaña para lanzar el Día Mundial de la Hepatitis 2022. Hay que acelerar la lucha contra la hepatitis viral y la importancia de las pruebas y el tratamiento para las personas reales que lo necesitan.

EMESA Prevención, como servicio ajeno de prevención de riesgos laborales, quiere hacer publicidad de esta lucha internacional contra el virus que provoca una hepatitis y sus consecuencias.

Con una persona que muere cada 30 segundos de una enfermedad relacionada con la hepatitis, no podemos esperar para actuar sobre la hepatitis viral.

  • Las personas que viven con hepatitis viral sin darse cuenta no pueden esperar para las pruebas.
  • Las personas que viven con hepatitis no pueden esperar a recibir tratamientos que salvan vidas
  • Las mujeres embarazadas no pueden esperar para la detección y el tratamiento de la hepatitis
  • Los bebés recién nacidos no pueden esperar a la vacunación con dosis de nacimiento
  • Las personas afectadas por la hepatitis no pueden esperar para poner fin al estigma y la discriminación
  • Las organizaciones comunitarias no pueden esperar a una mayor inversión
  • Los tomadores de decisiones no pueden esperar y deben actuar ahora para hacer realidad la eliminación de la hepatitis a través de la voluntad política y la financiación.

En el Día Mundial de la Hepatitis 2022, la OPS/OMS hace un llamamiento para simplificar la prestación de servicios contra las hepatitis víricas, acercando la atención a las comunidades.

 

conoce la hepatitis y actúa

 

Objetivos para lograr la eliminación de la hepatitis en 2030:

  1. Para lograr la eliminación de la hepatitis en 2030, tenemos que reducir las nuevas infecciones por hepatitis B y C en un 40% y reducir las muertes por cáncer de hígado en un 50% para 2025.
  2. Para eliminar la hepatitis y alcanzar los nuevos y ambiciosos objetivos provisionales de la OMS para 2025, el 60% de las personas que viven con hepatitis B y/o C deberían estar diagnosticadas y el 50% de las personas elegibles para el tratamiento deberían estar curadas (VHC) o recibiendo terapia (VHB).

las hepatitis matan

 

Para que esto ocurra, necesitamos simplificar urgentemente la atención a la hepatitis y hacerla más accesible a más personas que la necesitan.

  • Establecer servicios de hepatitis de alta calidad
  • Garantizar que las personas tengan acceso a servicios de hepatitis que respondan a sus necesidades y que sean equitativos, eficaces, eficientes, oportunos y de una calidad aceptable.
  • Poner a los pacientes en el centro de la atención a la hepatitis. Descentralizar la atención de la hepatitis a los centros de salud periféricos, a los lugares de la comunidad y a los emplazamientos más allá de los hospitales, para acercar la atención a los hogares de los pacientes.
  • Promover el reparto de tareas
  • Prestar una atención y un tratamiento descentralizados de la hepatitis, recurriendo a médicos y enfermeras no especializados y formados en estas áreas. Integrar y vincular la atención a la hepatitis con los servicios de salud pública existentes El tratamiento y la atención de la hepatitis pueden ampliarse utilizando la atención primaria, así como el VIH, los servicios de reducción de daños (TSO y programas de intercambio de agujas), así como los servicios sanitarios de las prisiones.
  • Garantizar sistemas sanitarios resistentes y equitativos.

Nuevos datos muestran que:

  • 9,4 millones de personas están recibiendo tratamiento para la infección crónica por el virus de la hepatitis C, un aumento de casi 10 veces desde 2015. Se ha demostrado que esta escala de progreso detiene la tendencia al aumento de las muertes por hepatitis C.
  • Las hepatitis B y C causan 1,1 millones de muertes y 3,0 millones de nuevas infecciones al año.
  • La mayoría de las personas no son conscientes de su infección por hepatitis, hasta que más tarde desarrollan una enfermedad hepática grave o un cáncer. Sólo el 10% de las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B son diagnosticadas, y el 22% de ellas reciben tratamiento.
  • En el caso de la infección por el virus de la hepatitis C, se diagnostica al 21% de las personas y el 62% de las diagnosticadas reciben tratamiento curativo.
  • Las reducciones de precios han convertido el tratamiento de la hepatitis C en una intervención asequible de gran impacto, pero la cobertura debe multiplicarse casi por seis para alcanzar los objetivos de eliminación de 2030.
  • Para eliminar la hepatitis y alcanzar los nuevos y ambiciosos objetivos intermedios de la OMS para 2025, la promoción de una prestación de servicios simplificada para las hepatitis víricas dentro de la atención primaria puede garantizar que el 60% de las personas que viven con hepatitis B y/o C sean diagnosticadas y que el 50% de ellas puedan curarse (VHC) o reciban una terapia que les salve la vida para el VHB.

Metas y criterios para seguir:

Son útiles para evaluar el progreso de los países hacia la validación.

  1. Eliminación de la transmisión de la hepatitis B.
  2. Medición de la disminución de la transmisión del virus de la hepatitis C tanto en la población general como en la población clave.
  3. Evaluación y progreso en la reducción de la mortalidad por cirrosis hepática y cáncer de hígado asociados a la hepatitis.
  4. Identificación de las deficiencias específicas de los países para ayudar a desarrollar soluciones adaptadas para salvar y cerrar las brechas hacia la eliminación.
  5. Realizar el camino hacia la eliminación para los países con alta carga.
  6. Promover la validación de la eliminación de la hepatitis en todos los países.

 

SÍNTOMAS CLAVES PARA IDENTIFICAR SI TIENES COVID COMÚN O PERSISTENTE

SÍNTOMAS CLAVES PARA IDENTIFICAR SI TIENES COVID COMÚN O PERSISTENTE

Estamos en una nueva ola, la séptima, y parece ser que tenemos que acostumbrarnos a ello. La presencia simultánea de varias mutaciones del virus y de las subvariantes hacen que, ante un nuevo contagio, tengamos que admitir que ha sido una nueva mutación, una subvariante o una reinfección.

No es correcto pensar que “estoy vacunado y ya lo he pasado hace quince días y por tanto no puedo contagiarme”, puesto que se trata de una nueva subvariante.

Actualmente las variantes de Omicron predominantes más contagiosas, aunque de menor letalidad son las BA.4 y BA.5. Estos linajes BA.4 y BA.5 han ganado terreno en detrimento de BA.2, variante mayoritaria en gran parte de la sexta ola. Son más contagiosas al tener mayor capacidad de evadir los anticuerpos, por lo que hay que readaptar las vacunas a estos linajes y sus síntomas duran más, siete días frente a los cuatro que dura la BA.1.

No obstante, empezamos el verano con una alta incidencia acumulada por cada cien mil habitantes de 750 contagios.

Aunque si ¿Sospechas que vuelves a tener Covid-19?, tal vez se trate de long covid o COVID persistente. Se pueden diferenciar entre los síntomas asociados a la enfermedad aguda y aquellos que se refieren a la patología crónica y persistente.

 

Grafico covid

 

En varios estudios del Reino Unido se señalan la pérdida del gusto y el olfato, la fatiga, la tos, la dificultad para respirar, aumento de la secreción nasal, los dolores o molestias, la  fiebre, los dolores de cabeza y la dificultad para concentrarse como los principales síntomas del Covid-19 en su fase aguda.

En cuanto a las manifestaciones que presentan aquellos pacientes con COVID persistente, suelen ser similares a los síntomas de la enfermedad, sin embargo, hay tres diferencias que no se encuentran en las infección aguda:

  • La opresión en el pecho
  • Los dolores musculares
  • La pérdida de memoria.

Por lo tanto, aquellas personas que experimenten pérdida de gusto u olfato y tengan tos tras 12 semanas, lo más probable es que tengan una reinfección del virus, muy común con las nuevas subvariantes de Ómicron.

 

Síntomas del COVID persistente

Los síntomas prolongados del COVID persistente, según un análisis de los CDC incluyen:

  • Fatiga
  • Taquicardias
  • Dificultad para respirar
  • Dificultades cognitivas
  • Dolor crónico
  • Anomalías sensoriales
  • Cansancio y debilidad muscular

Pueden durar semanas o meses después de la recuperación de la infección inicial.

Covid persistente

 

También se encontró que:

  • Los adultos jóvenes tenían más probabilidades de tener síntomas persistentes que los adultos mayores.
  • Las mujeres también tenían más probabilidades de tener COVID persistente que los hombres, según el estudio, con el 9,4 % de las mujeres adultas de EE. UU. informando síntomas prolongados en comparación con el 5,5 % de los hombres.
  • Casi el 9% de los adultos hispanos tienen COVID-19 prolongado, más que los adultos blancos y negros no hispanos, y más del doble del porcentaje de adultos asiáticos.

Hay que Mejorar el diagnóstico del COVID persistente

La diferencia en el diagnóstico hace que podamos aplicar distintos protocolos de actuación en cada caso y avanzar en el tratamiento correcto.

 

Test covid

 

La desaparición de los antígenos tarda más en los casos positivos de estas actuales subvariantes, lo que explicaría que «podemos seguir dando positivo en los test« a pesar de no presentar síntomas.

“Mencion-especial-de-la-Comunidad-de-madrid”