LA ESCLEROSIS MULTIPLE

LA ESCLEROSIS MULTIPLE

Cada 30 de mayo se recuerda el Dia Mundial de la Esclerosis Múltiple, con objeto de concienciar y dar conocimiento a la población sobre este tipo de enfermedad que afecta en todo el mundo a más de dos millones de personas.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y crónica que afecta gravemente la movilidad del individuo. Cursa a brotes y provoca incapacidades en la vida diaria.

El sistema inmunitario destruye la vaina de mielina que recubre las fibras nerviosas, interfiriendo en su comunicación con el resto del cuerpo.

Constituye el trastorno neurológico más frecuente entre los jóvenes después de la epilepsia y sus síntomas suelen manifestarse entre los 20 y 40 años. Las mujeres son dos veces más propensas a desarrollar esta enfermedad

Signos y síntomas:

Los signos y síntomas de la esclerosis múltiple se manifiestan de forma diferente en cada persona, según la ubicación de las fibras nerviosas afectadas.

  • Problemas que suelen afectar el movimiento
    • Entumecimiento o debilidad en una o más extremidades y en el tronco.
    • Sensaciones de choques eléctricos que se producen con ciertos movimientos del cuello, en especial, al inclinarlo hacia adelante (signo de Lhermitte)
    • Temblores, falta de coordinación o marcha inestable
  • Problemas de visión:
    • Pérdida de visión parcial o completa, por lo general en un ojo a la vez, a menudo con dolor al mover el ojo
    • Visión doble prolongada
    • Visión borrosa
  • También puede aparecer:
    • Lenguaje arrastrando las palabras
    • Fatiga
    • Mareos
    • Hormigueo o dolor en distintas partes del cuerpo
    • Problemas con la función sexual, los intestinos y la vejiga

Esclerosis múltiple factores de riesgo

 

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de tener esclerosis múltiple:

  • Edad. La esclerosis múltiple puede presentarse a cualquier edad, pero su aparición suele ocurrir alrededor de los 20 y 40 años. Sin embargo, pueden verse afectadas personas de menor y mayor edad.
  • Sexo. Las mujeres tienen de dos a tres veces más probabilidades que los hombres de presentar esclerosis múltiple recurrente-remitente.
  • Antecedentes familiares. Si uno de tus padres o hermanos tuvo esclerosis múltiple, el riesgo de que tengas la enfermedad es mayor.
  • Determinadas infecciones. Diversos virus se asocian a la esclerosis múltiple, entre ellos, el de Epstein-Barr, el cual provoca la mononucleosis infecciosa.
  • Raza. Las personas de raza blanca, en especial las de descendencia de Europa del norte, corren un mayor riesgo de tener esclerosis múltiple.
  • Clima. La esclerosis múltiple es más frecuente en países con climas templados.

causas de la EM

  • Vitamina D. Tener menos niveles de vitamina D y menos exposición a la luz solar se relaciona con un mayor riesgo de esclerosis múltiple.
  • Determinadas enfermedades autoinmunitarias. Corres un riesgo levemente mayor de desarrollar esclerosis múltiple si tienes otros trastornos autoinmunitarios, como enfermedad tiroidea, anemia perniciosa, psoriasis, diabetes tipo 1 o enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Tabaquismo. Los fumadores que presentan un evento inicial de síntomas que podrían indicar esclerosis múltiple tienen más probabilidades que los no fumadores de presentar un segundo evento que confirme la esclerosis múltiple recurrente-remitente.

Complicaciones:

Las personas con esclerosis múltiple también pueden tener:

  • Rigidez muscular o espasmos
  • Parálisis, por lo general en las piernas
  • Problemas de vejiga, intestino y funcionamiento sexual
  • Cambios mentales, como olvido o cambios de humor
  • Depresión
  • Epilepsia

 

EMESA PREVENCIÓN ES COPATROCINADORA DEL I CONGRESO INTERNACIONAL Y XII CONGRESO NACIONAL DE MEDICINA DEL TRABAJO

EMESA PREVENCIÓN ES COPATROCINADORA DEL I CONGRESO INTERNACIONAL Y XII CONGRESO NACIONAL DE MEDICINA DEL TRABAJO

EMESA Prevención S.L., como Servicio Ajeno de Prevención de Riesgos Laborales, comprometido con la formación de los especialistas en Medicina y Enfermería del Trabajo, ha colaborado ofertando becas de inscripción, para los futuros especialistas que se están formado vía MIR y EIR, en el XII Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo 2022.

Somos conscientes de la importancia de estas reuniones científicas que sirven para hacer equipo, mejorar la especialidad y desarrollar novedades innovadoras en la forma de entender la Vigilancia de la Salud de los trabajadores a través de los médicos y enfermeros especialistas en Medicina y Enfermería del Trabajo.

También hemos conocido las preocupaciones y directrices de la Inspección de Trabajo en aquellas áreas y tareas que están menos desarrolladas respecto a la prevención.

Bajo el lema elegido para esta ocasión “Salud y trabajo: aprendiendo del cambio”, se han desarrollado tres temáticas dentro de él:

  • Era post Covid19 e innovación.
  • Promoción de la salud y evidencia científica.
  • Salud mental y enfermedades profesionales.

 

Hay que felicitar a La Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT), que fiel a su normativa interna, ha convocado su congreso bienal: el XII CEMET 2022 (XII Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo 2022) y desarrollado con éxito al reunir a más de 600 profesionales.

 Este año con la novedad de ser el primero que se considerará internacional, siendo su denominación completa: Primer Congreso Internacional de Medicina y Enfermería del Trabajo, y Decimosegundo Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo (I CIMET y XII CEMET 2022).

 

congreso ministra de sanidad      ministra de sanidad congreso

 

El Congreso ha sido inaugurado por la ministra de Sanidad. Ha sido estructurado en 25 mesas científicas, 7 talleres, simposios, más de 200 comunicaciones científicas, y 220 residentes de medicina y enfermería del trabajo becados son algunas de las cifras de este encuentro internacional que este año lleva por lema “Salud y trabajo: aprendiendo del cambio”.

En el acto de inauguración han intervenido además de la ministra de Sanidad, Carolina DariasJaime Pérez Renovales, director general, secretario general y del consejo de Banco SantanderAlexandra Brandão, directora general y Global Head of Human Resources de Banco Santander y Luis Reinoso-Barbero, presidente AEEMT

La conferencia inaugural ha corrido a cargo de Margarita del Val Latorre, del centro de Biología Molecular Severo Ochoa y una de las personas más respetadas durante la pandemia.

Han participado también algunos ponentes  internacionales como Jorge Barroso Dias, presidente de la Sociedad Portuguesa de Medicina del TrabajoLeonardo Briceno Ayala, director de posgrados de Seguridad y Salud en el Trabajo de Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del RosarioStefanos N. Kales, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard y  Pablo Romo Cardoso, médico del trabajo en el servicio de medicina del trabajo del banco BNP Paribas de París.

Igualmente están presentes la mayoría de las asociaciones latinoamericanas y peninsulares de médicos del trabajo como la Sociedad de Medicina del Trabajo de la Provincia de Buenos Aires (SMTBA), la Sociedad Peruana de Ergonomía (SOPERGO) o la Sociedad Chilena de Medicina del Trabajo (SOCHMET), entre otras. Junto a ellas se espera cooperar en el desarrollo de la profesión en aspectos importantes como la legislación o la formación.

 

LA OBESIDAD AUMENTA EL RIESGO DE CONTRAER OTRAS ENFERMEDADES

LA OBESIDAD AUMENTA EL RIESGO DE CONTRAER OTRAS ENFERMEDADES

Día Europeo contra la Obesidad 21 de mayo de 2022

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como “una acumulación anormal o excesiva de grasa y tejido adiposo que puede ser perjudicial para la salud de las personas”. El grado o nivel de obesidad se calcula mediante el Índice de Masa Corporal (IMC), que consiste en calcular el peso en kilogramos, dividido por el cuadrado de la talla en metros.

Una persona con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 30 es catalogada como obesa. Si el valor es igual o superior a 25 se considera con sobrepeso.

Tabla 1. Clasificación de IMC según la OMS

  • Si su IMCes menos de 18.5, se encuentra dentro del rango de peso insuficiente.
  • Si su IMCes entre 18.5 y 24.9, se encuentra dentro del rango de peso normal o saludable.
  • Si su IMCes entre 25.0 y 29.9, se encuentra dentro del rango de sobrepeso.
  • Si su IMCes 30.0 o superior, se encuentra dentro del rango de obesidad.

La obesidad implica riesgos asociados a enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, respiratorias en Covid.19 y cáncer. Se estima que puede haber una reducción de hasta diez años en la esperanza de vida en personas obesas.

Más de la mitad de la población adulta de la Unión Europea padece de sobrepeso u obesidad. Por otra parte, España es el cuarto país con más casos de obesidad infantil.

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) indica que el 53,6% de los españoles tiene exceso de peso, según los datos del Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE) que detalla que el 22% de los españoles tiene obesidad y el 31,6%, sobrepeso.

la obesidad ha sido definida como una enfermedad «crónica y recidivante, que sobrecarga todos los órganos y los invade de grasa y es causa de las enfermedades más prevalentes», y sin embargo el 73 % de los adultos con esta enfermedad no se percibe como obeso.

Epidemia de la obesidad en España

 

Principales causas de obesidad

La principal causa de la obesidad radica en un desequilibrio energético entre las calorías que se consumen y las calorías que se gastan. Inciden otros aspectos que mencionamos a continuación:

    • Factores hereditarios y genéticos: la obesidad puede ser hereditaria.
    • Edad: afecta a todos los grupos de edades, con un mayor riesgo en las personas de la tercera edad o adultos mayores.
    • Género: en las mujeres está asociado al embarazo, la menopausia y el síndrome de ovario poliquístico.
    • Raza: los afrodescendientes y las personas de origen hispano tienen una mayor incidencia.
    • Sedentarismo: debido a la disminución o ausencia de actividad física.
    • Alimentación: ocasionado por el elevado consumo de grasas, azúcares, sal, comidas rápidas y bebidas gaseosas.
    • Hábitos: consumo de alcohol y tabaco.

Complicaciones y consecuencias de la obesidad

Las personas con obesidad tienen una mayor probabilidad de padecer:

  • Azúcar alta en la sangre o diabetes.
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Hipercolesterolemia y hipertrigliceridemia en la sangre.
  • Problemas de corazón y cerebrovasculares (ictus).
  • Problemas óseos y articulares.
  • Dejar de respirar durante el sueño (apnea del sueño).
  • Litiasis biliar y hepatopatías.
  • Algunos tipos de cáncer.

¿Qué podemos hacer para evitar la obesidad?

No pases hambre: Desayuna fuerte, come bien, cena poco y haz cuatro o cinco comidas al día.

  1. Comida variada:  Puedes comer de todo, pero en cantidades moderadas,
  2. Consume más ensaladas y verduras: Las ensaladas y las verduras deben tener un gran protagonismo en las comidas y en las cenas.
  3. La fruta, siempre presente: Que el frutero siempre esté lleno anima a comer fruta a diario.
  4. No al sedentarismo: practica ejercicio adecuado para tu edad y constitución.
  5. No al alcohol y pocos refrescos azucarados: Beber mucha agua, concretamente 1,5 o 2 litros al día.
  6. Infórmate y lee las etiquetas: Calorías, gramos de grasa, azúcar… toda la información nutricional debe venir indicada en la etiqueta.
  7. Elige cocciones saludables: Utiliza la plancha, los hervidos, el vapor, el horno, el wok y el papillote, en lugar de fritos y rebozados.
  8. Tu entorno es importante: Elimina las grandes comidas grupales.
  9. Controla las calorías: Preocúpate de aportar a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita mediante la ingesta de alimentos saludables, frescos y naturales en tu alimentación de manera diaria.

Tartas y dulces

 

En el abordaje de esta enfermedad es de vital importancia la divulgación y aplicación de medidas, dirigidas a prevenir y monitorear el sobrepeso y la obesidad.

ÁMBITOS Y SITUACIONES DONDE SE RECOMIENDA UN USO RESPONSABLE DE LA MASCARILLA

ÁMBITOS Y SITUACIONES DONDE SE RECOMIENDA UN USO RESPONSABLE DE LA MASCARILLA

En un Documento elaborado el 12.04.2022 por la Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta del Consejo Interterritorial de Sanidad, se especifican las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en espacios interiores y en que ámbitos el uso de la mascarilla es obligatorio y en qué situaciones se recomienda un uso responsable. Siempre manteniendo el derecho individual de utilizarla en cualquier circunstancia.

El uso obligatorio continúa, en esta desescalada, en los centros sanitarios y sociosanitarios y en el transporte público, aunque con matices según se trate de personal trabajador o persona ingresada o usuario. En el resto de las situaciones se opta por hacer un uso responsable de la mascarilla, siempre que se garantice la distancia interpersonal y la ventilación adecuada. Los servicios de prevención de riesgos laborales deberán incluirlo en las evaluaciones de los puestos de trabajo.

Se recomienda un uso responsable de la mascarilla

a.- Personas con una mayor vulnerabilidad

La estrategia vigente de vigilancia y control se centra en las personas vulnerables. Así, la mayor parte de los casos hospitalizados y las defunciones se han concentrado durante la pandemia en las personas de mayor edad.

Las personas mayores de 60 años, además de la edad, pueden tener otros factores que contribuyan a aumentar este riesgo, los más importantes de los cuales son la presencia de comorbilidades y la vida en residencias cerradas. Del mismo modo, se ha observado cómo el embarazo es una situación de mayor riesgo de complicaciones del curso clínico de COVID-19, y también constituye un mayor riesgo para el propio curso del embarazo.

Finalmente, cualquier condición que afecte al sistema inmunitario tanto por causas intrínsecas como extrínsecas, tiene efectos en la respuesta ante el virus aumentando el riesgo de infección grave.

 La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda: El uso de mascarilla en personas con una mayor vulnerabilidad en cualquier situación en la que tenga contacto prolongado con otras personas a distancia menor de 1,5 metros.

Mascarillas personas con vulnerabilidad

 

b) Entornos laborales distintos de los citados como obligatorio

En lugares donde coinciden muchas personas en un mismo espacio, la probabilidad de transmisión puede ser alta, aunque a día de hoy se considera que el impacto sería bajo por las altas coberturas de vacunación y la menor virulencia de las variantes circulantes. Por ello, el uso de la mascarilla se reserva para situaciones consideradas de mayor riesgo en periodos de alta incidencia de COVID-19. Estas situaciones deben ser evaluadas en cada centro de trabajo, teniendo en cuenta la ventilación de los espacios, el nivel de ocupación, la distancia interpersonal, el tiempo de permanencia, la actividad, las condiciones de temperatura y humedad relativa, la utilización de espacios comunes (vestuarios, comedores, etc.).

Con todo ello, los servicios de prevención de riesgos laborales asesorarán al empresario o empresaria, consultarán a las personas trabajadoras y considerarán sus propuestas.

 La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda que, en el entorno laboral, con carácter general, no sea preceptivo el uso de mascarillas y recuerda que la evaluación de riesgos del puesto de trabajo será la actividad que permitirá tomar una decisión sobre las medidas preventivas adecuadas que deben implantarse, incluido el posible uso de mascarillas si así se derivara de la misma. Se recomienda el uso responsable en población trabajadora vulnerable que tenga contacto prolongado con personas a distancia menor de 1,5 metros.

 

c.- En el entorno familiar, reuniones de amigos, o celebraciones privadas.

El riesgo de transmisión es elevado, especialmente si hay alguna persona con síntomas y el impacto es variable, en función de la presencia de personas vulnerables. Sin embargo, es un entorno en el que la adherencia a la recomendación de uso de mascarilla es baja y, sin embargo, el riesgo de no utilizarla en este contexto es moderado-alto.

La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda: Uso responsable en función de la vulnerabilidad de los participantes en la reunión.

 

d.- En espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan, como los comercios (grandes centros comerciales, supermercados o pequeño comercio), los museos, las exposiciones, etc. el riesgo de transmisión se considera bajo siempre que sea posible mantener la distancia de más de 1,5 metros entre las personas, sin embargo, el impacto puede ser moderado teniendo en cuenta la diversidad de personas expuestas, entre las que podría haber vulnerables.

La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda el uso responsable de la mascarilla en estos espacios.

 

e.- En espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo sin comer ni beber, como los cines, teatros, salas de conciertos, etc. y espacios cerrados donde se realizan otras actividades que por su naturaleza pueden suponer un incremento del riesgo, no sólo por el hecho de comer y beber (gimnasios, salas de baile, …) el riesgo de transmisión sin mascarilla puede ser alto.

En estos espacios, se puede concentrar mucha población, con poca distancia interpersonal, a veces durante varias horas. Si bien muchos de estos espacios cuentan con sistemas de ventilación excelentes dotados con filtros de alta eficiencia, esta ventilación no siempre está garantizada. Es por ello, que, en este ámbito, la probabilidad de transmisión en ausencia de mascarilla puede ser elevada y el impacto podría ser moderado teniendo en cuenta la diversidad de personas expuestas, entre las que podría haber vulnerables.

La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda el uso responsable de la mascarilla en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo largo sin comer ni beber.

 

f.- En espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo (bares, restaurantes, locales de ocio nocturno…), la probabilidad de transmisión se considera elevada.

El impacto en términos de gravedad clínica de la enfermedad es variable, pudiendo ser elevado si incide sobre personas vulnerables. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el uso de las mascarillas en los restaurantes y bares es intermitente y su efectividad probablemente será baja en este contexto. El riesgo de no utilizar la mascarilla en ningún momento en este ámbito probablemente no sería mucho mayor que el riesgo asociado al uso intermitente sólo cuando las personas se levantan de la mesa.

La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda el uso responsable de la mascarilla en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo.

Mascarillas ámbito educativo

 

Recomendaciones en el ámbito educativo

El uso de las mascarillas en la población infantil ha tenido un impacto negativo importante en el bienestar de esta población, influyendo en el aprendizaje y las relaciones sociales por lo que se considera que, en el ámbito escolar, aun existiendo un riesgo de transmisión con la retirada de las mascarillas, en principio con un impacto de morbi-mortalidad reducido, el beneficio asociado a la retirada/eliminación es mayor.

En población mayor de 12 años (secundaria, bachillerato, universidad, formación profesional, etc.), el impacto en términos de gravedad clínica de la COVID-19 sigue siendo más bajo que en la población general. En estos grupos de edad, el uso de mascarilla tiene un impacto en la interacción social y desarrollo personal por lo que el beneficio de la retirada de la mascarilla en interiores podría superar el posible riesgo de transmisión asociado a este grupo.

En el caso del profesorado, el impacto en términos de gravedad clínica de la enfermedad puede ser mayor que para la población infantil o juvenil, especialmente si se trata de personas vulnerables. Sin embargo, la mayor parte de esta población está vacunada, por lo que este impacto se reduciría por la protección que confiere la vacuna.

La Ponencia de Alertas, Planes de Preparación y Respuesta recomienda:
– No utilizar la mascarilla por parte de los alumnos en el ámbito escolar.
– El uso responsable de mascarillas en personas vulnerables en el ámbito escolar.

ESTRATEGIA PARA NORMALIZAR EL COVID. Nueva fase

ESTRATEGIA PARA NORMALIZAR EL COVID. Nueva fase

Al aprobarse la nueva estrategia de control de la COVID-19 se abre un nuevo escenario de gestión de la pandemia en la que como líneas generales solo se seguirán los casos graves y los entornos vulnerables (residencias de mayores y hospitalizados), la realización de pruebas de detección se dejará a criterio de los profesionales y las personas asintomáticas no tendrán que hacer aislamiento.

La Comisión de Salud Pública ha establecido el 22 de marzo de 2022 el cambio a esta nueva estrategia, así como indicadores homogéneos de valoración del riesgo que permitan detectar precozmente cambios en la situación que puedan requerir establecer medidas adicionales de vigilancia y control.

Este documento sustituye a:

  • La “Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 de la Comunidad de Madrid” de 30 de diciembre de 2021.
  • Al “Protocolo de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos de la Comunidad de Madrid” de 5 de enero de 2022.

Las indicaciones sobre el manejo de los casos y contactos que puedan aparecer reflejadas en otros protocolos elaborados con anterioridad a esta Estrategia, serán sustituidas por lo indicado en el documento oficial elaborado.

Los OBJETIVOS de esta Estrategia son:

  • Vigilancia, prevención y control de la infección activa por SARS-CoV-2 y con especial seguimiento de la evolución epidemiológica en ámbitos y grupos vulnerables.
  • Evaluación del impacto de la COVID-19 a partir del análisis de los casos graves y fallecidos.
  • Vigilar los cambios de patrones epidemiológicos de la enfermedad, así como la aparición de nuevas variantes que puedan condicionar una peor evolución de la epidemia, para poder tomar medidas de forma precoz.

Favorecer la normalización de la asistencia sanitaria tras la fase aguda de la pandemia minimizando los riesgos.

Nueva estrategia covid 2022

 

VIGILANCIA de COVID-19

  • Se vigilarán los casos confirmados en personas con factores de vulnerabilidad o asociadas ámbitos vulnerables y los casos graves.
  • La vigilancia en esta fase de transición dará paso a un sistema consolidado de vigilancia de las infecciones respiratorias agudas que deberá integrar los sistemas de vigilancia centinela.
  • El diagnóstico de pacientes con síntomas leves compatibles con COVID-19 se realizará según las necesidades de manejo clínico del mismo.

 

CONTROL de los contagios.

  • En la población general, los casos confirmados leves y asintomáticos no realizarán aislamiento y los contactos estrechos no realizarán cuarentena.
  • Se emitirán recomendaciones dirigidas a las medidas preventivas (utilización de mascarilla, evitar contacto con vulnerables…).
  • En ámbitos vulnerables, como centros sanitarios asistenciales o sociosanitarios se podrán implementar medidas específicas de aislamiento y control.

 

ACTUACIONES EN ÁMBITOS ESPECÍFICOS

  • Residencias para mayores y otros centros socio sanitarios.

Ante la aparición de un caso con clínica compatible en un residente se procederá al aislamiento del caso hasta la obtención de resultado de la PDIA. Si el resultado es positivo se mantendrá el aislamiento del caso, y se procederá a estudiar los contactos estrechos. Los casos confirmados realizarán aislamiento de 5 días desde el inicio de síntomas (o desde el diagnóstico en los casos asintomáticos) finalizando el aislamiento siempre que hayan transcurrido 24 horas tras la resolución de los síntomas.

Para aquellas personas con enfermedad grave o inmunosupresión el periodo de aislamiento se adaptará en función del curso clínico.

Protocolo covid en residencias de mayores 2022

 

El personal socio-sanitario en el que se confirme la infección no acudirá a su centro de trabajo durante los primeros 5 días desde el inicio de síntomas (o de la fecha de diagnóstico en caso de personas asintomáticas). Pasado este tiempo, y siempre que hayan transcurrido 24 horas de la desaparición de los síntomas, al personal que tiene contacto directo con los residentes se le realizará una prueba de Ag y si el resultado es negativo podrá volver a incorporarse a su lugar de trabajo. Si el resultado es positivo se podrá repetir la realización de esta cada 24 hora. El resto del personal se podrá incorporar a partir del quinto día si han desaparecido los síntomas.

En este ámbito se aplicarán medidas de intervención y control específicas ante la detección de un solo caso en residentes o de tres casos en trabajadores.

No se recomienda llevar a cabo cribados periódicos en residentes ni trabajadores de estos centros.

  • Centros penitenciarios y otras instituciones cerradas.

Se seguirá lo establecido en el protocolo específico de estos centros.

Covid en centros penitenciarios 2022

 

  • Centros educativos

En el ámbito educativo no se establecerá ninguna actuación ni medidas específicas dirigidas a casos o contactos diferentes a las definidas en esta estrategia. Durante el actual curso escolar, se mantendrá la notificación de brotes en la plataforma informática a efectos de su monitorización para detectar situaciones de especial riesgo. Los aspectos organizativos de los centros educativos se describen en la “Guía para la prevención del coronavirus (SARS-CoV-2) en el ámbito educativo”.

  • Otros centros de trabajo

En el resto de los lugares de trabajo no se establecerá ninguna actuación ni medidas específicas dirigidas a casos o contactos diferentes a las definidas en esta estrategia. Las medidas de prevención se describen en el “Procedimiento de manejo de casos y contactos laborales por COVID-19 para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales en la Comunidad de Madrid”.

  • Centros sanitarios:

No se considera necesaria, de manera general, la realización de cribados previos al ingreso o a determinadas actuaciones asistenciales. En cualquier caso, los centros hospitalarios podrán considerar el uso de cribados en situaciones específicas y con el objetivo de proteger a los pacientes vulnerables a criterio de los responsables de control de la infección.

Únicamente empresas especializadas pueden realizar “TRABAJOS CON AMIANTO”

Únicamente empresas especializadas pueden realizar “TRABAJOS CON AMIANTO”

Legislación específica R.D. 396/2006

El amianto es el carcinógeno laboral más importante en Europa y en España causa la mitad de las muertes por cáncer laboral, como la asbestosis y cánceres de pulmón, laringe y mesotelioma y puede producirse hasta más de 40 años después de la exposición, cuando las fibras de amianto pasan al aire y el trabajador las respira. La puerta de entrada al organismo es por tanto la vía respiratoria.

El término amianto designa a los silicatos fibrosos siguientes, de acuerdo con la identificación admitida internacionalmente del registro de sustancias químicas del Chemical Abstract Service (CAS):

  • Actinolita amianto, n.º 77536-66-4 del CAS.
  • Grunerita amianto (amosita), n.º 12172-73-5 del CAS.
  • Antofilita amianto, n.º 77536-67-5 del CAS.
  • Crisotilo,º 12001-29-5 del CAS.
  • Crocidolita,º 12001-28-4 del CAS.
  • Tremolita amianto, n.º 77536-68-6 del CAS.

Hay que evitar exposiciones accidentales que afecten a aquellos trabajadores no especializados en trabajos con amianto pero que ocasionalmente se lo encuentren.

Donde puedes haber amianto

 

¿Dónde puedes encontrar amianto?

En más de 3000 productos o materiales fabricados:

  • En construcción: como aislamientos térmicos, eléctricos y acústicos, para proteger contra el fuego (ignífugo) y la condensación, placas de amianto-cemento en cubiertas (recuerda que son frágiles), canalones y bajantes, etc. También depósitos y redes de abastecimiento de agua.
  • En equipos y máquinas: como ferodos/zapatas de sistemas de frenado de máquinas, ascensores, juntas de estanqueidad, en buques, trenes, etc.
  • En instalaciones industriales: “calorifugados” para aislar conducciones de fluidos a altas temperaturas, calderas y hornos, en centrales térmicas y nucleares, etc. debido a su actividad profesional (construcción, rehabilitación y reformas, derribos, mantenimiento, emergencias, suministros e instalaciones, reparación y desmantelamiento de estructuras, equipos, buques, gestión de residuos, etc.), pueden encontrar y perturbar/alterar materiales con amianto (MCA) actualmente.

 

Obligaciones importantes     

  • El empresario responsable del lugar de trabajo debe proporcionar información sobre los MCA presentes a los profesionales que intervienen.
  • La información sobre el amianto presente puede estar incompleta y además muchos MCA están instalados o integrados en otros elementos, quedando ocultos, por lo que su presencia puede no ser evidente. Por eso, estos profesionales deberán estar formados y preparados para reconocer los MCA y actuar de forma segura.
  • Antes de comenzar obras de demolición o mantenimiento es obligatorio identificar los materiales que puedan contener amianto salvo que suponga un riesgo mayor.
  • Preparar la Coordinación de actividades empresarial o se contraten empresas y/o autónomos.

 

Evitar siempre

  • Cualquier intervención agresiva sobre un MCA (perforar, cortar, romper, friccionar, golpear, etc.).
  • Utilizar sierra radial (“rotaflex”).
  • Barrer o aspirar el polvo con aspiradoras convencionales.
  • Usar aire comprimido o agua a presión para limpiarlos.
  • Caminar sobre placas de amianto-cemento en cubiertas pueden accidentarse al caerse

 

Personas trabajadoras potencialmente expuestas

Además de empresas autorizadas para retirada y manipulación de amianto, muchos otros profesionales, que frecuentemente trabajan en pymes o son autónomos, pueden estar “accidentalmente” expuestos al encontrar amianto inesperadamente y perturbar/ alterar los MCA durante su actividad en edificios e instalaciones en los que están presentes.

Por ejemplo:

  • Electricistas
  • Fontaneros
  • Carpinteros
  • Pintores
  • Decoradores
  • Albañiles
  • Yeseros
  • Techadores
  • Antenistas
  • Ascensoristas
  • Técnicos de calefacción y climatización
  • Instaladores de gas, alarmas, aislamientos y protección contra incendios
  • Mantenimiento
  • Bomberos
  • Profesionales de emergencias
  • Gestión de residuos
  • Rehabilitación y reformas
  • Demoliciones
  • Renovación energética
  • Desguace de buques
  • Desmantelamiento industrial
  • Inspectores de edificios e instalaciones
  • Técnicos de prevención

Conociendo su presencia y cómo actuar de forma segura evitaremos exposiciones accidentales al amianto.

tejado de amianto

Situaciones de riesgo:

  • cuando los materiales que contienen fibras de amianto (MCA) son perturbados/manipulados o están deteriorados/dañados y emiten fibras al ambiente.
  • Es muy importante evitar la emisión de polvo de amianto y su dispersión.
  • Materiales más peligrosos: aquellos MCA cuyas fibras están “débilmente ligadas” y pueden liberarse al ambiente con mayor facilidad. Ejemplos: calorifugados, proyectados, revestimientos ignífugos, paneles aislantes, cartones, tejidos, etc.
  • Existe una Legislación específica R.D. 396/2006. Únicamente empresas especializadas pueden realizar “trabajos con amianto” (manipulación, retirada, eliminación como residuo peligroso) y deben ejecutarlos siguiendo un “plan de trabajo” aprobado por la Autoridad Laboral, protegiendo a los trabajadores implicados y a personas del entorno.

Vigilancia de la salud de los trabajadores

Según el artículo 16 del R.D. 396/2006 el empresario garantizará una vigilancia adecuada y específica de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos por exposición al amianto, realizada por personal sanitario competente, según determinen las autoridades sanitarias en las pautas y protocolos elaborados, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 37.3 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero. Dicha vigilancia será obligatoria en los siguientes supuestos:

  • Antes del inicio de los trabajos incluidos en el ámbito de aplicación del presente real decreto con objeto de determinar, desde el punto de vista médico-laboral, su aptitud específica para trabajos con riesgo por amianto.
  • Periódicamente, todo trabajador que esté o haya estado expuesto a amianto en la empresa, se someterá a reconocimientos médicos con la periodicidad determinada por las pautas y protocolos a que se refiere el apartado 1.
  • Todo trabajador con historia médico-laboral de exposición al amianto será separado del trabajo con riesgo y remitido a estudio al centro de atención especializada correspondiente, a efectos de posible confirmación diagnóstica, y siempre que en la vigilancia sanitaria específica se ponga de manifiesto alguno de los signos o síntomas determinados en las pautas y protocolos a que se refiere el apartado 1.
  • Habida cuenta del largo período de latencia de las manifestaciones patológicas por amianto, todo trabajador con antecedentes de exposición al amianto que cese en la relación de trabajo en la empresa en que se produjo la situación de exposición, ya sea por jubilación, cambio de empresa o cualquier otra causa, seguirá sometido a control médico preventivo, mediante reconocimientos periódicos realizados, a través del Sistema Nacional de Salud, en servicios de neumología que dispongan de medios adecuados de exploración funcional respiratoria u otros Servicios relacionados con la patología por amianto.

 

BIBLIOGRAFIA en www.insst.es

  • Legislación específica R.D. 396/2006
  • Análisis sobre el doblaje de cubiertas de amianto-cemento en España.
  • Residuos con amianto: desde el productor al gestor.
  • Formación y entrenamiento de los trabajadores con riesgo de exposición al amianto.
  • Colección NTP sobre amianto
  • Trípticos sobre amianto.

 

“Mencion-especial-de-la-Comunidad-de-madrid”