Todo lo que necesitas saber sobre la crisis del Coronavirus

Covid-19

Información de la evolución de la pandemia

SARS-CoV-2 – Covid-19

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un agrupamiento de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin identificar la fuente del brote. El mercado fue cerrado el día 1 de enero de 2020.

El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que ha sido denominado SARS-CoV-2. La secuencia genética fue compartida por las autoridades chinas el 12 de enero.

Parece tener un origen zoonótico, es decir, que pasó de un huésped animal a uno humano, aunque todavía se desconoce su origen.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

ULTIMAS NOTICIAS COMUNIDAD DE MADRID

En este enlace pueden acceder a la web de la comunidad de Madrid con la información más actualizada sobre la situación actual del Coronavirus en nuestra comunidad.

 

A continuación indicamos los hechos acontecidos de la pandemia en nuestro país en una cronología inversa para tener los datos de actualidad más recientes al principio y poder ir retrocediendo en la historia según vamos desplazándonos hacia abajo.

El 17 de octubre de 2021, con una incidencia acumulada de 40 casos por cada cien mil habitantes se relajan las medidas preventivas excepto la utilización de usar mascarillas, que ha sido la medida prínceps y que no convendría retirar como mínimo hasta la primavera, aunque la situación siga mejorando, porque ayuda a prevenir entre otras infecciones a la gripe estacional.

Con la llegada del COVID se obliga a replantear y adaptar la vigilancia de la gripe. El objetivo es vigilar gripe y COVID-19 conjuntamente esta próxima temporada y que estos sistemas permanezcan en el tiempo como sistemas de vigilancia de infección respiratoria aguda (IRA) leve y grave, con los que se podría vigilar, además de los dos virus mencionados, cualquier otro virus respiratorio o posible agente etiológico emergente en el futuro.

El martes  6 de Octubre 2021, la Comisión de Salud Pública ha aprobado administrar una dosis de recuerdo de la vacuna contra la COVID -del tipo ARN-m- a los mayores de 70 años, cuando ya hayan pasado seis meses desde la inoculación de la segunda dosis. Mientras, la incidencia acumulada a 14 días se sitúa este martes en 52,51 casos por cada cien mil habitantes.

Las cifras señalan 967.200 casos de coronavirus confirmados con prueba diagnóstica de infección activa y ha habido 86.621 muertos con test positivo a 5 de octubre.

A partir del 17 de septiembre de 2021, la Comisión de Salud Pública ha acordado vacunar contra el Covid-19 con una tercera dosis de refuerzo a las personas mayores que viven en residencias, «dado su perfil de fragilidad, pluripatología y entornos cerrados».

También puede recibir una dosis adicional los que estén en esta situación: Trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y lista de espera para trasplante de órgano sólido, tratamiento sustitutivo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal), enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia citotóxica, metastásico o con radioterapia por tumores de localización torácica con riesgo de neumonitis, inmunodeficiencias primarias, infección con el VIH con menos de 200cél/ml, a pesar de TAR eficaz y carga viral indetectable, y síndrome de Down con 40 y más años de edad.

El 11 de septiembre de 2021, tras un debate en Sanidad, hay que distinguir entre dosis de recuerdo, para personas que respondieron a la primovacunación, y dosis adicional, para personas con el sistema inmune debilitado que no respondieron adecuadamente a ésta. Las dosis de recuerdo se administrarían a personas vacunadas para restaurar la protección si se pierde con el tiempo. Las dosis adicionales formarían parte de la pauta de primovacunación y se administrarían a personas que, por tener el sistema inmune debilitado, no alcanzan el nivel de protección adecuado a la pauta establecida de vacunación para la población general.

No se considera conveniente realizar test de anticuerpos porque  no existe actualmente, un parámetro conocido de protección (título en sangre de anticuerpos que puede ser considerado como predictivo de protección tras la vacunación) y prestaría confusión diagnóstica y equívoca sensación de seguridad.

El 5 de septiembre de 2021, se habla de la posibilidad de una tercera dosis vacunal para los mayores de 65 años que hayan superado los seis meses desde el inicio de su inoculación, ya que están expuestas a la perdida progresiva de inmunidad adquirida con la vacuna. Su respuesta inmunitaria está más debilitada para producir anticuerpos (inmunosenescencia) y aunque hayan creado células de memoria, que protegerían en casos de una nueva infección, éstas serán menores que las de los jóvenes.

Por otro lado, hemos bajado de la cifra de 200 de incidencia acumulada por cada cien mil habitantes, aunque se anuncie que hemos superado la quinta ola, es preocupante que las cifras de muertos sigue superando los cien diarios.

El 29 de agosto del 2021, el mes de agosto llega a su fin con un triste mensaje de que nos hemos acostumbrado a escuchar como normalidad la noticia de más de cien muertos diarios. La inmunidad de grupo está sólo en la mente del Gobierno, primero porque con los movimientos globales no tiene el efecto deseado y segundo porque si se cifra, para que sea efectiva, en el 70% de la población y hay vacunados un 70%, estaríamos inmunes aproximadamente un 49%.

El 21 de agosto de 2021, tenemos las mismas inquietudes de hace un año respecto a la vuelta a las aulas en septiembre. No se ha avanzado nada y se relajan las medidas preventivas de separación de mesas, de número de alumnos por actividad, etc. Sigue faltando adecuada coordinación entre Administraciones y sigue faltando paraguas legal que ampare actuaciones de confinamientos selectivos, etc.  También aparecen disquisiciones absurdas de si se debe obligar a vacunar o al menos justificar mediante PCR u otras pruebas a los trabajadores sanitarios de las residencias de mayores, para evitar contagiar a los más vulnerables. Para ello tenemos legislación amplia y suficiente para poder apartar de su puesto de trabajo a aquellos trabajadores que puedan suponer un peligro para ellos o para otras personas. Antonio Machado ya nos definió como “país de charanga y pandereta”.

El 14 de agosto de 2021, la incidencia acumulada comienza a bajar, aunque a menor ritmo que en anteriores olas, también por primera vez disminuye el numero de muertes.

Otra buena noticia es que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios autoriza comenzar la fase 3 de ensayos en humanos de una vacuna española, que los laboratorios Hipra están desarrollando y que para el 2022 podrían ponerse en el mercado 900 millones de dosis anuales, Estará basada en una proteína recombinante, diferente a las de Pfizer y Moderna (ARN mensajero) y las de AstraZeneca y Janssen (adenovirus).

El 7 de agosto de 2021, se plantea la estrategia de una tercera dosis vacunal para los mayores de 60 años. Varios países han empezado a vacunar sin tener evidencias científicas de su necesidad, es más barato vacunar que encontrar esas evidencias analíticas de desaparición paulatina de los anticuerpos creados. En España seguiremos probablemente ese camino y se plantea una duda ética ¿comenzamos con los sanitarios y los mayores de 60 años o esperamos a terminar una primera ronda poblacional para que todo el mundo haya podido tener acceso a la vacuna?.

También nuestro país, dentro del programa C0VAX (Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19) ha donado 650.000 dosis de un compromiso de 22.500.000 de dosis para otros países más necesitados de Latinoamérica. Tengamos presente que mientras haya focos de reservorio del virus, no acabará esta pandemia.

El 31 de julio de 2021 observamos, que ésta ola de contagios parece que ha tocado techo y empezamos a aplanar la curva, pero debido a la  enorme contagiosidad de la variante delta, cuatro veces más contagiosa que la de Wuhan y con un RO (cifra de contagios que una persona infectada es capaz de contagiar) similar a la varicela -entre 10 y 12- y muy superior al virus alfa, SARS, MERS, Gripe o viruela -entre 2 o 3-, hace que debamos estar más atentos que nunca a las medidas básicas de prevención (ventilación, distancia interpersonal y sobre todo el uso de la mascarilla).

La carga viral de los infectados se transmite a otras personas y con las vacunas actuales no se previene la diseminación del virus, incluso entre las personas vacunadas. Otra cosa es que afecte menos a las personas que ya han adquirido cierta inmunidad.

Las denominadas vacunas españolas del CSIC, que eran más neutralizantes del virus, en fase esperanzadora de ensayos en ratones, se retrasan y ralentizan los ensayos clínicos y apuntan a que no podremos contar con ellas en los próximos tiempos. La información del porqué, es muy opaca a pesar de que el CSIC es un organismo público.

El 24 de julio de 2021, observamos como las vacunas funcionan pero no erradican el problema. El 5.5 % de los nuevos contagios que precisaron ingreso hospitalario estaban vacunados con pauta completa, el 11% con una sola dosis inoculada y el 80% estaban sin vacunar. Pero aunque estés vacunado, cuando estés en locales interiores o mal ventilados, especialmente en lugares concurridos, se debería usar una mascarilla siempre y en los lugares exteriores también cuando haya posibilidades de cruzarte con otra persona a corta distancia.

Respecto a los anunciados autotest, decir que valen para poco epidemiológicamente, ya que aumentan el porcentaje de dar resultados erróneos, negativos falsos bien por defecto de técnica o de plazo de contagio y además presentan en caso de dar positivo dos cuestiones: su notificación inmediata al Sistema Nacional de Salud y la gestión de los residuos contagiados de la prueba. Un falso negativo puede dar lugar a bajar la guardia de las precauciones y propagar contagios, bajo la patente de corso de la prueba, en la ignorancia de estar libre de virus.

El 17 de julio de 2021, la quinta ola de contagios alcanza la cifra de 532 de incidencia acumulada de media nacional y en una semana casi hemos doblado la incidencia entre los jóvenes. Esperamos estar cerca del pico de contagios por la inmunización que se produce al pasar la enfermedad y por la vacunación de la mitad de la población.

Las vacunas de que disponemos tienen una alta eficacia para producir anticuerpos pero poca capacidad neutralizante el virus. Nos sirven para desarrollar inmunidad pero no evitan que seamos portadores del virus y podamos contagiar. Algunos de los ensayos que se están desarrollando en el CSIC van en esa dirección de buscar una vacuna con mayor capacidad neutralizante

La vacuna estudiada por el grupo que lidera Luis Enjuanes utiliza una copia sintética casi completa del SARS-CoV-2., que tiene todas las características del virus, pero no es transmisible de célula a célula. De modo que entra en las células, pero no sale de ellas. Este virión sintético tiene las mismas proteínas que el virus real, por lo que genera una respuesta inmunitaria potente. Otra diferencia notable es que la vacuna se podría aplicar mediante un spray nasal.

El 10 de julio de 2021, la 5ª ola avanza imparable entre los jóvenes y en la última semana ha doblado la Incidencia Acumulada alcanzando la preocupante cifra de 316 de media nacional. Las CCAA endurecen las medidas anticovid, comienzan a vacunar a los jóvenes y se preparan para atender este pico de contagios, menos letal por afectar a personas entre 20 a 30 años sin patologías añadidas, pero cuatro veces más contagiosa por la variante Delta, que será la predominante en España para finales de mes.

A pesar de la campaña de vacunación y de las medidas que se adopten en cada país, el mundo tendrá que aprender a convivir con el virus. En este sentido, la Unión Europea ha desarrollado ya el germen de lo que será la cartera de terapias destinadas al tratamiento de la Covid-19, que incluye cuatro anticuerpos monoclonales y un inmunosupresor. Mientras tanto se prevé inocular una tercera dosis de vacuna entre los seis y doce meses de la pauta completa.

El 3 de julio de 2021 se confirma que la variante denominada delta es extremadamente contagiosa, entre los jóvenes no vacunados, en Europa y coloca a España una vez más en riesgo ALTO con 152 de incidencia acumulada. En un mes se calcula que será la cepa dominante en Europa y ello dificulta el que alcancemos la inmunidad de grupo o de rebaño que se esperaba para cuando tengamos vacunados al 70% de la población, por lo que debemos cambiar de estrategia vacunal, ya que habría que priorizar vacunar a los grupos de mayor incidencia de contagios. Además de ser responsables con la retirada de las mascarillas como principal medida protectora eficaz.

Leer más

Hoy 26 de junio entra en vigor la retirada progresiva de las mascarillas, medida que debe hacerse con extrema prudencia en unos momentos que la incidencia acumulada lleva tres días con leve subida y situada en el 95% y donde todavía ronda la posibilidad  de un aumento de contagios por la variante Delta previstos en España para el mes de final julio y agosto. Con un tercio de la población ya vacunada con pauta completa y un 18% más con una dosis, en espera de aumentar el ritmo vacunal.

Iniciamos el verano meteorológico el 21 de junio con el anuncio del Gobierno que a partir del 26 de junio no será obligatoria la mascarilla en lugares al aire libre, con unos cifras de incidencia acumulada por debajo de 100 y rondando la población con una primera dosis de vacuna inoculada cercano al 50%. Mascarilla que ha tenido a raya al virus covid, pero también ha propiciado menos infecciones de gripe, laringitis, traqueítis, bronquiolitis, etc., aunque estas últimas que se producían preferentemente en diciembre/enero se han trasladado, en menor numero de casos, a mayo/junio. Mascarilla obligatoria no, pero si responsablemente recomendable, si no se cumplen el resto de medidas protectoras que hemos venido desarrollando de higiene manos, distancia interpersonal, etc.

El viernes 11 de junio se establece el último récord de vacunas inoculadas en España con 654.232 dosis, el número de personas que tienen la pauta completa de la vacuna Covid se sitúa en 12.250.002, lo que representa el 25,8 por ciento de la población. El 44,2 por ciento (20,96 millones) cuenta con al menos una de las dosis. Las marcas utilizadas hasta la fecha son 22,86 millones de Pfizer, 2,98 millones de Moderna, 5,67 millones de Astrazeneca y 755.326 de Janssen.

Tenemos capacidad para inocular más vacunas, pero las dosis siguen llegando de forma insuficiente. La solución para la vacunación de la población es la adquisición de más dosis, no de logística sanitaria de vacunación y para ello se precisa adquirir más dosis o dar autorización a nuevas marcas de vacunas.

A partir del 5 de junio, se modera la calificación de riesgo en la Comunidad de Madrid, pasando a nivel de alerta 2 y saliendo del nivel 3 de riesgo alto. Hemos superado los diez millones de vacunados completos y esperamos llegar a los quince millones a mediados de este mes. Pero es determinante para seguir bajando la tendencia de la curva de contagios el control de las fronteras. Por Ceuta han entrado estos días unos cien casos positivos y en el aeropuerto de Barajas se detectan diariamente aumento de cepa británica, india y colombiana en las PCR practicadas in situ.

El 29 de mayo, con cifras de incidencia acumulada de 124 y un ritmo de vacunación aceptable en consonancia con las dosis que recibimos, continua la estéril discusión política sobre que vacuna poner a los esenciales que se les interrumpió el ritmo vacunal señalado. Hay expertos que avalan las dos posibilidades, aunque no hay datos determinantes, pero lo que no es comprensible es retrasar la inoculación para completar la pauta vacunal iniciada y mientras dar alas al virus a mutar, a producir mayor tasa de reinfección y sobre todo a incrementar la duda y el desconcierto entre los ciudadanos.

Otro avance es que nuestro país formará parte del grupo que el próximo 7 de junio, realizará pruebas del pasaporte digital, para circular libremente entre los países de la Unión Europea.

El 23 de mayo son más de 16 millones de personas las que han recibido al menos una dosis, por lo que “uno de cada tres españoles ya tiene una dosis», y cerca de 8 millones de personas tiene ya realizada la pauta completa de la vacunación. Se ha comenzado a aplicar la segunda dosis combinando vacunas, de los esenciales vacunados con Astra Zéneca, permitiendo que los que quieran vacunarse con la misma vacuna, puedan hacerlo. Ello fue aprobado por el Comité de Bioética el pasado jueves.

En el mes de junio para aumentar la capacidad de vacunación, tras contar Atención Primaria con la colaboración de la Sanidad Privada, las Mutuas de AT y EP, toca el turno de acreditar a los Servicios de Prevención Propios y Ajenos que tengan capacidad para vacunar y que ofrezcan recursos propios de locales, personal y medios y EMESA Prevención quiere estar en la lucha contra el virus facilitando la vacunación a los trabajadores de las empresas clientes, sus familias y las subcontratas que nos lo soliciten.

El 15 de mayo las cifras de fallecidos y hospitalizados, baja a niveles de agosto pasado, principalmente debido a las medidas preventivas y al aumento de la capacidad de vacunación.

Sanidad ha aprobado esta semana utilizar la vacuna de Janssen para mayores entre 50 a 59 años y en colectivos de cualquier edad que por su situación social o laboral sean difíciles de vacunar y  de seguir un tratamiento completo de dos dosis, como las personas sin hogar, los inmigrantes en situación irregular, los trabajadores del mar y los cooperantes. También utilizar la de Pfizer en adolescentes entre 12 y 15 años. Pero el cuello de botella sigue estando en la falta de dosis, aunque los mensajes en este sentido son optimistas.

El 9 de mayo decae el estado de alarma y empezamos una segunda ola de caos jurídico-competencial que acabará en los tribunales y ello provoca en el ciudadano nuevos elementos de incertidumbre sobre los propios de la pandemia -variantes y mutaciones del virus, escasez y dudosa eficacia del actual calendario vacunal, recesión económica y ampliación de la brecha social, etc.-, que desconciertan más al averiguar que cada autonomía actúa de forma diferente, según su leal saber y entender, pero de forma descoordinada con el resto. El Ministerio de Sanidad tiene capacidad, a través del Consejo Interterritorial de Sanidad, de debatir coordinadamente los problemas comunes de cada Autonomía y dejar a los gobiernos autonómicos los problemas específicos de cada una.

A pesar de todo la incidencia del virus baja de la cifra de 200 por primera vez desde hace un mes y alcanzamos un 12% de vacunados con dos dosis y un 27% con una dosis. En total se han inoculado 20.000.000 de dosis.

Ayer 31 de abril, el Gobierno retrasa la inoculación de la segunda dosis a los menores de 60 años vacunados con una dosis de Astra Zéneca. En esta toma de decisión política, sólo hay cuatro posibilidades:

  1. Retrasar la decisión en espera de mejor información de los estudios clínicos.
  2. Dar como finalizada la vacunación con la primera dosis (67% de inmunidad).
  3. Poner una segunda dosis de la misma vacuna avalado por la Agencia Europea y como recomienda el laboratorio en su prospecto.
  4. Aplicar una segunda dosis de otra vacuna. Se están realizando ensayos clínicos contrarreloj (lo que no es bueno) en este sentido.

Todo lo que signifique retrasar es malo para la inmunidad y bueno para el virus (aparecen mas variantes). También una vacunación incompleta es dejar puertas abiertas al virus.

Quedan pues dos posibilidades y probablemente sean las dos correctas: la primera de poner una segunda dosis de la misma vacuna, recomendada por la Agencia Europea del Medicamento y testeada en Reino Unido y en Israel encontrando la posibilidad de trombos en la segunda dosis se reduce a insignificante. El poner una segunda dosis de otra vacuna, que además no es mediante un vector viral, sino mediante un RNA mensajero, amparada la evidencia científica en ensayos clínicos sobre la marcha es cuando menos cuestionable. En el futuro, cuando nos tengamos que vacunar periódicamente al igual que de la gripe, estaremos pendientes de una vacuna y no de una marca comercial.

Tras estas reflexiones lo verdaderamente importante es tomar decisiones, puesto que el no tomarlas o retrasarlas es dar ventaja al enemigo, que es el virus.

La EMA corrige a Sanidad el 23 de abril al recomendar completar la vacunación y poner la segunda dosis de AstraZeneca a quienes se ha puesto ya la primera. Vaxzevria que es su nombre comercial debe inocularse entre cuatro y doce semanas después de la primera dosis- Esta opción no cuenta por ahora entre los planes actuales del gobierno que debate entre dos alternativas: dejarlos solo con la dosis ya administrada o inyectarles una segunda vacuna de ARN-mensajero, es decir, Pfizer o Moderna.

Tras un retraso en la autorización de la vacuna Janssen para estudio de 6 casos de trombos en 7 millones de vacunados, la EMA dará su veredicto el próximo martes 20 de abril y mientras tanto hemos superado la triste cifra de 3.000.000 de fallecidos. La vacuna china Sinovac alcanza el 67% de eficacia frente a los contagios en Chile y la rusa Sputnik muestra sus credenciales a la EMA.

El proceso de vacunación hace cambiar el perfil de la edad de mortalidad, antes situado en mayores de 80 años y ahora se centra entre los 60 a 80 años. A la par la mayoría de los ingresos son menores de 60 años.

Empezamos la semana del 12 de abril 2021, con un repunte sostenido de casos generalizado posiblemente derivado de las reuniones tras la Semana Santa y con grandes dudas gubernamentales en la forma de vacunar a la población. Dudas amplificadas por algunos medios de comunicación que siembran en la ciudadanía, al menos inquietud y cierto rechazo a las vacunas. Pues la respuesta es rotunda que no hay duda que existe mucho mas beneficio que riesgo.

Aunque no se esté convencido y se puedan poner pegas científicas e incertidumbres derivadas de haber fabricado la vacuna en tiempo record y de aparecer efectos secundarios no registrados, hay que ponérsela por responsabilidad social para alcanzar la inmunidad de grupo.

La buena noticia es que las primeras dosis de una nueva vacuna llegaran a España mañana martes 13 de abril. Sera la conocida como Janssen y se administrará en una sola dosis, lo que permitirá dar un salto cuantitativo en el plan de vacunación al incluir a otros grupos poblacionales como los designados como esenciales en la primera ola.

Comenzamos el 5 de abril 2021, el segundo trimestre del calendario de vacunación que debe ser clave para avanzar en el objetivo de crear una inmunidad de rebaño. La estrategia inglesa de vacunar con la primera dosis a mayor numero de personas y el anuncio de que por primera vez en mucho tiempo el pasado domingo 28 de marzo no se han registrado fallecimientos, hay que tomarlo con cautela ya que alargar el intervalo de inoculación de las dosis es dar al virus un tiempo extra de ventaja para que mute.

Este segundo trimestre de vacunación masiva va a ser clave en alcanzar para después de verano el 70% mínimo de vacunados. Para ello hay que conseguir más dosis de vacunas y mientras la vacuna unidosis Janssen llama a las puertas para mediados de este mes, habrá que negociar un suministro con otras farmacéuticas no europeas.

 

El 28 de marzo, vísperas de la autonómicamente confinada Semana Santa de este año, se detectan avisos de estar comenzando una cuarta ola de contagios. En once comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Navarra, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, País Vasco, Extremadura, Islas Baleares y La Rioja) y Ceuta y Melilla, la actual incidencia acumulada a 7 días es más de la mitad que a 14 días. Otro indicador es los rastreos de las aguas residuales que denotan un significado ascenso de restos de coronavirus.

La variante británica supone ya el 70 % de los infectados en nueve CCAA y mientras tanto se estudia la posibilidad de que el virus pueda desaparecer por aumento de vacunación o que se produzcan mutaciones (variantes alternativas de escape) a la misma que haga que se comporten de forma más leve, como en los casos de VIH y Gripe. 

El 19 de marzo las cifras confirman una estabilización y aplanamiento de la curva de contagios en nuestro país, mientras en la Unión Europea comienza un repunte que puede convertirse en la cuarta ola de infecciones. La vacuna suspendida cautelarmente de Astra Zeneca vuelve a inyectarse el miércoles 24 de marzo y la vacuna de Janssen ya está autorizada por la EMA, mientras que Novamax llama a las puertas, lo que nos posibilitará en abril y mayo aumentar notablemente el flujo vacunal.

El 11 de marzo de 2021, se aprueba por la EMA una nueva vacuna contra el COVID y es la conocida como vacuna Janssen de una sola dosis. Por otra parte Moscú ha firmado un acuerdo con la compañía farmacéutica Adienne Pharma & Biotech SA, con sede en Suiza, para producir dosis de la vacuna Sputnik en Italia. De esta forma vamos avanzando en el Plan de Vacunación para afrontar en el segundo trimestre el grueso de la vacunación.

El 8 de marzo se suspenden muchos actos multitudinarios por concentración de riesgos de infección, mientras tanto la situación epidémica sigue mejorando y bajamos el escalón de riesgo alto a riesgo medio al estar por debajo de 150 casos por cien mil habitantes. Esta semana se deciden las normas sanitarias de control a implantar durante la semana santa, para no bajar la guardia y evitando producir una nueva ola de contagios. El ritmo de vacunados sigue aumentando diariamente, marcado por la llegada de las dosis y con la esperanza de que a finales de mes se incorpore la nueva vacuna de Janssen/Johnson&Johnson. Llaman a la puerta otras nuevas vacunas como Novamax, Cure Vac y la rusa Sputnik V, que han solicitado autorización a la EMA Europea y está estudiando los resultados de los ensayos clínicos presentados para su aprobación.

En la semana que comienza el 1 de marzo, se han vacunado el 3,08% de la población con la esperanza que a partir de abril lleguen más dosis de vacunas especialmente la vacuna de la farmacéutica Janssen. Mientras tanto el Ministerio ha actualizado su estrategia de vacunación y distingue a los mayores de 55 años que aplica una pauta de dos dosis y a los menores de 55 años que hayan pasado la infección con una dosis a los seis meses de haberla sobrepasado. Está disponible la cuarta modificación de la Estrategia Vacunal.

El 21 de febrero siguen llegando dosis de vacunas a nuestro país y se incluyen entre los objetivos vacunales a otros profesionales esenciales como dentistas, bomberos, etc. A su vez comienza la vacunación masiva de los mayores de 80 años. Otra noticia buena es que la vacuna de Pfizer no necesita la ultracongelación a -70 grados, sino que puede ser efectiva en traslados a -20 grados durante quince días, lo que facilita su traslado y almacenamiento a los centros de vacunación.

La inmunidad de rebaño, que se podría alcanzar con el 60% de la población vacunada, se retrasará al 70/80% por la progresiva aparición de nuevas variantes y dependiendo del retraso en alcanzarla podrá ocurrir que necesitaremos vacunar al 90% de la población lo que puede indicar que no la alcanzaremos en este 2021.

El 15 de febrero se generaliza la información de que esta tercera ola se está doblegando, excelente noticia que si la sabemos aprovechar junto a la vacunación cada vez más implantada -el objetivo es llegar a 300.000 vacunados diarios-, podremos alcanzar la tan necesaria cifra de inferior a 25 contagios por cada cien mil habitantes. De no ser así y no haber aprendido nada de las anteriores olas, estaremos a la puerta de una cuarta, quinta, etc. Las tentaciones políticas, que no sociales, ni alegando equivocados motivos económicos de efectuar una desescalada rápida, una vuelta a desplazamientos con poco control, etc., pueden justificar volver a dar la posibilidad de que el virus circule libremente y lo que es peor al encontrase con las pequeñas barreras que vamos poniendo modifique su genética y se convierta en variantes más difíciles de controlar y cada vez más agresivas.

Vacunados o no, con anticuerpos por haber superado la enfermedad, etc., debemos seguir con las medidas preventivas en especial el uso de la mascarilla. Al igual que durante la proliferación del VIH o del aumento de enfermedades sexuales el uso de preservativos contribuyó al control de la infección, la mascarilla es el preservativo de esta epidemia.

El 5 de febrero 2021, se aprueba la utilización de la vacuna de AstraZeneca en pacientes entre los dieciocho y cincuenta y cinco años. Es una decisión revisable sujeta a futuras evidencias de ensayos clínicos en grupos de mayor edad. En principio irán destinadas a profesionales sanitarios y sociosanitarios que no son de primera línea y no están incluidos en los grupos 2 y 3 de la estrategia de vacunación.

Como noticia positiva el Hospital Gregorio Marañón de Madrid prueba con éxito un tratamiento basado de inmunoglobulinas enriquecidas y en la parte negativa detectan el primer caso de la variante brasileña en Madrid.

El 29 de enero ha conseguido la autorización administrativa oficial, la vacuna investigada por Astra Zeneca y Oxford, con una eficacia demostrada en adultos mayores de 18 años, aunque hay dudas de su eficacia a los mayores de 65 años, grupo de edad en que todavía no han acabado los estudios del ensayo.

Mientras tanto esta tercera ola de contagios, tímidamente parece que hemos llegado al pico de los ingresados en los hospitales madrileños, donde en los cuatro grandes (RyC, La Paz, HGM y 12 Oct.), rondan los 230/300 ingresados con 35 a 50 camas en críticos y el Zendal se va acercando a los 500 ingresados, con 23 en UCI y 43 en críticos, cumpliendo la misión para la que fue diseñado de aliviar la carga de ingresos del resto de la red hospitalaria.

El 23 de enero de 2021, recordamos que hace ahora un año que se confinó la ciudad de Wuhan con once millones de persones para intentar detener la epidemia de un coronavirus que está cambiando el mundo. En nuestro país se extreman las medidas de prevención de contagios en una tercera ola tremendamente transmisible que nos lleva a una cifra de 828 contagios por cada cien mil habitantes. Mientras tanto la vacunación de la población se ralentiza por la falta de dosis y de jeringuillas apropiadas, aunque ya se anuncia que los más de tres millones de personas mayores de 80 años serán los próximos en vacunarse este próximo mes de febrero.

El 16 de enero, con una tasa de contagios disparada por efecto de los contactos sociales multitudinarios en las fiestas navideñas, se aproximan a un colapso de nuestra asistencia sanitaria y las CCAA endurecen las medidas de confinamiento oficiales con la esperanza de alcanzar la vacunación prevista a un ritmo de 90.000 vacunados diarios. Aun así habría que doblar el ritmo de vacunación si queremos llegar al verano con una amplia población vacunada.

Pfizer arrastra problemas de producción/distribución, mientras que con la vacuna de Moderna se comienza a inocular. Ambas precisan dos dosis y están en el horizonte inmediato la vacuna de Astra Zéneca y la de Janssen. Ello apunta a que se podría aumentar el ritmo de vacunación si nos lo permite la logística. Se debería autorizar a las Mutuas de Accidentes de Trabajo, a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales y a las Clínicas Privadas, que entre todos tienen un potencial logístico, de infraestructuras y personal, similar al de la Atención Primaria, para incrementar el ritmo sin menoscabar las estructuras oficiales de la Sanidad Pública.

El 11 de enero de 2021, con la finalización de las conmemoraciones navideñas y la adopción de medidas más severas para prevenir contagios, junto a las buenas noticias que tras la primera semana del año en la que las CCAA han empezado a vacunar y con el horizonte a finales de la semana que viene que nos llegarán las primeras vacunas de Moderna, junto a la previsible autorización de la vacuna de Astra-Zeneca para finales de mes, dispondremos entonces de suficientes dosis para realizar la vacunación masiva. Pero el problema surge en la virulencia de esta tercera ola en toda Europa y en espera a que las 27.000 primeras dosis que se han inoculado se conviertan en el principio del fin. Aunque la logística de la vacunación ha comenzado muy lenta, con la pausa de la gran nevada y otras adversidades, tenemos la esperanza de acelerar el calendario vacunal hasta conseguir objetivos.

El 31 de diciembre cerramos el vírico año 2020 con la esperanza de poder luchar por primera vez desde el inicio de la pandemia con la vacunación masiva que hemos comenzado. A esta inicial arma deben seguir tratamientos efectivos contra el virus y de prevención de sus secuelas. Mientras tanto no debemos bajar la guardia de las medidas preventivas actuales y ahora más que nunca tomar precauciones más drásticas.

Si ganamos la batalla sanitaria, estaremos en condiciones de afrontar la batalla laboral y ello nos llevará al principal objetivo que es la mejora social de los ciudadanos. Por ello es crucial conseguir la inmunidad de rebaño en este próximo 2021 vacunando a más del 70% de la población, seguir investigando en conocer las nuevas cepas o variantes y su forma de actuar, hasta que al igual que otros virus como la polio, la viruela, etc., no supongan un peligro pandémico. Dicen los expertos que este paso puede durar más de diez años y mientras tanto aparecerán nuevos virus de posibilidad pandémica cada cinco o seis años, por lo que urgentemente debemos aumentar los presupuestos de investigación para que no nos pille ajenos a ello.

Las primeras vacunas están ya en territorio español, han dormido en Lerma (Burgos) y el domingo 27 de diciembre se inoculará a la primera persona en Guadalajara en una Residencia de la Tercera Edad. Es el principio de la campaña de vacunación contra el coronavirus que irá dando cobertura a otros grupos poblacionales a medida que vayan llegando las vacunas a nuestro país.

Mientras tanto estamos inmersos en el comienzo de una tercera ola, con cepas variantes presumiblemente de mayor contagiosidad y ahora especialmente debemos adoptar y extremar todas las medidas preventivas que conocemos, porque sería absurdo que cuando vislumbramos la luz al final del túnel nos contagiáramos. Es como en las guerras el morir los días anteriores a su final.

El 16 de diciembre en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad se han tomado decisiones que dejan a cada Comunidad Autónoma la toma de recomendaciones más restrictivas en su territorio. También pide a los médicos y odontólogos no recetar test de autodiagnóstico porque requieren interpretación facultativa que pueden dar lugar a falsos diagnósticos y sensación de falsa seguridad.

Respecto a la vacunación todas las Comunidades Autónoma estarán coordinadas en su estrategia.

El 9 de diciembre de 2020, es fecha histórica porque acaba de ser vacunada contra el COVID-19 una británica de 90 años . Es una excelente noticia que estábamos esperando, pero con precaución porque nos puede dar una falsa sensación de seguridad ante estas fiestas navideñas, en las que debemos seguir con las precauciones establecidas para evitar los contagios. En Reino Unido se ha empezado con la vacuna de Pfizer, a la espera de que la vacuna de Oxford esté autorizada. Los españoles de la Línea de la Concepción que trabajan en Gibraltar, serán los primeros en vacunarse en nuestro país, con el mismo calendario vacunal que en el Reino Unido.

Este viernes 4 de diciembre, podemos comentar varias noticias importantes en la lucha contra el coronavirus.

Madrid ha inaugurado el uno de diciembre el “Hospital Enfermera Isabel Zendal”, conocido como hospital de pandemias, nombre acertado en memoria a la enfermera que acompañó a los niños durante la Operación Balmis, que con su vacunación de la viruela escalonada, llevaron la vacuna a América salvando millones de vidas. Surge la duda en la oposición política, si era necesario el gasto de infraestructura que ha supuesto la construcción del hospital. Rotundamente sí, a mi juicio cualquier avance en la lucha contra el virus es bueno. Otra cosa es ver cómo se desarrolla la gestión del mismo, si sirve para descargar a los otros hospitales de las plantas Covid bienvenido sea. Y luego en el futuro postcovid, no dejarlo abandonado, sino tenerlo preparado para futuras olas de este u otros virus o de otros microorganismos patógenos, que no dudemos se presentarán.

También las noticias de los avances de la comercialización de las diferentes vacunas, suponen un esperanzador futuro y con su probable autorización por la FDA americana y la EMA europea. La vacuna de Pfizer puede ser autorizada el 29 de diciembre de 2020 y la de Moderna el 12 de enero de 2021.

La tercera noticia importante de esta semana es que continua el paulatino descenso de la curva de contagios y estamos en 240 contagios por cada cien mil habitantes, de las mas bajas de Europa. Cambiamos del escalón de “muy alto” a “alto” riesgo de contagio. No obstante hay que ser precavidos en las próximas fiestas navideñas y seguir bajando dicha tasa.

A fecha de hoy 27 de noviembre, las cifras de la evolución de la epidemia en España siguen bajando lentamente, según previsiones del Gobierno de seguir así, salvando los desplazamientos del puente de primeros de diciembre y las reuniones familiares navideñas, muy probablemente que podamos alcanzar una cifra menor de 50 casos por cada cien mil habitantes para principios de febrero. Debemos extremar las medidas preventivas, la detección de nuevos casos, el rastreo de los mismos, etc., para evitar una tercera ola, que tendría nefastas e impredecibles consecuencias.

La hoja de ruta es llegar cuanto antes a una inmunidad comunitaria que viene marcada por el comienzo de una vacunación generalizada que previsiblemente comenzará en el segundo trimestre y que pueda estar realizada antes del otoño que viene. Aún así, para volver a la antigua normalidad sanitaria serán precisas varias campañas de vacunación. Debemos asimilar los saltos cualitativos de todo orden que se han producido y construir una nueva normalidad social, económica, laboral, etc., que sin la presión epidémica se hubieran tardado muchos años en plasmarse.

El 21 de noviembre, la situación en España es ligeramente favorable a la semana anterior. En la mayoría de las zonas se registran más altas clínicas que nuevos casos, pero debemos mantener las medidas preventivas y de cara al próximo puente de la Constitución restringir los desplazamientos para controlar los brotes.

En los próximos días se va a anunciar la estrategia vacunal antiCovid y veremos la carrera de la homologación de las primeras vacunas. Por ahora Pfizer es la única que ha pedido una acreditación provisional a la FDA americana y no tardará en hacerlo Moderna.

Mientras tanto continua la vacunación antigripal, aunque todo hace pensar que este año la epidemia gripal estacional va a ser más leve que en anteriores años, así se ha detectado en el hemisferio sur del planeta con registros de curvas muy aplanadas. En España el nivel de casos detectados en las tres últimas semanas es nulo en Galicia y esporádico en el resto.

El 14 de Noviembre las cifras de la epidemia en esta segunda ola siguen estando descontroladas, aunque se vislumbra, según el portavoz, alguna esperanza. Desde el Gobierno se han fijado unos ratios que no debemos traspasar como son:

  • Ocupación camas de hospitalización en planta: 15% del total
  • Ocupación de camas UCI: 25 por ciento del total
  • Positividad de pruebas realizadas: Menos del 4% es bajo, más del 15% es alto riesgo
  • Incidencia acumulada a 14 días: Más de 250 se considera de muy alto riesgo. Illa ordenó el cierre con 500.

Mediante la promulgación del Estado de Alarma se dotó a las Comunidades Autónomas de un régimen jurídico para adoptar algunas medidas que pueden ser restrictivas de libertades individuales, dejando su gestión a cada Comunidad.

En el caso de Madrid que en dos meses ha pasado de ser la ciudad europea de mayor número de contagios a estar entre las que presentan mejores cifras, gracias a la gestión de la crisis epidémica, realizando PCR y test de antígenos de forma masiva en aquellas áreas con cifras más altas de contagios, rastreando y confinando quirúrgicamente zonas, perjudicando lo menos posible a la ya maltrecha economía, presenta unos datos actuales:

  • Ocupación de camas en planta: 2.085 de 17.446: un 11,9 por ciento.
  • Ocupación de camas UCI: 428 de 1.104: un 38,7%.
  • Positividad de pruebas realizadas: Entre PCR y antígenos (175.767), un 8,09%
  • Incidencia acumulada a 14 días: 328 casos por 100.000 habitantes.

Sin caer en el optimismo, debemos seguir presentando batalla sin bajar la guardia y recordando que primero tenemos que ganar la batalla sanitaria si queremos enderezar la economía y minimizar en lo posible las secuelas sociales que son las que aspiramos a eliminar en nuestro Estado de Bienestar.

Hoy 7 de Noviembre, pese a las noticias de la Champions, las elecciones en Estados Unidos, la devolución del Pazo de Meirás y la Fiscalía investigando al Rey Emérito, no logran apagan las tristes noticias de la evolución de la epidemia en nuestro país, donde diariamente nos martillea en las sienes las cifras de muertes e ingresos UCI diarios a los que no podemos ni queremos dar carta de normalidad. Tampoco nos vale cuando nos dicen que “toda Europa está mal”, aplicando el refrán de “mal de muchos….” La información tóxica y la desinformación que recibe el ciudadano no es la mas deseable en estos momentos y debería ser más influyente en enseñar a utilizar las medidas preventivas con eficacia. Debería manifestar con crudeza los resultados verdaderos de la epidemia, al igual que la antigua campaña de accidentes de tráfico mostrando la cruda realidad de las UCIs, de los tanatorios, etc., para de esta forma el ciudadano de a pie que es más sabio de lo que parece, actúe en consecuencia.

Hoy día 3 de noviembre, la pandemia está ganado terreno en todo el mundo y estamos ya en mas de cuarenta millones de infectados. En nuestro país seguimos con medidas contemplativas y siempre por detrás del virus lo que hace que nos vayamos desangrando poco a poco. Es preciso que nuestros políticos, todos unidos tengan en su meta más próxima el vencer al virus, no el mirarse el ombligo de lo políticamente correcto. Para intentar salvar la economía es preciso ganar antes la batalla sanitaria y ello sólo es posible si todos trabajamos en la misma dirección, aportando desde el Consejo Interterritorial de Sanidad unas soluciones globales de país, gestionadas por cada Autonomía.

La pandemia está superando altas cotas de contagios en todo el mundo con Francia y España que esta semana han superado el millón de infectados y afrontan las próximas semanas con medidas más drásticas para prevenirlos. El toque de queda, el estado de alarma, el confinamiento selectivo, etc., son medidas que deben consensuarse políticamente entre el Gobierno y las Administraciones Autonómicas y mientras no remen las Administraciones en la misma dirección nos pasará como la fábula de la yunta de mulas, la zanahoria y el palo. Si las mulas van trabajando en paralelo, en vez de ir en sentidos opuestos y el palo en forma de multas que no se sabe jurídicamente si son reclamables, se podría probar a cambiar por una semana de trabajos sociales como por ejemplo: una semana moviendo camillas en urgencias, traslado de cadáveres al depósito o rastrear contactos estrechos, etc. Sería un máster práctico de responsabilidad.

El mayor número de brotes sigue estando en el entorno social de los jóvenes, el 29,8% de los brotes y el 26,9% de los casos de todos los registrados.

El domingo 25 de octubre el Gobierno ha decretado el estado de alarma en todo el país, para tener un paraguas jurídico que autorice a cada Presidente Autonómico el gestionar el estado de alarma en su Comunidad. Es una medida que aplica durante quince días, con posibilidad de prorrogarse hasta abril. El nuevo decreto establece una serie de medidas mínimas comunes para toda España (aforos, horarios comerciales de restaurantes y bares, etc…) y decreta el toque de queda nocturno de 23 a 6 de la mañana.

 

El 16 de octubre, según datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, El 27.4% de los últimos brotes de contagios se produce en actos sociales destacando el 65% de ellos en reuniones de amigos y familiares, el 17.2 son brotes en el entorno familiar, el 10.9% en el entorno laboral y el 2.2% en actos religiosos, penitenciarios y residencias estudiantes principalmente estas con 2 de cada 3 brotes. Los brotes mixtos son el 15.3%.

Estas cifras de los nuevos brotes son muy similares a las cifras globales acumuladas, con una ligera tendencia a la baja de contagios en el ámbito laboral y social.

Es previsible que a mediados de esta semana alcancemos la terrible cifre de un millón de contagios. Extrememos pues todas las medidas preventivas que estén a nuestro alcance.

Pero para que el madrileño de a pie lo entendamos será preciso explicar el porqué de tantas contradicciones de medidas sanitarias, sociales, políticas y de otra índole. La justificación técnica sería un aval para que la incertidumbre no se sume al desconcierto y el trabajar conjuntamente ambas administraciones sería importante para disminuir el estrés y la ansiedad que provoca la epidemia y empeora dicha incertidumbre, de lo que la OMS ha alertado el sábado 10 de octubre en el Día Mundial de la Salud Mental.

Además de las restricciones del Decreto de Alarma del BOE, el BOCAM anuncia para el lunes 12 de octubre nuevas áreas sanitarias restrictivas en Arganda, Collado Villalba, Colmenar Viejo y Coslada.

El viernes 9 de octubre, un Consejo de Ministros extraordinario decreta el Estado de Alarma para la Comunidad de Madrid. Ello viene precedido de intransigencias personales políticas, derivadas de falta de diálogo. Sabemos las restricciones que se imponen y lo que no sabemos es “quien está al mando de preservar la salud de los madrileños”. La sanidad en nuestro Orden Jurídico está transferida a las Autonomías, pero con el Estado de Alarma decretado, “las medidas implantadas provienen desde el Gobierno, siendo la Autoridad Competente” según al artículo 4. Aunque en el artículo 6 dice que “cada Administración conservará sus competencias de gestión de sus servicios y de personal, para adoptar las medidas necesarias, sin perjuicio de los establecido en el Decreto”.

La ciudad de Madrid y otros nueve municipios de más de 100.000 habitantes (Parla, Fuenlabrada, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcorcón, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares) restringieron a partir de las 22 horas del viernes 2 de octubre sus accesos después de que la Orden dictada por el Ministerio de Sanidad fuera publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad (BOCM). La Comunidad de Madrid, acata la Orden, pero la recurre ante la Audiencia Nacional, por invadir sus competencias basándose en criterios políticos y no en técnicos,

Entran en vigor el lunes 28 de septiembre 8 nuevas áreas sanitarias restringidas en la Comunidad de Madrid, tras el fracaso de la reunión entre los responsables políticos de la Comunidad de Madrid y del Gobierno. Ello unido a la dimisión del candidato científico de consenso Profesor Bouza, lo que le honra, por no cumplir el Ministerio el no influir con consideraciones políticas las medidas científico-técnicas adoptadas en la reunión bilateral al efecto, al superponer y amenazar en la rueda de prensa del Ministro a la del Viceconsejero que las anunciaba.

Es obvio que a mas pruebas PCR se detectan más casos de infectados, también es obvio que si los rastreos se multiplican se pueden confinar más asintomáticos perdiendo su capacidad de contagiar a otras personas. Todo ello va encaminado a aplanar la curva, evitando picos notables que nos desborden sanitariamente, aunque alargando los períodos y mientras tanto avanzando hacia una inmunidad de rebaño o hasta que consigamos un tratamiento eficaz o una vacuna.

La alta tasa de contagios activos que el Ministerio ha cifrado en 700/100.000 y que Madrid y otras Comunidades Autónomas han sobrepasado o están a punto de hacerlo pueden indicar aconsejar el confinamiento total de las poblaciones como se hizo en la anterior ola, decretando el estado de alarma, con gran destrozo de la economía. Quizás entonces como nos sorprendió la epidemia en paños menores fue la única salida, pero no podemos volver a caer en ese error, hay que vigilar otras variables para evaluar la evolución de la epidemia y son la sobrecarga asistencial de la Atención Primaria,  el diferencial de ingresos/altas hospitalarias y de UCI, el número de recursos (camas) públicos y privados con que contamos en cada población, etc.

A las medidas preventivas de uso de mascarilla, mantener la distancia interpersonal, la higiene y el lavado de manos, hay que aumentar la ventilación diaria de los locales, restringir las reuniones y desplazamientos innecesarios y sobre todo la concienciación poblacional del problema, pero no abrumándola con informaciones contradictorias, además de pedir a los políticos que no influyan con sus decisiones en las consideraciones técnicas y científicas que puedan generarse en los Comités Independientes al efecto.

En Madrid se realizan 117.000 PCR a la semana y se están detectando mediante los rastreos el 80% de los casos asintomáticos y las cifras de la Consejería de Sanidad, junto a las del Instituto de Salud Carlos III, muestran un leve descenso de los ingresos hospitalarios. Ello nos hace pensar con optimismo que vamos en la dirección correcta de doblegar la curva.

Mas importante y aunque en este blog siempre hemos optado por evitar cotilleos y comentarios políticos, no quiero pasar por alto y consideramos insólita, necesaria y esperanzadora la reunión del  21 de septiembre entre el Presidente del Gobierno y la Presidenta de la Comunidad de Madrid para aunar esfuerzos legislativos y ejecutivos en la lucha contra el único enemigo común que es el virus, que los ciudadanos de a pie valoraremos en las urnas. A ver si de una vez somos capaces de ser proactivos en las medidas a tomar y no ir improvisando medidas a remolque de las circunstancias evolutivas.

El 19 de septiembre, debido al incremento descontrolado de casos en algunos distritos sanitarios de la Comunidad de Madrid, se ha optado por decretar una serie de medidas preventivas que con el objetivo de doblegar la curva, se controle la evolución de la epidemia. Las restricciones de movilidad en 37 áreas sanitarias de la capital y en 8 localidades donde el  numero de casos por cada 100.000 habitantes superen los 1000 infectados. Afecta a unas 800.000 ciudadanos que solo podrán desplazarse para trabajar, ir al médico, a estudiar y otros motivos urgentes e imprescindibles.

A ello hay que añadir una limitación del aforo de los locales al 50%, limitación de las reuniones a seis personas tanto en locales públicos como en privados, cierres de parques y jardines y restricciones horarias a la hostelería con el cierre de los locales a las 22 horas, reducción del aforo de los locales de culto a un tercio, de los centros de educación no reglados al 50%, de los tanatorios a 15 personas, de las instalaciones deportivas al 50% y en grupos máximo de seis personas y siempre que se cumplan las medidas de distancia interpersonal.

Ya entrados en Septiembre, afrontamos el ultimo trimestre del año cargados de incertidumbres como la evolución de esta segunda ola que con un aumento de la detección de casos asintomáticos y su posterior rastreo de contactos que nos permite confinar los contagiados asintomáticos en sus domicilios y que no colapsen los hospitales, ni utilicen las camas UCI. Ello es posible por su más temprana edad y carencias de patologías crónicas añadidas que favorecen la recuperación. Pero la detección temprana no es suficiente y cuando llegue el otoño/invierno con la simultaneidad de otras enfermedades estacionales como la gripe y las propias infantiles adquiridas en los centros educativos nos van a poner muy difícil el control sanitario.Otra incertidumbre preocupante es la crisis económica que suma ya 3.800.000 desempleados con perspectivas de crecer antes de final de año. Esta crisis económica propicia una crisis social sin precedentes en los últimos ochenta años y que de no reaccionar a tiempo será de impredecibles consecuencias. Las ayudas económicas en forma de subsidios (prestación de desempleo, ERTE, subsidio mínimo vital, etc), son medidas paliativas y deben ser finitas en el tiempo y hay que buscar otras soluciones de creación de empleo para reactivar una economía colectiva maltrecha por la epidemia y precaria en sus planteamientos.

El 14 de Agosto el Consejo Interterritorial de Sanidad de forma unánime ha aprobado un texto de recomendaciones ante el aumento del número de rebrotes, que ahora deberán promulgar las CCAA, con actuaciones coordinadas para controlar la transmisión de la COVID-19. Se trata de once medidas de control en siete ámbitos diferentes, tres recomendaciones y una indicación de observancia de los aspectos incluidos en el «Plan de Respuesta Temprana” en un escenario de control de la pandemia.

Destacan acciones de control sobre el ocio nocturno, número máximo de personas en grupos, control de beber en la calle, prohibición de fumar al aire libre si no puedes mantener la distancia de seguridad, medidas sociosanitarias de realización de pruebas PCR en Residencias a los nuevos ingresos al regreso de personal de vacaciones y control restrictivo de visitas.

El 25 de julio se vislumbra la posibilidad de que estemos en una segunda oleada de contagios, la movilidad vacacional dificulta los rastreos de los contactos que ha dado PCR positivos. Tras distintas medidas preventivas implantadas en las Comunidades Autónomas, han demostrado que el uso de mascarillas, la distancia física entre las personas y el lavado muy frecuente de manos son las únicas que pueden parar los contagios.La mayor realización de test masivos y el rastreo de los positivos y sus contactos, nos indican que estamos en una segunda oleada, quizá de menor sintomatología grave, pero mucho mas contagiosa. La franja de edad más contagiosa está ahora situada entre los 19 y los 40 años. Debemos aprender a convivir con la enfermedad hasta que esté desarrollada la correspondiente vacuna efectiva, que pese a la variedad de noticias confusas de su descubrimiento no estará disponible, en el mejor de los casos, hasta el segundo trimestre del 2021.

El 22 de junio, tras la revocación del estado de alarma y con todas las autonomías al menos en fase 3, existirá libre circulación de personas en nuestro territorio. A partir de entonces entraremos en la nueva normalidad, siempre con las precauciones adoptadas de mascarilla obligatoria, limpieza de manos y distancia interpersonal de al menos metro y medio.

El miércoles 3 de junio se aprueba en el Congreso una nueva prórroga del Estado de Alarma, probablemente la última que terminará el día 21 de junio. A partir de esta fecha las Comunidades Autónomas gestionarán la desescalada en sus territorios, aunque deberán informar al Ministerio de Sanidad.

El lunes 1 de junio el 70% del territorio nacional estará en la fase 2 y cuatro islas pasarán a la fase 3. Ello nos permitirá seguir el plan de desescalada con la debida cautela de extremar las normas sanitarias contra el contagio para evitar retrocesos indeseados. Otra buena noticia es que por segundo día consecutivo sólo se ha registrado un fallecimiento.

El 25 de mayo, prácticamente todo el territorio nacional está en fase 1 o en fase 2, se empieza a vislumbrar una luz al final del túnel aunque debemos mantener las medidas de prevención especialmente lavado de manos, uso de mascarillas y distancia entre personas. Ahora nos amenaza una crisis económica que debemos enfocar hacia una pronta recuperación.

Martes 19 de mayo, aprobación de la Orden SND/422/2020 por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

El lunes 18 de mayo todas las Comunidades Autónomas, excepto Madrid, área metropolitana de Barcelona y el 50% de las áreas sanitarias de Castilla y León, entran en fase 1 y las islas que ya lo estaban pasan a fase 2. Las localidades que se mantienen en fase 0, ven aliviadas las restricciones con la apertura de comercios sin cita previa, reactivación de algunos servicios sociales, trabajo administrativo y desinfección de centros educativos y Universidades, velatorios y lugares de culto con restricciones de aforo y centros de investigación cerrados tras el Decreto de Alarma.

El 11 de Mayo comienza la fase 1 en la mayoría de las CCAA, de una forma gradual y asimétrica, que cumplen unos criterios objetivos de la evolución de la epidemia en cada Comunidad y de los medios sanitarios previstos y preparados en el caso de un repunte de contagios.

Tras la salidas a la calle controladas de los niños menores de 14 años, el Gobierno marca la fecha de 2 de mayo para salir ordenadamente los mayores y la fecha de 4 de mayo para comenzar la fase 0 del inicio de la desescalada. A partir de aquí se irán incorporando gradualmente los distintos  sectores cada quince días, siempre y cuando la evolución de la epidemia lo permita.

El 23 de Abril la comunidad de Madrid publica el protocolo para realización de test en laboratorios privados.

El 22 de Abril el Congreso da luz verde a la petición del Gobierno de alargar el Estado de Alarma hasta el 8 de mayo y se aprueba que el lunes 27 de abril los menores de 14 años puedan salir a la calle, acompañados de adultos y extremando las medidas generales de prevención. Con ello se da un primer paso para una desescalada asimétrica del confinamiento en diferentes localidades de las Comunidades Autonómicas.

El 18 de Abril se anuncia la petición de una nueva prórroga del Estado de Alarma hasta el 9 de Mayo, permitiendo salidas limitadas para los niños menores de doce años desde el 27 de Abril. El desescalamiento se hará gradualmente conforme la situación clínica lo permita y será asimétrico en todas las Comunidades.

14 de Abril, se publica la Orden SND/344/2020, de 13 de abril, por la que se establecen medidas excepcionales para el refuerzo del Sistema Nacional de Salud y la contención de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

A partir del lunes 13 de abril, el Gobierno va a proceder a realizar un muestreo epidemiológico en 30.000 hogares aleatorios, con más de 60 mil actuaciones de detección de personas que han estado en contacto con el virus. Se hará un test rápido a cada miembro del hogar y, si la prueba da negativo, se realizará un PCR, la prueba más fiable. Con repetición a los 21 días. Con ello conoceremos el porcentaje de la población que padece la enfermedad y poder decidir qué medidas de confinamiento se pueden ir levantando, y de qué manera.

10 de abril de 2020Real Decreto 487/2020, por el que se prorroga el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. La nueva prórroga se extenderá hasta las 00:00 horas del día 26 de abril de 2020.

Martes 7 Abril, el gobierno propone al Congreso la prórroga del estado de alarma durante quince días, hasta el 25 de abril incluido.Pero los sectores no esenciales que se han paralizado hasta el 9 de abril podrán volver a trabajar, porque el decreto que ordenaba la hibernación de la economía no se prorrogará.

La contención de los contagios con el confinamiento está dando resultados y se esta reduciendo el numero de contagios y de hospitalizaciones. No obstante la curva de nuevos casos aumenta, pero para valorar resultados de contención de la epidemia no sirve.

La tasa de multiplicación es la forma de medir la evolución de los casos, se valora el número reproductivo “R” que en Europa se estima alrededor de 3, dependiendo de la concentración de personas, forma de hacer los trabajos, por supuesto la edad, etc., que el confinamiento ha reducido a cifras próximas a 1 y que cuando sea inferior a 1 significará que cada persona contagia a menos de otra persona y entonces el brote epidémico estará en recesión. A título informativo a día 3 de abril en España es de 1.2, en Italia 1.1, en Reino Unido 2.5 y en Estados Unidos 2.3. El tiempo de contagio medio se estima entre 4.7 días más/menos 2.9 días.

El 2 de abril, China cierra el distrito de Jia por miedo a una segunda oleada de contagios de la Covid-19. Se han cerrado todas las empresas y negocios no esenciales y se ha restringido al máximo la movilidad · El brote de Jia aparece en plena reapertura de Wuhan.

 El martes 31 de marzo, se publica una orden ministerial que define los servicios esenciales. Orden SND/310/2020, de 31 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

Mientras tanto en el ámbito sanitario, la epidemia empieza a dar signos de contención gracias al confinamiento masivo, no obstante se alcanza la cifra de 100.000 casos confirmados y de ellos un 20% dados de alta médica.

El domingo 29 de Marzo se aprueba en un consejo de ministros extraordinario la suspensión de actividades no esenciales a partir de este lunes 30 de marzo hasta el jueves 9 Abril. También se aprueban medidas para que todos los trabajadores de empresas no esenciales que no puedan teletrabajar tengan permiso retribuido recuperable después de pasada la crisis sanitaria.

Pulsar en el siguiente enlace para ver información oficial (BOE) de este decreto-ley de 29 de marzo. En el anexo de este documento (página 7) se puede ver quienes son los trabajadores por cuenta ajena que no serán objeto de aplicación el permiso retribuido.

El día 27 de marzo se prorroga el estado de alarma hasta las 00:00 horas del día 12 de abril.

El 20 de marzo la comunidad de Madrid anuncia que la Unidad Militar de Emergencias (UME), en colaboración con la Comunidad de Madrid y el ministerio de Sanidad, ha comenzado a construir el hospital con 5.500 camas de hospitalización y UCI en el que se convertirán los pabellones de Ifema para dar respuesta a la demanda asistencial que se prevee para los próximos días.

Se aumentaron las medidas de control y el sábado 14 de marzo se declara el estado de alarma para la gestión de situación de la crisis santiaria provocada por el Covid-19.

El 11 de marzo la OMS declara oficialmente al coronavirus como una pandemia. En el mundo hay 119.300 contagiados confirmados, 66.000 recuperados y 4.200 muertos. En la península, hay casos en todas las regiones. Son 2.140 infectados, 183 fallecidos y 48 recuperados.

Un día después, el 9 de marzo, el Ministerio de Sanidad tuvo que cambiar el escenario sobre el que se trabajaba para contener la epidemia, pasando a un nivel de contención reforzada. Ese mismo día, y de forma coordinada, la Comunidad de Madrid decidió cerrar toda la actividad educativa de la región.

El crecimiento de los casos de contagio seguía siendo paulatino, pero fue a partir del 8 de marzo cuando ese crecimiento se descontroló bruscamente, sobre todo en la Comunidad de Madrid.

El 6 de marzo, se dió a conocer que en un funeral celebrado en Vitoria dos semanas antes era el mayor episodio de propagación del coronavirus registrado en el país hasta ese momento. Más de 60 asistentes a la ceremonia resultaron contagiados por el patógeno, 38 de los cuales residian en Haro y Casalarreina (La Rioja) y otras 25 en Álava. La Guardia Civil vigilaba las localidades riojanas para comprobar que los afectados guardasen la cuarentena domiciliaria.

El 3 de marzo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, recomendó celebrar a puerta cerrada competiciones deportivas con afluencia masiva que impliquen a equipos de las mismas zonas de riesgo. Además, pidió cancelar congresos y encuentros médicos. El 4 de marzo se conoció la primera muerte por esta causa: un hombre de 69 años que había fallecido el 13 de febrero en Valencia y al que se le detectó el covid-19 en una autopsia posterior.

Mientras, el 26 de febrero se conoció el primer contagiado autóctono, un hombre de 62 años de Sevilla que no había viajado a ninguna zona de riesgo. “El virus lleva varios días circulando por España y no lo habíamos detectado”, explicó ese día el jefe de servicio de enfermedades infecciosas de un gran hospital.

Otras dos semanas pasaron hasta que se conoció el tercer positivo, el 25 de febrero: un turista italiano que se alojaba en un hotel de Tenerife. Aquello dio lugar a una gran cuarentena que aisló a casi mil personas que se encontraban hospedadas o trabajando en dicho hotel, además de cinco nuevos positivos por la enfermedad. Al día siguiente, el Ministerio de Sanidad recomendó a los españoles no viajar a zonas de riesgo, que entonces eran China, Japón, Corea, Irán, Singapur y al norte de Italia. El 23 de Febrero Italia empieza a clausurar municipios para intentar evitar la expansión que está llevando la epidemia en la zona norte del país.

El 10 de febrero– llegaría el segundo caso, un británico que vive en Mallorca y se había infectado en un viaje a los Alpes franceses.

El primer paciente registrado en España con coronavirus Covid-19 se conoció el pasado 31 de enero. Fue un paciente alemán ingresado en La Gomera que dio positivo en coronavirus. Su estado era «leve» y se contagió, presuntamente, al contactar en Alemania con un infectado. Nueve días después se detectó otro caso coronavirus Covid-19 en Palma. Pero no fue hasta el 24 de febrero cuando el virus saltó a la península, detectando los primeros casos en la Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Si es Ud. Cliente nuestro y necesita más información o realizar alguna consulta, le aconsejamos que escriba un correo electrónico al departamento correspondiente:

Para temas médicos escriba al departamento de Vigilancia de la Salud e-mail: vigilancia@emesaprevencion.com

Para temas técnicos escriba al e-mail: tecnicos@emesaprevencion.com

Para temas administrativos escriba al e-mail: admon@emesaprevencion.com

Medidas Sanitarias COVID-19

Realizamos todo tipo de pruebas diagnósticas, informes de vulnerabilidad y seguimiento de contactos a los trabajadores de nuestras empresas clientes.

Certificados de vulnerabilidad

Se realizan con el fin de evaluar la presencia de personal trabajador especialmente sensible en relación con la infección de coronavirus SARS-CoV-2, así como establecer la naturaleza de especial sensibilidad de la persona trabajadora y emitir informe que indique las medidas de prevención, adaptación y protección, teniendo en cuenta la existencia o inexistencia de unas condiciones que permitan realizar el trabajo sin elevar el riesgo propio de la condición de salud de la persona trabajadora.

Plan de Contingencia COVID-19

Seguimiento de contactos

El estudio y seguimiento de los contactos estrechos tiene como objetivo realizar un diagnóstico temprano en los contactos estrechos de un caso de COVID-19 y evitar la transmisión en periodo asintomático y paucisintomático. En el mismo, se recogerán los datos epidemiológicos básicos, así como los datos de identificación y contacto de todas las personas clasificadas como contactos. Se proporcionará a todos los contactos la información necesaria sobre el COVID-19, los síntomas de alarma y los procedimientos a seguir durante el seguimiento.

Test de detección de anticuerpos

Test Rapido Covid-19

Test rápidos

Son pruebas de detección rápida, el resultado se conoce a los 15 minutos, mediante una toma de muestra de sangre por pinchazo en un dedo. Detecta la presencia de anticuerpos IGM e IGG, pero no los cuantifica. Como la fiabilidad de la prueba no llega al 100%, puede existir falsos negativos en pacientes que no lo son. La prueba se realiza en el establecimiento sanitario acreditado del SPA lo que permite tomar decisiones sobre el resultado por su Médico del Trabajo.

Test serologico COVID-19

Test serológicos métodos ELISA y CLIA

 Estas pruebas se realizan mediante extracción de sangre y se analizan en laboratorio especializado. Cuantifican la presencia de IGM e IGG, determinando si el paciente ha estado en contacto con el virus y está desarrollando anticuerpos. Su conocimiento de los resultados indica si el paciente tiene que estar en confinamiento, si debe ponerlo en conocimiento de su médico de atención primaria y si tiene anticuerpos duraderos, aunque no se sabe por cuánto tiempo son efectivos. Si sale negativo quiere decir que está libre de virus en el momento de la realización del test, pero está expuesto a contagios futuros.

Test de detección del virus

Prueba PCR Covid-19

Test de detección ARN viral por PCR

Esta prueba determina la presencia de virus en el paciente, por tanto, su capacidad potencial de contagiar. Se efectúa por toma de muestra nasofaríngea y su análisis precisa de laboratorio especializado. Si sale negativo quiere decir que está libre de virus en el momento de la realización de la prueba, pero está expuesto a contagios futuros. Dependiendo de los trabajos debe repetirse cuando no puedan garantizarse las medidas generales de prevención.

Test detección de Antígenos

Son test rápidos con resultados en unos quince minutos. Se realizan con toma de una muestra nasofaríngea y detectan la presencia de antígenos. A diferencia de las PCR que detectan material genético del virus, estos reaccionan con la proteína del antígeno localizada en las espículas del coronavirus. Su fiabilidad en los tres primeros días del contagio es del 100%, luego baja al 90% pudiendo bajar hasta el 60% a partir de los 7/10 días de la infección. Ocasionalmente pueden dar falsos negativos, que deben ser valorados con una PCR.

Preguntas frecuentes sobre los Test

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LOS TEST DIAGNÓSTICOS de SARS-CoV-2

Ante la cantidad de preguntas que nos llegan acerca de cual es el mejor test y para qué sirven, desde EMESA Prevención hemos elaborado algunas de las preguntas más frecuentes.

Premisas para tener en cuenta al realizar la prueba.

Vaya por delante y hay que tener siempre presente que:

  • Cualquier prueba es una foto fija en el momento de realizarla y lo que hagamos después tiene su riesgo de contagio. Podemos dar negativo y contagiarnos un segundo después.
  • Siempre puede existir un defecto de técnica de toma de la muestra nasofaríngea y/o realizarla prematuramente en asintomáticos con poca carga viral.
  • Hay que evitar la falsa seguridad que nos puede dar una prueba negativa y mantener siempre las medidas preventivas recomendadas.
¿Cuál es la prueba más segura?

Cada prueba es diferente y está indicada en situaciones distintas a criterio de su facultativo, pero la más fiable es la PCR para casos clínicamente manifiestos, casos sospechosos o asintomáticos ya que su técnica de laboratorio detecta presencia del virus aún con bajas copias (baja carga viral).

¿Qué seguridad me da hacerme un test rápido de antígenos?

Pueden ser útiles en personas sintomáticas durante los primeros cinco/seis días de manifestar algún síntoma o en personas que han tenido un contacto de riesgo con un positivo y siempre bajo control sanitario en establecimientos sanitarios acreditados. 

Hay peligro de generar una falsa seguridad individual de las personas que habiéndose realizado la prueba con resultado negativo estimen que están a salvo de contagiarse. La protección solo se puede conseguir con las medidas de prevención y autoprotección ya conocidas.

¿Es suficiente realizar un test de antígenos?

La prueba no permite detectar con suficiente fiabilidad a personas asintomáticas positivas o que tengan pocas copias del virus (baja carga viral), en cuyo caso puede dar negativo en los primeros días del contagio y ocasionar una falsa sensación de seguridad e infradiagnosticar la enfermedad.

En cambio, sí pueden ser útiles en personas sintomáticas durante los primeros cinco/seis días de manifestar síntomas o en personas que han tenido un contacto de riesgo y siempre bajo control y criterio médico en establecimientos sanitarios acreditados. 

¿El test de antígenos, puede sustituir a la PCR?

Las pruebas rápidas de antígenos no deben desplazar a las PCR como prueba prínceps para el diagnóstico de la infección por la mayor fiabilidad de ésta.

Pueden servir para hacer cribados periódicos a personas como los trabajadores sanitarios y sociosanitarios, a los trabajadores esenciales, en empresas o establecimientos con condiciones laborales de mayor riesgo infectivo (mataderos, factorías, grandes almacenes, etcétera).

¿Qué detecta un test rápido de anticuerpos?

Los test rápidos de anticuerpos no detectan la carga viral, sino la reacción del organismo al virus mediante la creación de anticuerpos en sus diferentes fases. Detectan la calidad de estos, pero no los cuantifica.

¿Para que se usan las técnicas serológicas ELISA/CLIA?

Cuantifican en sangre la cantidad de Inmunoglobulinas IGG e IGM, tras haber estado en contacto con el virus. Nos indican la inmunidad humoral adquirida, pero no se conoce su duración efectiva.

En una primera fase se crea anticuerpos IGM que luego se transforman en IGG y ante una infección en la segunda fase recuerda los IGG con mayor rapidez y en mayor cantidad.

¿Qué utilidad tienen los autotest (de saliva y otros) que están proliferando?

Las pruebas a realizar deben ser siempre recetadas por facultativos para poder realizar luego la interpretación y el seguimiento del resultado.

Sin entrar a discutir la fiabilidad y sensibilidad de estos, no son aconsejables porque si da negativo el resultado te provoca una falsa seguridad y cabe la duda de ser un falso negativo y contagiar a los demás.

En caso de dar positivo, puede ocultarse el resultado y provocar contagios si no se confina inmediatamente y notifica a Sanidad para rastreo de los contactos estrechos.

Planes de Contingencia COVID-19

Planes-Contingencia

Elaboramos un plan de contingencia en su Empresa, tras la emergencia ocasionada por el riesgo comunitario derivado de la pandemia provocada por el Covid-19 (SARS-Cov-2), basado en un protocolo que permite identificar un conjunto de medidas y acciones básicas concretas de respuesta, que se deberían tomar para afrontar de manera adecuada y efectiva, posibles incidentes, accidentes y/o estados de emergencias.

Formación ONLINE – CORONAVIRUS.

INFORMACIÓN BÁSICA Y MEDIDAS PREVENTIVAS.

El documento PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN PARA LOS SERVICIOS DE PREVENCION DE RIESGOS LABORALES FRENTE A LA EXPOSICIÓN AL SARS‐CoV‐2 de 30 de marzo de 2020, es la Guía normativa básica para la actuación preventiva de las empresas. En él se reconoce la necesidad de información y formación, como medidas fundamentales en la implantación de medidas organizativas, de higiene y técnicas entre el personal trabajador en una circunstancia tan particular como la actuación ante el riesgo de contagio por COVID-19,

Las empresas por tanto tienen que garantizar que todo el personal cuenta con una información y formación específica y actualizada sobre las medidas específicas que se implanten.

EMESA PREVENCIÓN CON EL PROPOSITO DE COLABORAR EN EL CONTROL DE ESTA PANDEMÍA en el ámbito laboral ha desarrollado un CURSO DE PRL ESPECÍFICO: CORONAVIRUS. INFORMACIÓN BÁSICA Y MEDIDAS PREVENTIVAS

GUÍA DIDÁCTICA:

Modalidad: ONLINE

Carga lectiva: 2 HORAS

Objetivo: Dotar al alumno de los conocimientos necesarios para poder prevenir y evitar el riesgo de contagio por el COVID19, derivados de la exposición en su lugar de trabajo y en el ejercicio de su actividad profesional.

artículos COVID-19, publicados en nuestro Blog

Vacunación Gripe

Vacunación Gripe

VACUNACIÓN DE LA GRIPE ESTACIONAL. CAMPAÑA 2021/2022 La gripe provocada por el virus influenza es responsable, además de causar muchas muertes anuales, de generar gran número de jornadas de absentismo laboral, con el consiguiente perjuicio económico a las empresas. Se...

leer más

Documentación de ayuda sobre el Covid-19.

Para facilitar la búsqueda de información relativa a la forma de actuar y proceder en estos momentos de crisis por el coronavirus, ponemos a disposición de nuestros clientes y empresas que necesiten ayuda sobre cómo actuar ante las diferentes situaciones que se producen debido a esta crisis sanitaria.

INFORMACIÓN CLÍNICA COVID-19, PARA PROFESIONALES CATALOGADO POR ESPECIALIDADES.

En este enlace damos acceso a una página que han hecho un grupo de bibliotecarios de Ciencias de la Salud donde podemos encontrar por especialidades las informaciones clínicas sobre COVID-19 publicadas en las revistas científicas.

Información de uso general
Información para empresas del sector de la construcción
Sector Sociosanitario
Sector Industrial
Sector Comercio
Sector Agrario

Enlaces de Interés

Aquí os ponemos todos los enlaces de interés de fuentes oficiales que podéis consultar si necesitáis más información sobre el SARS-CoV-2.

Vamos a trabajar juntos

Abarcamos todas las especialidades preventivas: seguridad, higiene, ergonomía y psicosociología y vigilancia de la salud.

"EMESA, ESTAMOS DÓNDE NOS NECESITAS"

CONTACTO

CLÍNICA – Calle Nardo 1
OFICINA TÉCNICA – Calle Nardo 4
28029 – Madrid
Tel: 91 378 81 16

Email: admon@emesaprevencion.com

CERTIFICACIONES

iso 9001    iso 9001    iso 45001

COMPROMETIDOS CON:

iso 9001   iso 9001 iso 9001