El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, promovido por La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

Existen muchas desigualdades en la atención del cáncer en el mundo que hay que tratar de eliminarlas para que todos podamos acceder por igual al tratamiento necesario en cada caso. En España a pesar de los esfuerzos del SNS, también existen desigualdades y barreras físicas en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, que debemos minimizar en lo posible.

Queremos destacar y aplaudir la colaboración público-privada como la que, el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Salud de las comunidades autónomas del País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía, Valencia, Canarias y Madrid han firmado un convenio junto a la Fundación Amancio Ortega Gaona para la colaboración en la implantación de la protonperapia en el Sistema Nacional de Salud (SNS). La fundación del empresario y expresidente de Inditex donará hasta 280 millones de euros al SNS.

EMESA Prevención, como servicio ajeno de prevención de riesgos laborales, quiere sumarse a esta iniciativa y difundirla entre nuestros asociados y clientes.

¿Qué es el cáncer?

“El cáncer es una enfermedad que hace que un grupo de células del organismo crezcan de manera anómala e incontrolada dando lugar a un bulto o masa”.

Esto ocurre en todos los cánceres excepto en la leucemia (cáncer en la sangre). Si no se trata, el tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo diseminándose a otros órganos y tejidos.

Aproximadamente se estima que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres tendrá cáncer en algún momento de su vida. Cada año se diagnostican en el mundo más de 14 millones de casos nuevos y la enfermedad provoca 9,6 millones de muertes al año.

 

 

Factores de riesgo para el cáncer

Existen muchos tipos de cáncer que una persona puede desarrollar, debido a causas múltiples. En muchos casos, los factores de riesgo no pueden modificarse, pero alrededor de un tercio de los casos de cáncer pueden evitarse reduciendo los factores de riesgo principales.

Factores de riesgo no modificables son la edad o la genética.

Los factores de riesgo que sí podemos controlar son, entre otros:

CIGARRILLOS CONSUMIDOS

 

  • Factores que aumentan el riesgo de cáncer
    • Consumo de tabaco y fumar cigarrillos
    • Infecciones
    • Radiación
    • Medicamentos inmunodepresores después de un trasplante de órgano
  • Factores que pueden afectar el riesgo de cáncer
    • Alimentación
    • Bebidas alcohólicas
    • Actividad física
    • Obesidad
    • Diabetes
    • Factores ambientales de riesgo