TE INFORMamos

VACUNAS SARS-COV-2

La vacunación frente al virus SARS-COV-2 constituye actualmente una estrategia esencial para superar a medio y largo plazo la actual pandemia. Reduce el riesgo de infectarse por SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad COVID-19 y, en caso de enfermar, reducirá la probabilidad de desarrollar un cuadro clínico grave. Sin embargo, las personas vacunadas deberán continuar adoptando las medidas preventivas habituales para reducir la transmisión.

En esta página queremos dejar constancia de las preguntas y respuestas más frecuentes sobre esta campaña de vacunación tal y como nos informan desde la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

¿Es obligatorio vacunarse contra la COVID-19?

No. Como ocurre con el resto de vacunaciones en España, la vacuna frente al nuevo coronavirus no es obligatoria sino una recomendación.

¿Dónde puedo vacunarme?

En la Comunidad de Madrid existen diferentes puntos de vacunación en función de los grupos poblacionales establecidos en la Estrategia de Vacunación Nacional actualmente vigente.
Estos puntos fundamentalmente están distribuidos entre los Centros de Salud, algunos Hospitales, el Centro de Vacunación de la Comunidad de Madrid, Colegios Profesionales y Centros habilitados para la vacunación de grandes grupos de población (Wanda estadio metropolitano, Wizik Centre, etc).
El lugar de vacunación que les corresponda se les indicará en el momento en el que sean citados. Puede consultar el plan de vacunación por grupos prioritarios en este enlace

¿Qué vacunas hay disponibles?

Actualmente hay cuatro vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento y disponibles para su utilización: dos vacunas de RNAm, la desarrollada por Pfizer y la desarrollada por Moderna y dos vacunas de vector vírico, la vacuna de Astra Zerneca, llamada Vaxzevria, y la vacuna de Janssen
Las cuatro vacunas han mostrado niveles adecuados de eficacia y seguridad, si bien presentan diferentes características en cuanto a su logística, eficacia y perfiles de población en las que han sido ensayadas.

¿Quién decide qué personas se vacunan y cuándo y cómo lo hacen?

Es el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que están representadas las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad, el que acuerda la estrategia de vacunación frente a COVID-19 para toda España.
La vacunación se va realizando a medida que se va disponiendo de dosis de vacunas. La piriorización se ha realizado en función de criterios éticos y de la evidencia científica, comenzando con la vacunación de las personas más vulnerables y con mayor riesgo de mortalidad y de enfermedad grave, así como de exposición y de transmisión a otras personas, continuando por los grupos con función esencial para la sociedad.
La estrategia de vacunación la elabora el Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación COVID-19, de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones.

¿Cuántas dosis de vacuna contra la COVID-19 se necesitarán?

De acuerdo a la evidencia científica y según las recomendaciones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en tres de las cuatro vacunas actualmente disponibles (Pfizer, Moderna y AstraZeneca), se recomiendan dos dosis como pauta completa de vacunación para ser efectiva, salvo en las personas de 65 años o menos que hayan pasado la enfermedad antes de la vacunación. En estas personas bastará con una sola dosis para que la pauta sea completa y ésta se recomienda administrar a partir de los 6 meses de la infección.
Cuando se administre la primera dosis le informarán de cuándo debe ponerse la segunda.
En el caso de la vacuna de Janssen tan solo será necesario una dosis para completar la pauta de vacunación.

¿La vacuna del coronavirus tiene efectos secundarios?

Todos los medicamentos, incluidas las vacunas, pueden desencadenar reacciones adversas que, en la mayoría de los casos, son leves (como dolor muscular en el lugar de la inyección, fatiga o dolor de cabeza).
Todas las vacunas deben administrarse bajo supervisión médica.

¿Qué debo hacer si sufro una reacción adversa después de la vacunación?

Las reacciones adversas provocadas por las vacunas que se utilizan para la COVID-19 suelen ser carentes de gravedad y de intensidad leve o moderada, desapareciendo a los pocos días tras la vacunación.
Si excepcionalmente tras la vacunación surgen reacciones que persisten en el tiempo o cuya intensidad haga sospechar que sea una reacción adversa grave debe buscar atención sanitaria en su centro de salud u hospital de referencia, según la importancia de la reacción.
La presentación de problemas trombóticos se considera que son muy infrecuentes, no estando relacionados con ningún factor de riesgo.

¿Puedo hacer vida normal después de vacunarme?

Estamos en una situación de pandemia y no podemos evitar el riesgo de contagio al 100%. Por tanto, hasta que una proporción importante de la población esté vacunada, es vital que todas las personas, vacunadas y no vacunadas, sigan manteniendo las medidas de prevención ya conocidas para ayudar a proteger a los demás.
• Mantener la distancia interpersonal.
• Usar mascarilla.
• Higiene de manos.
Limitar el número de personas con las que nos reunimos.
• Elegir siempre que se pueda actividades al aire libre o en espacios bien ventilados.
Ventilación sistemática y frecuente de los espacios cerrados.
Guardar el aislamiento y la cuarentena cuando se prescriban, bien por ser diagnositcado de infección por Coronavirus (con o sin síntomas), bien por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con COVID-19.

¿Qué beneficios tiene vacunarse frente a la COVID-19?

Las vacunas protegen directamente a cada persona vacunada y también al resto de la población ya que reducen el número de personas que pueden contraer la enfermedad y contagiarla.
Cuantas más personas se vayan inmunizando, menor probabilidad habrá de que el resto (en particular los más vulnerables) se expongan al virus. Por eso es doblemente importante la vacunación.

¿Qué eficacia han demostrado las vacunas frente a COVID-19?

Los ensayos clínicos realizados han demostrado que dichas vacunas son eficaces y seguras para prevenir la COVID-19 en personas a partir de los 16 años (con vacuna Pfizer) y de los 18 años (con vacuna Moderna o AstraZeneca), después de haber completado la pauta.
La protección más elevada con la vacuna Comirnaty, de Pfizer/BioNTech, se obtiene transcurridos 7 días después de la segunda dosis; con la vacuna anti-COVID-19 de Moderna 14 días después de la segunda dosis; con la vacuna de AstraZeneca 15 días

¿Protege la vacuna del coronavirus contra las nuevas variantes?

Las nuevas variantes han surgido por mutaciones puntuales en el genoma del virus, surgidas al azar. La circulación de las diferentes variantes del SARS-CoV-2 suscita preocupación sobre la efectividad de las vacunas que se han autorizado.
Los resultados de los análisis realizados hasta el momento apuntan a que las actuales vacunas mantienen, en general, su eficacia protectora frente a las nuevas variantes.

¿La variante británica ha aparecido porque han sido los primeros en vacunarse?

No. Reino Unido empezó la campaña de vacunación el 8 de diciembre, convirtiéndose en el primer país occidental en distribuir una vacuna frente a la COVID-19. Sin embargo, la variante identificada en Reino Unido estaba circulando al menos desde septiembre, mucho antes de empezar a vacunar.

¿La vacuna contra la COVID-19 puede hacer que contraiga la COVID-19?

No. Ninguna de las vacunas contra la COVID-19 contiene el virus vivo que causa la COVID-19. Por lo tanto, no existe la posibilidad de que podamos infectarnos simplemente por haber sido vacunados.

¿Por qué hay personas que se infectan pese a estar vacunadas?

Para lograr una protección efectiva son necesarias dos dosis separadas por un intervalo de tiempo. El organismo necesita siempre unos días desde la administración de la vacuna hasta que se genera la respuesta inmunitaria. Por lo tanto, las personas pueden infectarse en esa ventana temporal entre dosis si se ha estado en contacto con un caso positivo y se encuentra en periodo de incubación de la enfermedad.
Además, siempre habrá un pequeño porcentaje de personas en el que la vacuna no resulte eficaz (en torno a un 5% según los estudios de eficacia de las vacunas actualmente disponibles) lo que supone un porcentaje muy bajo en comparación con el de las personas que estarán protegidas.

¿Las vacunas basadas en ARN mensajero alteran nuestro genoma (nuestro ADN)?

No. Ambas vacunas (vacuna de Pfizer y de Moderna) se basan en la administración de un fragmento de material genético del virus. Al no contener virus vivos ni genoma completo, la vacuna no tiene capacidad replicativa y no puede producir la enfermedad. De forma natural, el ARNm se suele degradar alrededor de las 48 horas.

¿Las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección a largo plazo?

Es pronto para saber si las vacunas contra la COVID-19 proporcionarán protección suficiente a largo plazo. Se requieren más investigaciones y una mayor ventana temporal para responder a esa pregunta.
Los datos disponibles sugieren que la mayoría de las personas que se recuperan de la COVID-19 desarrollan una respuesta inmunitaria que ofrece al menos alguna protección contra una nueva infección, si bien aún se está tratando de determinar la intensidad y duración de esa protección.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la vacuna contra la COVID-19?

La vacuna solo está contraindicada en personas que hayan presentado una reacción de hipersensibilidad grave (de tipo anafiláctico) o una reacción alérgica inmediata de cualquier gravedad a una dosis previa de vacuna de frente a la COVID-19 o a alguno de los componentes de la vacuna. Puede consultarse la lista de ingredientes de cada vacuna en los prospectos publicados en la web del Centro de Información online de Medicamentos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios:

Ver fichas de vacunas >>>

En personas con alergias a otras vacunas o medicamentos con otros componentes diferentes no presentes en la vacuna COVID-19, la vacuna debe administrarse con precaución. Debe observarse a estas personas durante 30 minutos tras la vacunación. La vacunación no está contraindicada en personas con alergias alimentarias, a animales, insectos, alérgenos del ambiente, látex u otras alergias. Tras la administración de la vacuna debe observarse cualquier posible reacción durante al menos 15 minutos.

¿Puedo transmitir la COVID-19 después de recibir la vacuna?

Las vacunas se han probado en ensayos clínicos para medir la protección que proporcionan frente a la enfermedad con síntomas. A partir de los datos de eficacia disponibles siempre habrá un pequeño porcentaje de personas en el que la vacuna no resulte eficaz (en torno a un 5% según los estudios de eficacia de las vacunas actualmente disponibles).
La vacuna frente a la COVID-19 protege de desarrollar un cuadro grave en caso de enfermar, pero no hay seguridad de que las personas vacunadas no puedan infectarse y transmitir el virus a otras personas.
Por todo ello es muy importante que una vez vacunado se siga cumpliendo con las mismas medidas de prevención que si no estuviera vacunada:
• Mantener la distancia interpersonal.
• Usar mascarilla.
• Higiene de manos.
• Limitar el número de personas con las que nos reunimos.
• Elegir siempre que se pueda actividades al aire libre o en espacios bien ventilados
• Ventilación sistemática y frecuente de los espacios cerrados.
• Guardar el aislamiento y la cuarentena cuando se prescriban, bien por ser diagnositcado de infección por Coronavirus (con o sin síntomas), bien por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con COVID-19.

CUANDO ME VAN A VACUNAR

¿Cuándo me van a llamar para vacunarme?

El turno de vacunación en la Comunidad de Madrid está basado en la priorización aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y que figura en la “Estrategia de Vacunación frente a Covid-19 en España” accesible en esta web, donde se podrá encontrar los grupos que se están actualmente vacunando en la Comunidad de Madrid, en el apartado de “plan de vacunación por grupos de población”.
A partir del 26 de mayo se pone en marcha la aplicación de autocita. Estará disponible inicialmente para algunos grupos de población y se irá ampliando de manera progresiva. Consulte en el siguiente enlace qué grupos de población pueden en la actualidad pedir autocita. 

¿Cuándo se va a vacunar a las personas con enfermedades crónicas?

Las personas con enfermedades crónicas (diabetes, enfermedades cardiovasculares, EPOC, etc…) serán abordados conforme se vaya vacunando a su grupo de edad (ver apartado de “Plan de vacunación por grupos prioritarios” de esta página.
Excepto si la persona padece alguna de las condiciones incluidas en el grupo prioritario 7 de la Estrategia de vacunación frente a COVID-19. Este grupo se refiere a: Trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y lista de espera para trasplante de órgano sólido, tratamiento sustitutivo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal), enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia citotóxica, metastásico o con radioterapia por tumores de localización torácica con riesgo de neumonitis, inmunodeficiencias primarias, infección con el VIH con menos de 200cél/ml a pesar de TAR eficaz y carga viral indetectable y síndrome de Down con 40 y más años de edad. En estos casos, las personas de 70 o más años de edad se vacunarán en el centro sanitario con el que contacten en primera instancia, para optimizar las oportunidades de vacunación. Las personas menores de 70 años, están siendo citadas desde los hospitales en los que están siendo tratados.

Soy mutualista o desplazado y no me han llamado para vacunarme.

Todas las personas residentes en la Comunidad de Madrid que deseen ser vacunados recibirán la vacuna, de acuerdo con su edad y los criterios recogidos en la Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España.
En la citación de los grupos a vacunar se incluyen los ciudadanos con tarjeta sanitaria y también aquellas personas con aseguramiento diferente al Servicio Madrileño de Salud (mutualistas de ISFAS, MUFACE, MUGEJU y otros como desplazados desde otras CCAA con estancia prolongada, etc.).
En el caso de mutualistas, son las mutualidades las entidades responsables de facilitar listado de asegurados con datos de filiación y contacto actualizados (importantes la fecha de nacimiento, el domicilio y teléfono de contacto). Por ello en caso de querer informar sobre alguna modificación en los datos hay que hacerlo directamente con la Mutualidad (ISFAS, MUFACE o MUGEJU).

SEGURIDAD DE LAS VACUNAS

¿Son seguras las vacunas?

Las vacunas disponibles han pasado un proceso riguroso de investigación y desarrollo (Fases I, II y III). Esto ha determinado la autorización de su uso por las Agencias Regulatorias de Medicamentos de Uso Humano. Tras su aprobación y uso a nivel poblacional se inicia la fase IV de farmacovigilancia, en la que se sigue estudiando su seguridad.
Los efectos adversos más frecuentemente observados han sido reacciones locales, fatiga, dolor de cabeza, dolores musculares y de las articulaciones, escalofríos y fiebre, siendo menos frecuentes en personas de 55 y más años.
Al igual que con todas las demás, las vacunas frente a la COVID deben administrarse bajo supervisión sanitaria.

¿No ha sido demasiado rápido el proceso de elaboración de la vacuna?

La celeridad con la que se han diseñado, fabricado y administrado las primeras vacunas ha sorprendido tanto que puede producir recelo sobre su seguridad. La realidad es que se han cumplido todos los protocolos y fases habituales en estos procedimientos. Además, todos los resultados de los ensayos clínicos son públicos y se pueden consultar.
Las principales razones por las que estas vacunas se han desarrollado más rápido que otras son las siguientes:
• Existe una gran cantidad de información sobre virus similares.
• Se están usando prototipos de vacunas preexistentes.
• Hay solapamiento de las fases clínicas.
• Se ha comenzado la fabricación a gran escala de millones de dosis antes de tener la aprobación de las agencias reguladoras.
• Se ha realizado una inversión económica sin precedentes tanto de instituciones públicas como privadas.
• Ha sido fácil y rápido conseguir miles de ciudadanos voluntarios.
• Se han agilizado trámites burocráticos.

Después de conocer la noticia de los casos notificados de trombosis tras la vacunación con AstraZeneca me han surgido numerosas dudas en relación con esta vacuna:

Si tengo problemas de coagulación de la sangre, antecedentes familiares o personales de trombocitopenia (disminución en el número de plaquetas de la sangre) o factores de riesgo de trombosis, ¿me puedo vacunar?

Sí, puede vacunarse. Por el momento no se ha identificado ningún factor que predisponga o contribuya a desarrollar este acontecimiento adverso. Por lo que no se recomienda adoptar medidas especiales en ningún grupo concreto.
Los pacientes con coagulopatías que cursan con trombocitopenia pueden consultar con su hematólogo.

¿Es aconsejable tomar anticoagulantes o antiagregantes antes o después de la administración de esta vacuna?

No, el uso de antiagregantes o anticoagulantes no está recomendado en absoluto en personas que no utilizaban previamente este tipo de medicamentos por una circunstancia o enfermedad previa a la vacunación.

¿Hay algún síntoma ante el que haya mostrarse especialmente atento tras la vacunación y acudir al médico en caso de que aparezca?

Tenga presente que tras la vacunación es frecuente que aparezca: dolor de cabeza, malestar general, febrícula, dolor muscular, náuseas y vómitos. Ante estos síntomas no hay que hacer nada especial ya que suelen durar tan solo unos pocos días y pueden tratarse con paracetamol. Si el cuadro es persistente y no se resuelve de forma espontánea en unos días, puede consultar con un profesional sanitario.
Deberá por el contrario mostrase atento ante la aparición de determinados síntomas, denominados de alarma, ya que su aparición hace aconsejable consultar con su médico de la manera más inmediata posible: dificultad para respirar; dolor en el pecho; hinchazón de piernas; dolor abdominal persistente; dolor de cabeza intenso o persistente que empeora al tumbarse y es máximo por la mañana, al despertar; visión doble, dificultad para caminar o hablar; pérdida de fuerza o de sensibilidad; aparición de múltiples pequeños hematomas en la piel (lo que se conoce con el nombre de petequias) en un lugar diferente al de la vacunación.

CÓMO SOLICITAR CERTIFICADO COVID DIGITAL DE LA UNIÓN EUROPEA

Accediendo a la siguiente dirección electrónica (https://sede.mscbs.gob.es/) veremos la página del ministerio de sanidad, consumo y bienestar social, y tal y como podemos ver en la imagen a continuación en esta primera página tenemos la solicitud del Certificado COVID Digital de la UE.

Al pulsar sobre el enlace superior accedemos a la página para solicitar dicho certificado.

  • Para acceder a la solicitud, necesitarás tener un Certificado digital o Cl@ve permanente. La Cl@ve permanente deberá confirmarse con otro código temporal que se te enviará al móvil, por lo que es necesario que tengas informado tu número de móvil en Cl@ve.
  • Para firmar la solicitud, necesitarás Cl@ve Firma o el programa Autofirma.
  • En caso de representar a otra persona, necesitarás los datos del solicitante: Documento de identidad, nombre y apellidos, fecha de nacimiento, comunidad autónoma, número de tarjeta sanitaria y documento acreditativo de tutela o curatela.

Cuando pulsamos el marco de Acceso por certificado lo primero que nos aparecerá será una ventana para seleccionar el certificado digital con el que queremos acceder a dicha opción en caso de tener varios certificados instalados en nuestro ordenador, debemos seleccionar el certificado digital con el que queremos solicitarlo (y en caso que se nos requiera, deberemos conceder permisos para acceder a nuestra clave privada del certificado) y nos llevará a un formulario que deberemos cumplimentar con los datos que faltan.

Por defecto toma los datos del certificado que son; Tipo de documento de identidad (NIF), Número del documento de identidad, Nombre, primer apellido y segundo apellido.

Deberemos cumplimentar :

  • nuestra fecha de nacimiento,
  • la comunidad autónoma que ha expedido nuestra tarjeta sanitaria
  • El CIPA (Código de Identificación Personal Autonómico) El CIPA estará situado o en la mitad superior central o en la mitad superior derecha de la tarjeta, dependiendo de lo antigua que sea ésta. el CIPA tiene 10 númerosy se trata de un elemento que identifica de manera inequívoca a cada uno de los usuarios del Servicio Madrileño de Salud.

En la imagen de la izquierda podemos ver un ejemplo de una de las tarjetas sanitarias y la localización de dicho número, pero dado que pueden existir diferentes formatos de tarjetas dependiendo de su antigüedad aquí dejamos un enlace para poder localizar su número CIPA en su tarjeta sanitaria.

 – Tipo de certificado que solicitamos:

    • Certificado de vacunación
    • Certificado de recuperación
  • Lugar de administración de la última dosis
  • Responder a la pregunta de si disponemos de la pauta completa.

Además se nos solicitará una dirección de correo electrónico donde se nos comunicará la información necesaria. Además de dar el consentimiento

Una vez que pulsamos sobre el botón aceptar, nos pasará a una nueva ventana donde se nos avisará que deberemos de seleccionar el sistema de firma que vayamos a utilizar (Cl@ve Firma o Autofirma), en nuestro caso utilizaremos el programa Autofirma (que previamente tendremos que tener instalado en nuestro equipo o podremos pulsar en un enlace para descargarlo e instalarlo)

Nos aparecerá una ventana para seleccionar el certificado electrónico con el que vamos a realizar la firma en el caso que tengamos varios para seleccionar el correspondiente (creemos que si sólo hay un certificado digital instalado en la sesión del usuario con el que estamos accediendo al equipo no muestra ninguna ventana para seleccionar el certificado) y luego deberíamos conceder permiso de acceso a dicho certificado en caso de tener configurado así el equipo (es lo habitual, por defecto) para que cuando se vaya a acceder a los certificados digitales se nos avise de este hecho y podamos dar nuestro permiso.

Si hemos realizado bien todo el proceso al finalizar estos pasos nos mostrará una ventana indicándonos que la solicitud se ha realizado correctamente y desde donde podremos descargarnos si lo deseamos un justificante de nuestra solicitud por si posteriormente tuviéramos que reclamar si no nos llegase dicho certificado.

Este justificante no tendrá ninguna validez y servirá sólo a efectos de acreditación de dicha solicitud.

Normalmente en nuestras solicitudes al cabo de 24 horas nos ha llegado un email a la dirección de correo que pusimos en el formulario de solicitud donde tendremos enlaces para acceder a la página de notificación electrónica para poder descargar dicho certificado.

A continuación, imagen del formato de email recibido con las instrucciones para descargarnos nuestro certificado.

Para descargarnos nuestro certificado deberemos de volver a acceder a la sede electrónica del ministerio de sanidad y autentificarnos otra vez de nuevo con el sistema de identificación que tengamos (C@ve firma o Certificado digital)

A continuación, en la siguiente imagen podemos ver el formato de dicho certificado que contiene un código QR para que quien lo requiera pueda verificar la autenticidad de dicho certificado.

CONTACTO

CLÍNICA – Calle Nardo 1
OFICINA TÉCNICA – Calle Nardo 4
28029 – Madrid
Tel: 91 378 81 16

Email: admon@emesaprevencion.com

CERTIFICACIONES

iso 9001    iso 9001    iso 45001

COMPROMETIDOS CON:

iso 9001   iso 9001 iso 9001